www.diariocritico.com
El patio de mi casa

El patio de mi casa

jueves 31 de octubre de 2013, 19:16h
¡Qué me aspen si entiendo lo que está pasando en la perturbada España de las Autonomías! Dicen los notarios de la actividad económica que debemos novecientos mil millones de euros a los prestamistas locales e internacionales, que nos vamos a gastar un seis por ciento más de lo que seremos capaces de recaudar y que muchas de nuestras Comunidades patrias están en la ruina. Verdades como puños que algunos gobernantes no quieren entender por mucho que resuenen en sus atolondradas cabezotas. Mi propia abuela, que no entendía un pepino de balances contables, cuadraría mejor las cuentas que muchos de los dichosos expertos financieros afincados en las administraciones regionales. Sumaba los sueldos que entraban en casa, pagaba los gastos fijos y repartía lo que quedaba en consumos variables. Cuando la soldada no llegaba para satisfacer tantos compromisos domésticos, compraba menos condumio y añadía más patatas al guiso. Si la situación se complicaba, desdicha muy frecuente en aquellos años de privaciones, negociaba de fiado y pagaba en cómodos plazos. Así de sencillo. Nunca supe muy bien cómo conseguía ahorrar un dinerito para imprevistos, secreto del buen hacer que se llevo a la tumba.

Ciertos presidentes autonómicos nada aprendieron de las buenas costumbres de sus ancestros, quizás porque los suyos no afrontaron las mismas dificultades que los nuestros; incompetencia comprobada que va camino de convertirse en una característica que iguala a la mayoría de los caudillos del Partido Popular. Ahora les ha dado por repartir caramelos y globos de colores entre los ciudadanos más próximos, regalías caritativas que se reparten con una prodigalidad asombrosa. El Presidente de Extremadura, apoyándose en una banda de izquierdistas vergonzantes, fue el primero que anunció una rebaja de los impuestos que allí se abonan. Alucinado, quizás por la ingestión de tanto populismo barato, decidió regalar a los suyos una pequeña limosna impositiva, olvidándose de las carencias que sufre la región que le vio nacer, una tierra entrañable que aun precisa del apoyo solidario del resto para desarrollarse como corresponde. De inmediato se sumó a tal disparate el Presidente de Galicia, más preocupado por estas lindezas demagógicas que por el desmantelamiento de la industria gallega o la fuga de sus juventudes a parajes más prometedores. El Presidente de Cantabria, aquel que se lamentaba de los malos tiempos que le habían tocado en suerte, se apunto al desatino y pasó después el testigo a su colega de la comunidad Valenciana, un gestor tan extraordinario que las pasa canutas para pagar la luz de su propio despacho.

El último  que se ha colocado en la fila de los corredores, más dispuesto que nadie, no podía ser otro que  el Presidente de Madrid. El señor González, generador de mareas populares contra su política de recortes y privatizaciones, acaba de legislar en sus presupuestos una rebaja de los impuestos locales. Resulta paradójica tal propuesta después de pedir al Gobierno de Rajoy que  le permita endeudarse en los mercados internacionales. Regala el dinero que no tiene a los que más declaran y luego extiende su mano pedigüeña dentro y fuera de nuestro país. Aseguran los regidores del PP, justificándose sibilinamente, que donde mejor está el dinero de los contribuyentes es en su propio bolsillo, razonamiento que todos compartiríamos si no fuera tan incierto como maniqueo, ya que el prometido ahorro impositivo incrementará las posibilidades de los que más tienen y no sacará del apuro a los que se buscan la vida cada mañana. Aquellos que puedan financiarse todo lo que necesitan apenas notaran el descuento contributivo, pero los colectivos damnificados por la crisis seguirán denunciando la precariedad  que padecen y de nada les valdrá la pequeña propina que supondrá para ellos el abaratamiento fiscal.

Mariano Rajoy debería reunir a sus barones y recordarles aquella  canción infantil que decía: "el patio de mi casa es particular, se moja cuando llueve como los demás".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios