www.diariocritico.com
Gordillo, 'Malillo' y el Mariscal Stalin

Gordillo, "Malillo" y el Mariscal Stalin

martes 22 de octubre de 2013, 08:01h
No quiero que se me malinterprete, pero hay un refrán español que afirma que "quien nace lechón, muere cochino", y son muchos los políticos de pata negra que lo corroboran habitualmente cada vez que abren la boca para gruñir, sobre todo aquellos que defienden unas ideologías totalitaristas ancladas en el pasado más tétrico y aborrecible de la humanidad. En Andalucía tenemos alguno de estos ejemplares que han subido como la espuma en los últimos tiempos consiguiendo altos puestos en la organización del Estado cuyos sueldos se los pagamos todos los españoles, incluso aquellos a los que estos individuos no dudarían en encerrarlos de por vida en un gulag por no compartir sus ideas. IULV-CA tiene un representante andaluz en el Senado, de nombre José Manuel Mariscal que, es a su vez secretario general del PCA y, haciendo honor a su apellido, se cree la reencarnación de otro conocido generalísimo ruso por el que debe sentir verdadera veneración, José Stalin, y suele arengar a las masas con soflamas revolucionarias más propias de la denostada dictadura del proletariado de su antecesor que del Estado de Derecho del siglo XXI en el que vivimos. La última "boutade" del tal Mariscal es la de hacer un llamamiento a "derribar al Gobierno del PP desde las calles" por no estar de acuerdo con la ley de la reforma local. Como se ve, al senador Mariscal del PCA, como a Stalin o Beria, otros conocidos mariscales soviéticos, le da igual lo que voten libremente sus conciudadanos y se la trae al pairo el resultado de las elecciones y lo que decidan las urnas. La calle es suya y de sus camaradas, como diría en sus buenos tiempos Manuel Fraga.

Con todo, lo peor de este asunto no es lo que haya dicho el Mariscal de campo del PCA, que no es sino un bocazas con ínfulas senatoriales, sino el respaldo público que han tenido sus palabras de su superior jerárquico, el coordinador general de IULV-CA y sucesor del vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, en el cargo, Antonio Maíllo quien ha asegurado que el Gobierno de Mariano Rajoy "no puede seguir gobernando", pues está "enfangado por la corrupción". Por estas razones el PP no se tiene que "escandalizar hipócritamente, como beata de pueblo" por unas declaraciones, las de Mariscal, que "me parecen impecables", ya que, ha añadido, que."decía verdades como templos". Hombre. se comprende que Maíllo no quiera desautorizar a su senador y le siga la corriente, pero la apostilla que ha hecho sobre la corrupción no parece muy de recibo. Es ver la paja en el ojo ajeno y o ver la viga en el propio. Porque, digo yo que, si Rajoy no puede seguir gobernando por estar enfangado en la corrupción, tampoco podría seguir su ex jefe Valderas de vicepresidente de la Junta de Andalucía junto a Susana Díaz despues de que la juez Mercedes Alaya haya imputado en el fraude de los EREs a más de una treintena de presidentes, consejeros y altos cargos que han dilapidado no treinta, sino cientos y cientos de millones de euros del erario públco andaluz. Y si hablamos de camaradas de IULV-CA, podemos citar desde los jamones de Valderas a los autobuses de Sánchez Gordillo pagados con dinero de Marinaleda, pasando por las mariscadas y los enjuagues del portavoz municipal, en Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos. A Maíllo -algunos le llaman "Malillo"- solo le ha faltado hacer un llamamiento a los sindicatos hermanos, CC.OO. y UGT, para que se sumen a la algarada y saquen a sus liberados a la calle con el fin de derrocar al Gobierno de Rajoy. Eso sí, a Susana, ni tocarla que es la que nos da de comer.

Y es que en todas partes cuecen habas. Mientras en Europa el Tribunal de Estraburgo echa para atrás la llamada doctrina Parot, siguiendo al pie de la letras el "buenismo zapateriano"·y teniendo en cuenta más los "derechos humanos" de los asesinos terroristas que el sufrimiento y el dolor de las víctimas y sus familiares, aquí abajo, al sur del sur, la Justicia sigue siendo tomada, como diría Pedro Pacheco, por un verdadero cachondeo. Así, el secretario general de UGT-Andalucía, Francisco Fernández Sevilla, ha vuelto a reivindicar la "militancia activa sindical frente a la campaña muy bien orquestada que, en su opinión, padece su

organización, con ramificaciones políticas, económicas y mediáticas, con el fin de desprestigiar al sindicato". Es decir que Fernández Sevilla vuelve a pedirle a sus liberados que acudan ante el Juzgado número 6 de Sevilla para montar otro numerito coactivo y seguir insultando a la juez Mercedes Alaya. Es lo que une a Mariscal, Maillo y Sanchez Gordillo con Fernández Sevilla y Paco Carbonero. Todos ellos se creen propietarios de unas calles que deberían de ser de todos por más que sus afiliados y simpatizantes las ocupen cada dos por tres haciéndole la vida imposible a la mayoría de los ciudadanos. Y algunos de ellos sueñan, además, con poder derrocar gobernos legítimos ocupando calles, plazas, fincas y supermercados. Es lo que hay. Y lo peor es que, según todas las encuestas, cada vez van a tener más poder. Agárrense que vienen curvas.


Lea también:
- Abren diligencias a Sánchez Gordillo por usar fondos municipales para ocupar fincas
- Andalucía Crítica>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios