www.diariocritico.com
     23 de enero de 2021

ETA

Este lunes se cumplen 22 años del día en que la Guardia Civil puso fin al secuestro de José Antonio Ortega Lara, que fue liberado tras 532 días en un zulo en manos de la banda terrorista ETA. El líder del PP, Pablo Casado ha 'aprovechado' la ocasión para acusar al PSOE de "negociar con los herederos de los terroristas, tratar de héroe al asesino sanguinario Josu Ternera y querer blanquear a ETA". Sus palabras, que le han valido las críticas en las redes sociales, han desatado la reacción de los socialistas, que le han reclamado que "reflexione y rectifique".

> El partido de Abascal anuncia con gran pompa una ofensiva judicial contra el PSOE y la negociación con ETA
> La entrevista a Arnaldo Otegi y el "blanqueamiento" a Bildu, detonantes que han terminado de enojar a Vox

Después de que la Audiencia Nacional levantase el secreto de sumario sobre la investigación de las negociaciones del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con la banda terrorista ETA, se han ido conociendo detalles sobre dichas reuniones y las actas de lo que en ellas acontecía. Entre las últimas revelaciones, se ha conocido que el Ejecutivo de Zapatero aceptó ocultar en "anexos secretos" algunas cuestiones.

La Audiencia Nacional ha levantado el secreto de sumario sobre la investigación de las negociaciones del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con la banda terrorista ETA. La documentación se refiere a negociaciones en el mes de mayo de 2007, meses después del atentado de la T-4.

Este jueves ha sido detenido el histórico dirigente de ETA, José Antonio Urrutikoetxea, alias Josu Ternera, en los Alpes en una operación conjunta entre España y Francia. El ex líder de la organización terrorista llevaba fugado desde el año 2002 y tiene pendientes cuatro causas judiciales, con sus correpondientes órdenes internacionales de detención. La clase política no ha tardado en reaccionar a la detención del ex jefe de ETA.

> Ha caído gracias a la información de la Guardia Civil
> Tuvo un papel clave en el fin de la banda terrorista

El Tribunal Supremo ha denegado la autorización para presentar recurso de revisión solicitada por Igor Portu, Mattin Sarasola y Mikel San Sebastian, condenados por el atentado en la T-4 del aeropuerto de Barajas en el 2006 por no apreciar relación con los malos tratos que habrían recibido, tal y como consideró probado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

En su último boletín interno, antes de su disolución oficial, la banda terrorista ETA asumía la autoría de dos atentados que nunca reconoció; la bomba que dejó 13 muertos en la calle Correo en Madrid en 1974 y el triple asesinato de Tolosa en 1981. Con estos, son 2.606 los crímenes cometidos por ETA, aunque su balance de víctimas, 758 personas, dista mucho de los ofrecidos por el Ministerio del Interior (829) y los colectivos de víctimas (853).

> Pero considera que se impidió su derecho de acceso al Tribunal Constituicional y pide indemnizarles

La Policía Nacional ha detenido en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas al etarra Luis Miguel I.D, alias 'Tontxu', cuando intentaba entrar en el país, tras casi cuarenta años huido en México.

El Gobierno y el PNV incluyen medidas como la "progresión de grado" de los presos etarras -lo cual podría derivar en su excarcelación- en el pacto de política penitenciaria que promoverá su acercamiento al País Vasco en aras de trabajar por la reinserción y la convivencia.

> Se comprometen a reparar a "todas las víctimas, sea cual sea la causa de su victimización"

Uxue Barkos e Íñigo Urkullu, presidentes regionales de Navarra y País Vasco respectivamente, han escenificado una postura oficial común ante la disolución de ETA. Ha sido a través de una declaración conjunta en la que apelan a la "memoria crítica" del pasado y presionan para modificar la política de dispersión de presos terroristas.

En la localidad vascofrancesa de Cambo-les-Bains, se ha escenificado el fin a ETA tras una negra historia que deja tras de sí 829 muertos. Los observadores internacionales han certificado la disolución de la banda, han guardado silencio por "todas las víctimas del conflicto" y han reclamado diálogo al Gobierno para encauzar un proceso de paz sin olvidarse de "presos" y "huidos".