www.diariocritico.com

Desde este viernes

Toledo exhibe la exposición más importante realizada nunca sobre El Greco

jueves 13 de marzo de 2014, 14:07h

La exposición más relevante e importante que ha habido nunca sobre El Greco, presentada hoy en el Museo de Santa Cruz y en otros cinco edificios de Toledo que conservan sus cuadros, muestra 125 de las alrededor de 300 pinturas del griego que hay en todo el mundo.


  • EFE

  • Muchacho encendiendo una candela

    Muchacho encendiendo una candela
    Diariocrítico de Castilla-La Mancha

  • Montaje audiovisual en el Museo de Santa Cruz

    Montaje audiovisual en el Museo de Santa Cruz
    Diariocrítico de Castilla-La Mancha


  • Diariocrítico de Castilla-La Mancha

  • La Sagrada Familia con Santa Ana

    La Sagrada Familia con Santa Ana
    Diariocrítico de Castilla-La Mancha

El presidente de la Fundación El Greco 2014, Gregorio Marañón, y el comisario de la exposición 'El griego de Toledo', Fernando Marías, han presentado a numerosos periodistas españoles y extranjeros, esta exposición que será inaugurada el viernes por la Reina.

'El griego de Toledo' es la gran exposición del año en que se conmemora el cuarto centenario de la muerte del Greco, pero también es "la exposición más relevante, más importante, más significativa que se ha hecho nunca sobre nuestro pintor", ha subrayado Marañón quien ha destacado el "mérito" de organizarla en la "travesía de la crisis". De hecho el 85% de la financiación de la muestra - en torno a los dos millones de euros- procede de la iniciativa privada y el resto se reparte entre los fondos públicos y aquellos derivados de la venta de entradas, merchandising... durante la celebración del evento.

"Los colores del Greco nos comen"

Gregorio Marañon presidente de la Fundación El Greco 2014  aseguraba que "solamente Toledo podía celebrar esta exposición" mientras que el comisario de la muestra Fernando Marías asegura que es "la que no se pudo hacer hace un siglo", coincidiendo con el III Aniversario de la muerte del pintor cretense.

Desde entonces, el concepto sobre el pintor y su obra ha cambiado mucho. "Ahora el caudal informativo es enorme", después de que en las distintas épocas de la historia "se construyeran los 'Grecos' que cada cual deseaba" según Marías porque  fue "un objeto de deseo" de la izquierda, de la derecha, del catolicismo o de la iglesia ortodoxa... "Hasta 1970  fue un autor en blanco y negro", no sólo por la imagen proyectada del artista sino porque los cuadros estaban sucios y deteriorados en muchos casos, aseguraba el comisario, pero ahora "los colores de El Greco nos comen".

En esta exposición, "se trata de que el espectador juzgue", de "darle la palabra al propio pintor" después de siglos de "apropiación" por parte de otros.

Museo de Santa Cruz, centro neurálgico de la muestra

La sede del Museo de Santa Cruz, en pleno casco de Toledo, es el centro de la muestra.

Ha sido dividida en cuatro secciones que nos presentan desde El Greco de los autorretratos y "con afán de presentarse" en muchas de sus obras, al recorrido por su primera época toledana, los lienzos religiosos que reflejan a un pintor activo, que intenta imponer sus criterios artísticos, pasando por los retablos que diseñó, según Fernando Marías, "con el objetivo de sorprender, de crear escenografías no vistas hasta la fecha" para finalizar la sala que presidente la Adoración de los Pastores, el cuadro que presidió el altar funerario del pintor en el toledano en Santo Domingo el Antiguo durante cuatro años, los únicos de los que se sabe, a ciencia cierta, acerca del paradero de los restos del pintor.

"El Greco fue un pintor de mundos alternativos. Pintaba lo invisible con los mimbres de lo invisible", aseguraba Marías. que se mostraba contundente al asegurar que "El Greco que conocemos en 2014 no es un Greco místico".

Los lienzos más 'esquivos' y difíciles de traer a Toledo

La exposición ha traído hasta Toledo "los cuadros de la diáspora" que llegarán a sumar hasta 125 procedentes de medio mundo y a la espera de la llegada, con retraso -se le espera el día 19 de marzo- de un cuadro que representa a San Pedro y a San Pablo y que aún permanece en el Museo del Hermitage de San Petersburgo. La crisis política en la zona ha provocado dificultades en su salida. 

Es sin duda, uno de los lienzos más difíciles de conseguir para la exposición toledana pero, los organizadores también han comentado las dificultades para traer una de las más pequeñas -en tamaño- joyas de la exposición en el Museo de Santa Cruz: El Tríptico de Módena que fue robado y después recuperado y que, según Marañón, era uno de los "inexportables" de Italia, aunque al final se ha conseguido y ocupa un lugar privilegiado en la muestra.

O la anécdota que tiene como protagonista al servicio diplomático español en Grecia que se ha tenido que batir el cobre para traer La isla de Silos hasta Toledo aunque, comentaban, haya tenido también mucho que ver el origen griego de la Reina Sofía. 

En el camino, al comisario de la exposición, Fernando Marías, le han quedado "muchas espinas clavadas". No se ha podido traer algunos lienzos, bien porque sus propietarios temían su deterioro, por su mal estado de conservación o incluso por ser demasiado grandes.

Y, por otro lado, matizaba Marañón, "no hemos querido entrar en el mercadeo de compensaciones económicas. Todos lo han entendido, menos una institución española" que no ha citado.

Los otros 'espacios Greco'

Hasta junio, junto al Museo de Santa Cruz, otros lugares toledanos comparten protagonismo en la gran exposición sobre el artista. En la desconocida Capilla de San José, de propiedad privada, podrán contemplarse en el altar mayor, San José con el Niño y La Coronación de la Virgen. 

Después, en el Convento de Santo Domingo el Antiguo, donde fuera enterrado al fallecer se encuentran las primeras obras del pintor al llegar a Toledo, un conjunto de lienzos y retablos que dejó entre 1577 y 1579.

En la iglesia de Santo Tomé se encuentra uno de los cuadros más visitados de Toledo en cualquier época del año. El entierro del conde de Orgaz se encuentra en esta iglesia que data del siglo XII, aunque modificada en el XIV.

Otro de los lugares para no perderse es el antiguo Hospital Tavera, uno de los edificios más importantes del Renacimiento y fruto del programa de renovación arquitectónica y urbanística del círculo de humanistas que rodearon al emperador Carlos V. Hoy es un palacio propiedad de la casa de Feria y alberga siete obras del pintor, entre las que destaca un Tabernáculo fechado en 1598.

Para terminar el recorrido, la Sacristía de la catedral de Toledo, recientemente restaurada, en la que luce en todo su esplendor El Expolio tras pasar por los talleres del Museo del Prado y de Rafael Alonso, por encargo del Cabildo catedralicio junto a parte del Apostolado del pintor.

Horarios y precios

Todos los espacios Greco que conforman la muestra abrirán desde este viernes de forma ininterrumpida de lunes a sábado entre las 10 y las 20 horas y los domingos de 10 a 14 horas.

La entrada al Museo de Santa Cruz cuesta 10 euros aunque existen tickets de tarifa reducida, de cinco euros, y gratuita en el caso de personas con discapacidad.

Para el resto de los espacios Greco, la entrada oscila entre los ocho euros que cuesta el acceso a la capilla de San José y a la Sacristía de la Catedral, pasando por las entradas entre seis y tres euros para el hospital Tavera (en función del tipo de visita), y los 2,50 euros que cuesta la entrada a la iglesia de Santó Tomé o el Convento de Santo Domingo El Antiguo.

También existen abonos con descuentos para esta y otras exposiciones a lo largo del año.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios