www.diariocritico.com
Absuelto el etarra acusado del asesinato del exedil socialista Isaías Carrasco

Absuelto el etarra acusado del asesinato del exedil socialista Isaías Carrasco

jueves 26 de junio de 2014, 14:49h
La Audiencia Nacional ha absuelto por falta de pruebas al etarra Beinat Aguinagalde Ugartemendia del asesinato del exconcejal socialista de Arrasate-Mondragón (Guipúzcoa) Isaías Carrasco, que se produjo el 7 de marzo de 2008, último día de campaña de las elecciones generales que se celebraron ese año.
En una sentencia notificada este jueves, la Sección Tercera de la Sala de lo Penal sostiene que no existen indicios de que el etarra,  para el que el fiscal Luis Barroso pedía una pena de 32 años de cárcel por asesinato terrorista, tenencia de armas y daños, "fuera ejecutor de los disparos" que acabaron con la vida del exedil.

El tribunal, que desestima las dos indemnizaciones de 600.000 euros solicitados para la viuda y los tres hijos de la pareja, señala que el único indicio que apunta a la participación de Aguinagalde en el crimen, aunque resulte "insuficiente" para sustentar la condena, es el testimonio de una testigo protegida que se encontraba en el lugar de los hechos y le reconoció como autor de los disparos en comisaría y en el juzgado tras ver una fotografía.

Asimismo, reprocha que no se hubiera realizado una rueda de reconocimiento con la participación del acusado, puesto que fue entregado temporalmente por las autoridades de Francia, donde fue detenido en febrero de 2010 en la localidad de Cahan. "Un reconocimiento fotográfico no es prueba de cargo, pues se trata meramente de un acto de investigación", señalan los magistrados  Guillermo Ruiz Polanco, Ángeles Barreiro y Antonio Díaz Delgado.

Dado que una segunda testigo presencial definió "unos rasgos físicos muy superficiales" del autor de los disparos, el tribunal concluye que estos dos indicios no consiguen "desvirtuar el derecho fundamental a la presunción de inocencia" del acusado.

NO SE CREEN EL EXAMEN

En la vista oral, que se celebró el pasado día 18, Aguinagalde aseguró que en el momento del atentado se encontraba haciendo un examen de anatomía patológica en la Facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco, en el que sacó un 8,5, y que se enteró del crimen cuando comía en un bar de Hernani donde vio un "avance informativo" en la televisión del establecimiento.

Sin embargo, los jueces señalan que esta explicación, que fue ratificada por un amigo del acusado, no ha podido "generar certidumbre" en el tribunal.

Carrasco murió sobre las 13.25 horas del 7 de marzo de 2008 a las puertas de su domicilio, situado en la calle Navas de Tolosa de Arrasate-Mondragón, cuando recibió cinco disparos de bala en el momento en el que se introducía en su vehículo.

El desconocido que le disparó que fue definido por los testigos como "un hombre de entre 25 y 30 años, de una altura entre 1,75 y 1,80 metros, de entre 75 y 80 kilogramos, complexión normal, pelo moreno hacia castaño medio, con barba corta como de varios días, arreglada y cuidada, y cara alargada".

El atentado fue reivindicado por la organización terrorista ETA en  un comunicado que fue publicado en el diario 'Gara' el 2 de abril de 2008.

INDEMNIZACIÓN PARA LA FAMILIA

Aguinagalde Ugartemendia, de 29 años y natural de Hernani (Guipúzcoa), fue detenido en febrero de 2010 en la localidad francesa de Cahan en una operación conjunta de la policía francesa y la Guardia Civil. Las fuerzas de la lucha antiterrorista le definieron entonces como un terrorista especialmente "peligroso, violento y agresivo", y representante del sector más duro de la banda terrorista, el que apostaba sin fisuras por seguir matando.

En septiembre de 2010 fue procesado por el asesinado del empresario Ignacio Uria, que se produjo el 3 de diciembre de 2008 en Azpeitia (Guipúzcoa), junto a Manex Castro, Iurgi Garitagoitia, Joane Larretxea y Ugaitz Errazkin.

En noviembre de 2011 fue entregado por las autoridades francesas para ser investigado y juzgado por las causas que se siguen contra él en la Audiencia Nacional. Además de estos dos asesinatos, también se le atribuyen el intento de atentado contra la Ertzaintza que tuvo lugar el día 16 de enero de 2008 en un repetidor del monte Santa Bárbara de Hernani (Guipúzcoa), y la explosión de un artefacto en la sede del PSE de Lazkao (Guipúzcoa) que se produjo el 23 de febrero de 2009.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios