www.diariocritico.com

Hablan de "exclusión, confusión y efecto disuasorio" que perjudicará a los estudiantes

Los rectores de las universidades cargan contra Educación por la 'ausencia de diálogo' sobre las becas

Los rectores de las universidades cargan contra Educación por la "ausencia de diálogo" sobre las becas

viernes 21 de junio de 2013, 09:44h

Los rectores de las universidades españolas ha lamentado este viernes lo que califican de "ausencia de diálogo" por parte del Ministerio de Educación con las instituciones universitarias en lo que se refiere a las  becas y ayudas al estudio para el curso 2013-2014

La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) ha emitido un informe sobre el Proyecto de Real Decreto por el que se establecen los umbrales de renta y patrimonio familiar y las cuantías de las becas y ayudas al estudio para el curso 2013-2014 y se modifica parcialmente el Real Decreto por el que se establece el régimen de las becas y ayudas al estudio personalizadas. 

Los rectores critican la "ausencia de diálogo" y la "falta de comunicación" por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD)  respecto al nuevo enfoque del en torno a las becas, a pesar de las peticiones formales realizadas y lamentan haber tenido que enterarse a través de "una noticia filtrada en la prensa, sin tener conocimiento previo ni siquiera de la orientación que el Real Decreto iba a tener".

Advierten del "efecto excluyente y disuasorio" del proyecto

Entre las consideraciones del informe emitido por la CRUE destaca su creencia en que "la aplicación de los nuevos requisitos académicos junto con el cambio de modelo en la asignación económica pueden conducir a un efecto excluyente y disuasorio tanto para el acceso como para la continuación en los estudios superiores". 

Aseguran que existe una contradicción con "el deber constitucional de garantizar la igualdad en el acceso a los estudios superiores" que invoca el propio preámbulo del Real Decreto. 

"Va en contra de los colectivos más vulnerables en riesgo de exclusión, a los que se les exige un esfuerzo mucho mayor que a los demás estudiantes. En definitiva, se exige más rendimiento a quien tiene menos recursos y posibilidades", aseveran.

Abogan por "no confundir" las becas asistenciales con las de excelencia académica

Los rectores dicen compartir "la filosofía de reforzar positivamente a los estudiantes con mejores rendimientos" pero al mismo tiempo expresan la creencia que que "no deben mezclarse ni confundirse las becas de carácter asistencial como instrumento de integración y promoción social, con las de excelencia académica. Unas no deberían excluir a las otras, y el sistema puede, y debe, reconocer ambas".

Alertan de que reducir de forma general las cuantías de las becas, los umbrales económicos y endurecer los requisitos académicos "impiden el acceso a la beca de muchos estudiantes". 

A eso se sumará, insisten, en que se producirá "un número importante de abandonos de estudiantes próximos a finalizar sus estudios, generando una indeseada ineficiencia en el sistema universitario (especialmente, en el público)".

También creen que se generará "un enorme problema" con aquellos estudiantes que disfrutan actualmente de beca de movilidad, sustituyendo la anterior componente específica por una denominada "residencia del estudiante durante el curso escolar", cuya cuantía fija es notablemente inferior. 

En este sentido advierten que la reducción de las cuantías provocará "un efecto de localismo, que es esencialmente contrario al impulso de la movilidad estudiantil que fundamenta el Espacio Europeo de Educación Superior" y el perjuicio será aún mayor para los estudiantes de zonas rurales o zonas urbanas que no dispongan de universidad, "al tener mucho más difícil su acceso a la universidad".

Se vulnera el principio de seguridad jurídica

La fórmula utilizada para el cálculo de la cuantía variable, señalan, "vulnera claramente el principio de seguridad jurídica, puesto que el estudiante no conocerá el importe total de la beca hasta que esté prácticamente finalizando el curso académico, produciendo sin duda una retracción importantísima entre los estudiantes con rentas más bajas o que deban desplazarse de sus domicilios". 

Los importes fijos, dicen, no garantizan la continuidad en los estudios universitarios de estudiantes con rentas bajas, y la limitación del importe variable a la disponibilidad presupuestaria tampoco garantiza el acceso a las becas de estas personas más vulnerables.

"La política de becas debe considerarse como una inversión en el futuro de la sociedad española y una garantía de equidad y progreso social de las personas más desfavorecidas", sentencias los rectores que apelan a "la senda que España inició en los años 80 y que ha mantenido de modo continuado hasta ahora, independientemente del color político del gobierno" como "ejemplo en el sistema universitario europeo", que es mencionado con frecuencia como "equitativo e igualitario que concede oportunidades a las personas más desfavorecidas".

"Estamos profundamente preocupados", aseguran porque, si se aprobase, "debilitaría seriamente la función social de la educación superior en España, más teniendo en cuenta que estamos aún lejos de la media de la OCDE de inversión en becas respecto al PIB" por lo que expresan el "rechazo" al nuevo modelo del Ministerio aunque expresan su "ofrecimiento a colaborar" y a "dialogar".

Lea también:

- Castilla-La Mancha "satisfecha" con la marcha atrás de Wert sobre las becas

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios