www.diariocritico.com
Alea jacta est; y ahora, a trabajar

Alea jacta est; y ahora, a trabajar

lunes 03 de marzo de 2014, 09:21h
Moreno no se puede quejar. Quería respaldo y lo tuvo no sólo de los compromisarios que casi por unanimidad apoyaron su Ejecutiva, sino por la pana mayor del Gobierno. Sevilla se convirtió el domingo en un puerto en el que desembarcaron de golpe todos los pesos pesados del PP en un singular apoyo al nuevo y flamante presidente del PP andaluz. Nada más y nada menos que el presidente del Gobierno y del partido, Mariano Rajoy, la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, cinco ministros y algún que otro presidente de comunidad acudieron al Palacio de Exposiciones y Congresos hispalense para mostrar su total respaldo a la nueva figura emergente de la política andaluza, Juanma Moreno. Por extraño que parezca, después de semanas de pulsos y críticas, de descalificaciones y puñaladas traperas, de presiones y amenazas, han desaparecido de un golpe las banderías que pugnaban por hacerse con el poder en Andalucía.

Si ha habido alguna nota disidente o al menos discordante en Sevilla ha sido la de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, cuyas palabras en la inauguración del XIV Congreso sonaron frías y distantes. Incluso el gran perdedor de este pulso, José Luis Sanz, a quien sus principal valedora dejó solo y vendido a última hora, tuvo la gallardía de despedirse elegantemente y sin alaracas de su puesto y, aunque su rostro no podía ocultar el rictus de tristeza y decepción, se puso a disposición de su contrincante "para lo que hiciese falta". Algo que le honra después de lo que ha tenido que aguantar todo este mes de febrero de muchos de los que decían apoyarle. Sanz ha sido una mera marioneta manejada desde Ferraz que, una vez desautorizado por el gran timonel, ha quedado arrinconada en el baúl de los recuerdos. Todo una desperdicio el desaprovechar ahora su trabajo y entrega, sus conocimientos de la política andaluza y las claves internas de un partido que conoce a la perfección. Si Moreno apuesta por la unidad del partido y limar las diferencias debería aprovechar todas sus bazas disponibles. No hacerlo sería dejar abierta una puerta al resentimiento y la venganza.

En fin, que alea jacta est, la suerte está echada y bendecida por el césar Rajoy y no hay nada más que hablar. Llegó el comandante y mandó callar. Es lo que hay, le pese a quien le pese. Juan Manuel Moreno Bonilla es, desde el 2 de marzo de 2014, la cabeza visible y única del partido más votado en Andalucía en las tres últimas elecciones celebradas, municipales, generales y autonómicas. Su figura, todavía bastante desconocida por sus paisanos, concita elogios internos por su capacidad para conectar con los ciudadanos, su desparpajo oratorio y sus ambiciones electorales. Su primer reto no está lejano. En la campaña para las próximas eleccions europeas del 25 de mayo podrá demostrar su valía y si sus valedores han encontrado una perla que iguale y mejore lo conseguido por uno de sus padrinos, Javier Arenas, el último candidato del PP a la Presidencia de la Junta que logró el hito histórico aunque pírrico de ganarle al PSOE en su cortijo electoral. Rajoy ha sido taxativo y claro: "El reto es San Telmo". Un reto harto complicado que puede costar sangre, sudor y lágrimas al nuevo candidato popular que, para colmo, no puede fogearse en el Parlamento andaluz contra su contrincante. Su Ejecutiva es jóven y entusiasta, paritaria y curtida en el municipalismo. La renovación generacional ha llegado también al PP y esperemos que no sólo sea valorada por sus militantes sino por los millones de ciudadanos que son quienes, a la hora de la verdad, deciden con sus votos quién se sienta en San Telmo.

Ya tenemos el "quien", Juanma Moreno, y el "como", pateándose la comunidad desde Santa Elena a Tarifa y desde Ayamonte a Adra. Falta saber el "cuando" que está exclusivamente en manos de su principal oponente, Susana Díaz quien va a sopesar los pros y los contras de unas elecciones anticipadas para que se celebren en el momento en el que más le convega al PSOE. ¿El próximo otoño tras las primarias del PSOE? Mientras tanto el PP debería cuidar mucho las formas y apoyar sin fisuras y con todos los medios a su alcance a su candidato andaluz porque nos esperan un par de año de citas electorales en las que el papel de Andalucía es crucial para que los populares puedan renovar sus ultimos triunfos. Ya veremos si toda la parafernalia exhibida este fin de semana en Sevilla se difunde por todos los rincones de Andalucía y demuestra que ha valido la pena tanta espera y tantos enfrentamientos. El futuro, y no solo del PP, sino de buena parte de esta comunidad, está en manos ahora de Juanma Moreno. Esperemos que cumpla. 

Lea Andalucía Crítica>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios