www.diariocritico.com

Los estudiantes se encaran con los violentos que trataron de 'reventar' las manifestaciones contra la ley educativa

>> Relativa calma, salvo incidentes aislados, más graves en el País Vasco y Navarra
>> Los estudiantes reclaman a los sindicatos que convoquen una huelga general de la enseñanza

jueves 27 de marzo de 2014, 16:11h
La segunda jornada de huelga estudiantil convocada por el Sindicato de Estudiantes ha transcurrido en relativa calma, salvo por ciertos incidentes violentos en el País Vasco y Navarra. En cambio, en las grandes manifestaciones de Madrid y Barcelona que contaron con la presencia de miles de estudiantes los extremistas fueron neutralizados por los propios manifestantes.

Sigue la información educativa en @DCEduca

  • María Fernández (MDO)


  • María Fernández (MDO)

En el campus de la Universidad Complutense de Madrid, escenario el miércoles de barricadas y enfrentamientos policiales, tuvo lugar el 'Pasacampus' con relativa calma. 

Si bien a primera hora los bomberos tuvieron que apagar algún contenedor ardiendo a la altura de la facultad de Filosofía -y en la Universidad Autónoma se registraron algunos destrozos en el mobiliario urbano-, los violentos no consiguieron 'reventar' las manifestaciones. 

Desde las 11:00h el 'Pasacampus' fue recorriendo las distintas facultades y recogiendo a grupos de estudiantes. Al llegar a Matemáticas y Química se incorporó un grupo más extremista que portaba bengalas y petardos con las caras tapadas. Al entrar en la facultad de Derecho esto ha sido reprochado por el resto de estudiantes y antes de llegar al Rectorado donde un importante despliegue de antidisturbios les impedía el paso, se han disuelto para evitar altercados.

Manifestación en Madrid

A continuación, alumnos de ESO, Bachillerato y FP -20.000, según el Sindicato de Estudiantes, y 1.000, según fuentes policiales- han marchado en defensa de la enseñanza pública, contra los recortes, la LOMCE y la subida de tasas, así como para pedir la dimisión del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, más becas y libros de texto gratuitos. 

La marcha, que ha transcurrido sin incidentes durante todo el trayecto desde la calle Atocha hasta la Puerta de Sol, se ha visto alterada al final del recorrido por un grupo de unos quince violentos, que ha intentado reventar la protesta agrediendo con palos a algunos manifestantes. Los organizadores, ayudados por trabajadores de Coca-Cola, los han echado, sin que la Policía Nacional, apostada en la fachada de la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, tuviera que intervenir.

1.500 manifestantes en Barcelona arrinconaron a los violentos

En el centro de Barcelona se manifestaron 1.500 estudiantes contra los recortes en la educación pública, a pesar de que un reducido grupo trató de desvirtuar la protesta pacífica.

Algunos estudiantes lanzaron huevos desde la distancia a los policías que se pusieron el casco. Pero esto fue todo. No se han producido más incidentes, ya que también, desde el Sindicato de Estudiantes así lo han pedido: "No tiremos piedras ni huevos. No nos pongamos al nivel de estos perros. No les demos excusas para cargar", y que ello detenga el movimiento estudiantil.

En Santiago, junto a la manifestación principal, convocada por el Sindicato de Estudantes, otro grupo de alumnos críticos con esta organización se han mezclado entre los manifestantes coreando consignas como "Sindicato de estudiantes, sindicato de farsantes" y los han acusado de "chivatos" y de "llamar a la Policía" en la anterior manifestación. En Vigo, otro grupo salió al paso de la marcha, cuando estaba casi finalizada, y han lanzado mensajes independentistas y han calificado a los organizadores de "españolistas".

La protesta de la capital gallega ha reunido a unas 300 personas y ha salido apenas pasadas las 12,00 horas de la Alameda bajo el lema 'En defensa do ensino público, paremos a reforma franquista' y los participantes han gritado lemas como "queremos becas, no hipotecas" y "¿qué pasa, qué pasa? Que nos suben las tasas".

Galicia, enfrentamientos puntuales con los convocantes

Los estudiantes de varias ciudades gallegas también salieron a la calle para reivindicar que la "enseñanza no se vende" y denunciar las políticas de los gobiernos del PP que tachan de "franquista". En Santiago, junto a la manifestación principal, convocada por el Sindicato de Estudantes, otro grupo de alumnos críticos con esta organización se han mezclado entre los manifestantes coreando consignas como "Sindicato de estudiantes, sindicato de farsantes" y los han acusado de "chivatos" y de "llamar a la Policía" en la anterior manifestación. En Vigo, otro grupo salió al paso de la marcha, cuando estaba casi finalizada, y han lanzado mensajes independentistas y han calificado a los organizadores de "españolistas".


Violencia en el País Vasco y Navarra

En cambio, en Vitoria y Bilbao grupos minoritarios han prendido fuego a contenedores, lanzaron bengalas y arrojaron botellas a la Ertzainza y en Pamplona se produjeron, al menos, cuatro detenidos.

Jóvenes radicales han quemado contenedores, han atacado algún centro de enseñanza y han lanzado piedras contra la Ertzaintza en Vitoria durante las protestas estudiantiles que se ha producido este jueves en la capital alavesa. Los agentes de la Policía autonómica vasca no han realizado detenciones, aunque sí han identificado a varios jóvenes, y han tenido que utilizar, en algunos momentos, material antidisturbios. A partir de la una de la tarde, los incidentes se han extendido a Bilbao donde algunos alborotadores han cruzado contenedores y, en algunos casos, les han prendido fuego. Los radicales también han lanzado cohetes y bengalas, y han arrojado botellas a los agentes de la Ertzaintza.

En Pamplona, la Policía Nacional ha detenido a cuatro personas por desórdenes públicos, lanzar piedras y otros objetos a los agentes del orden. La marcha ha terminado con incidentes, después de que un grupo de jóvenes haya cortado el tráfico al sentarse en la carretera de la calle Navas de Tolosa y del Paseo de Sarasate.


Centenares de estudiantes se manifiestan en Valencia

Centenares de alumnos de institutos y universidades públicas se han manifestado este jueves en Valencia contra la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), que califican de "franquista y regresiva" y consideran que supone un "paso hacia atrás" en materia de educación, una protesta en la que han exigido la dimisión del ministro José Ignacio Wert, "porque no representa a nadie".  Los manifestantes han llegado a la plaza del Ayuntamiento, donde han protagonizado una pitada colectiva y han llevado a cabo durante unos momentos una sentada para instar al Gobierno a "una educación pública, de calidad y en valenciano". Además, han gritado otros lemas como: 'No hay pan para tanto chorizo' o 'Mucha corbata y muy poca vergüenza'.

"La Lomce es una ley que da un paso atrás, que intenta volver a la educación franquista donde solamente tenían acceso a ella los 'hijos de papá'", ha expuesto un representante del Sindicat d'Estudiants, Albert Peré, que ha exigido "una ley de calidad y pública con recursos suficientes y bien distribuidos que garanticen a todos los estudiantes la enseñanza".



Lea también:

Claves de la universidad: evolución de tasas y becas

¿Por qué se movilizan los estudiantes con encierros y manifestaciones? | GALERÍA DE FOTOS: Los estudiantes salen a la calle
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios