www.diariocritico.com

víctimas de ETA

La presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) y hermana de un concejal del PP asesinado por ETA, Consuelo Ordóñez ha cargado contra el líder 'popular', Pablo Casado, por utilizar al colectivo para atacar al Gobierno de Pedro Sánchez. Casado ha respondido a esas críticas asegurando que mantiene sus comparaciones entre el conflicto catalán y el terrorismo de ETA, al tiempo que afea que otros partidos no hablan del tema porque "a lo mejor no da votos".

> Aznar acercó a casi 200 presos de ETA, y también se hizo en la etapa de Rajoy, así como con Zapatero
> Los 2 últimos traslados, que han generado la polémica, fueron aprobados por el Gobierno de Rajoy

Olvidando viejos tiempos del Pacto Antiterrorismo entre PP y PSOE, el partido de Pablo Casado ha elegido la senda de la línea dura y el ataque contra el Gobierno para limar la imagen de Pedro Sánchez. Un duro precio cuando ha comenzado a utilizar el asunto de los presos de ETA para hacer política contra el Ejecutivo socialista. Una estrategia que ha sido discutida y criticada no sólo por el PSOE y la izquierda, sino también por las propias asociaciones de víctimas y las propias víctimas.

Aunque el PP de José María Aznar autorizó el acercamiento de casi 200 presos de ETA cuando la organización aún se encontraba en activo, ahora muestra su oposición frontal e incluso 'amenaza' con "movilizar a las víctimas del terrorismo". Así lo ha avanzado el vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, que ha querido advertir al presidente del Gobierno de que saldrán a la calle para protestar contra el acercamiento de presos de ETA a cárceles del País Vasco.

Cada mañana durante la última semana, María Dolores García Rodríguez y Concepción García Ávila se concentran a las puertas del Ministerio del Interior para solicitar una reunión con el ministro Juan Ignacio Zoido. Ambas son viudas y víctimas de ETA, que en 1982 asesinó en Rentería a sus maridos, los agentes de la Policía Nacional, Antonio Cedillo y Alfonso López. Tras una semana sin respuesta alguna, han registrado una nueva carta este jueves en el Ministerio en la que denuncian "la no reparación de las víctimas del terrorismo".

> Exigen que se investiguen los crímenes aún no resueltos por los terroristas y que sigan perseguidos

Los dirigentes de ETA remitieron una carta a instituciones y colectivos sociales y económicos del País Vasco, fechada el 16 de abril, en la que anuncian el desmantelamiento de todas sus estructuras y dan por terminado su "ciclo histórico". Si bien ETA insiste en su carta en reconocer el daño causado, no hace referencias explícitas a las víctimas y sigue justificando su existencia por "el conflicto", que aún considera no acabado.

> La carta, fechada el 16 de abril, sale a la luz dos días antes del acto en Cambo

La banda terrorista ETA ha comunicado su disolución a las instituciones y agentes sociales, en una carta fechada el 16 de abril, en la que confirma su decisión de "dar por terminados su ciclo histórico y su función, dando fin a su recorrido". El acto de disolución se celebrará el próximo 4 de mayo en la 'villa de Arnaga de Kanbo', situada en la localidad del País Vasco francés de Cambo-les-Bains. Esta carta se suma al comunicado en el que la banda terrorista reconocía por primera vez el daño causado, al tiempo que pedía perdón a las víctimas "ajenas al conflicto".

En su último boletín interno, antes de su disolución oficial, la banda terrorista ETA asumía la autoría de dos atentados que nunca reconoció; la bomba que dejó 13 muertos en la calle Correo en Madrid en 1974 y el triple asesinato de Tolosa en 1981. Con estos, son 2.606 los crímenes cometidos por ETA, aunque su balance de víctimas, 758 personas, dista mucho de los ofrecidos por el Ministerio del Interior (829) y los colectivos de víctimas (853).

> El ex presidente del PP vasco ha enviado una carta al ministro Marlaska

El eurodiputado del PP y ex presidente de los 'populares' vascos, Carlos Iturgaiz ha remitido una carta al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska ante el acercamiento de dos presos de ETA, "acusados, entre otros delitos, de intentar asesinarme". Los etarras Olga Sanz y Javier Moreno son los primeros trasladados a la prisión de Basauri, en cumplimiento del tercer grado penitenciario tras haber cumplido 3/4 de su condena y tras haber pedido perdón a las víctimas y haber renunciado a la banda y la violencia. Iturgaiz asegura que "ninguno de ellos se ha puesto en contacto conmigo" para pedir perdón, según indica en su misiva dirigida a Marlaska.

José Miguel Cedillo García es un huérfano de ETA, cuyo padre, el agente de policía nacional, Antonio Cedillo fue asesinado por la banda terrorista junto a cuatro compañeros más en una emboscada en Rentería el 14 de septiembre de 1982. Ante la polémica suscitada por el anuncio del acercamiento de los presos etarras a cárceles del País Vasco, Cedillo ha cargado contra aquellas asociaciones y partidos que "usan mi dolor y mi ausencia como cajero automático de votos o subvenciones", y ha aseverado "las víctimas no nos levantamos pensando en los acercamientos de presos sino en cómo subir la cuesta arriba que suponen los episodios más cotidianos de la vida".

En la localidad vascofrancesa de Cambo-les-Bains, se ha escenificado el fin a ETA tras una negra historia que deja tras de sí 829 muertos. Los observadores internacionales han certificado la disolución de la banda, han guardado silencio por "todas las víctimas del conflicto" y han reclamado diálogo al Gobierno para encauzar un proceso de paz sin olvidarse de "presos" y "huidos".