www.diariocritico.com

Cierre de campaña en el País Vasco

Patxi López cierra la campaña con una ofrenda a las víctimas de ETA, y Urkullu se postula como un lehendakari rupturista

viernes 19 de octubre de 2012, 20:46h
El tema de la independencia ha planeado más que nunca por la campaña electoral vasca, tras el postulado de Artur Mas en Cataluña. Si bien el actual lehendakari y candidato del PSE-EE a la reelección, Patxi López, ha basado su discurso en recordar a las víctimas de ETA, cuando está a punto de cumplirse el primer aniversario de la ausencia de violencia terrorista, también se ha comprometido a evitar que alguien pueda "romper Euskadi en dos". Por otro lado, el máximo favorito en las encuestas a recoger su testigo en el gobierno vasco, Iñigo Urkullu, ha apostado abiertamente por llevar al País Vasco a convertirse en un estado propio dentro de la Unión Europea.
El lehendakari recuerda a las víctimas de ETA
El lehendakari y candidato del PSE-EE a la reelección, Patxi López, se ha comprometido a evitar que alguien pueda "romper Euskadi en dos" y ha prometido que defenderá "con uñas y dientes" los servicios públicos y las prestaciones sociales para que nadie se vea sometido a la "tiranía de la necesidad".

López ha participado en Vitoria en el cierre de campaña del PSE para las elecciones vascas del domingo, que se ha desarrollado frente al monolito en memoria de las víctimas del terrorismo que se alza a la entrada de la ciudad. El candidato socialista a la reelección como lehendakari, así como otros de los participantes en el acto, han realizado una ofrenda floral ante el monumento como homenaje a los damnificados por el terrorismo. La memoria y el ejemplo "ético" de las víctimas de ETA, según ha explicado, debe recordar siempre el "precio" que ha habido que pagar por alcanzar la "libertad".

   En su intervención se ha referido al cese definitivo del terrorismo, anunciado por ETA hace un año. En una alusión a la izquierda abertzale y a la propia banda, aunque sin citarlas, ha asegurado que "quienes dicen que han traído la paz, mienten". Según ha indicado, "si ETA ha dejado de matar", lo ha hecho "porque ha tenido que desistir". Dicho desestimiento, a su juicio, se ha producido por "las políticas de firmeza democrática y tolerancia cero aplicadas por el Gobierno vasco y el Gobierno central", así como por la aplicación de las leyes y del Estado de Derecho, la "dignidad" de las víctimas y la "resistencia" de la sociedad frente al terrorismo.

   López ha destacado que "lo que dispara un arma no es solo el dedo en el gatillo", sino también "la voluntad totalitaria de imponer al otro la voluntad del asesino". El actual lehendakari ha asegurado que no puede "olvidar" que "esto ha pasado en este país" y que es necesario recordarlo "para evitar que vuelva a suceder".

   Aunque no se ha referido expresamente al debate en torno al soberanismo o la independencia de Euskadi, uno de los ejes sobre los que ha girado la campaña de buena parte de los partidos vascos, se ha comprometido a "garantizar que nadie pueda romper en dos Euskadi para crear un enfrentamiento entre nosotros". Por el contrario, ha asegurado que trabajará para construir la "convivencia" entre los vascos.

   También ha prometido que defenderá la democracia y sus instituciones, y que protegerá "la igualdad de todos ante la vida, ante la enfermedad y ante la ley". En esta línea, ha alertado de la necesidad de garantizar que "en el nuevo tiempo de la libertad nadie esté sometido a la tiranía de la necesidad". Con ese objetivo, ha subrayado que defenderá "con uñas y dientes" los servicios públicos y las prestaciones sociales "que garantizan que todos somos tratados por igual".

   En materia económica, ha planteado la necesidad de llevar a cabo una reforma fiscal para "repartir mejor las cargas de la crisis", de forma que "empiecen a pagar más quienes más tienen". Estas medidas, tal y como ha explicado, deben complementarse con iniciativas para apoyar a las empresas y para crear empleo.


Urkullu: "Euskadi, nación europea"


El presidente del EBB y candidato del PNV a lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que, en su "cuaderno de ruta", está lograr que Euskadi sea una "nación europea". En el acto de cierre de campaña celebrado en el pabellón de La Casilla de Bilbao, ante miles de simpatizantes y militantes del partido que le han recibido con gritos de "ari, ari, Urkullu lehendakari", ha hecho un llamamiento a "llenar las urnas" el domingo con votos del PNV.

Además, el líder jeltzale, acompañado de los cabezas de lista por Bizkaia, Andoni Ortuzar, Gipuzkoa, Joseba Egibar y Álava, Xabier Agirre, además de la aspirante a presidir el Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria, ha asegurado que el lunes llamará a los candidatos de EH Bildu, Laura Mintegi; del PP, Antonio Basagoiti; y del PSE-EE, Patxi López, para conseguir "un acuerdo nacional por la reactivación económica y el empleo".

De esta forma, se ha comprometido a ir "al rescate" de las personas que están sufriendo y más lo necesitan ante "la emergencia nacional" que se vive.

El candidato a presidente del Gobierno vasco ha afirmado que su "cuaderno de ruta" dice que, desde el 21 de agosto, cuando el lehendakari, Patxi López, "adelantó las elecciones que no iba a adelantar, hemos recorrido 11.600 kilómetros, los que hay en la ruta Euskadi, Quebec, Escocia, Flandes, Catalunya, Euskadi". "Eso dice mi 'cuaderno de ruta'. Y mi cuaderno tiene razón porque ésa es nuestra 'hoja de ruta': Euskadi, Nación Europea", ha añadido.
    Tras señalar que, este viernes, para finalizar la campaña, se puede permitir "una bilbainada", ha animado a los congregados en La Casilla con un "Somos el mejor partido del mundo". "Así lo creo, así lo digo", ha manifestado.

   El aspirante del PNV ha indicado que "Euskadi avanza", pero su porvenir está "amenazado por la coyuntura económica de recesión y depresión". Por ello, ha puntualizado que "lo primero es rescatar a miles de personas de este país que se sienten desamparadas".


   "En este rescate no tenemos duda, no es un eufemismo, no es una 'línea de crédito preferente', no es un 'rescate virtual', es un rescate real como la vida misma. Estamos en emergencia nacional y vamos 'al rescate' de las personas que están sufriendo y más lo necesitan", ha reiterado, para asegurar que "la solidaridad va a estar en el corazón del próximo Gobierno vasco".  Para Urkullu "hay más que rescatar, rescatar el rigor y la disciplina en el gasto". "Los que decían que no hay que romper la caja, no es que la hayan roto, la han destrozado. No es broma. No dejan la caja vacía. Es que no dejan ni la caja, y todavía no ha terminado el año. Vamos a heredar una caja vacía, unas cuentas públicas en números rojos", ha advertido, en referencia al Gobierno del PSE.

   A su juicio, se trata del "legado del tiempo perdido, de la deuda y el déficit oculto". "Conocemos la cifra a día de hoy: 1.044 millones de euros", ha indicado.
   Ha garantizado que el próximo Ejecutivo será "transparente". "Se acabó ocultar las cuentas, se acabó endeudarse para gasto corriente, se acabó tapar con deuda una gestión manirrota, se acabó estar echando siempre la culpa de todo a los demás, se acabó el Gobierno sin responsabilidad. El Gobierno vasco asumirá su responsabilidad y será responsable", ha afirmado.

   El candidato jeltzale se ha comprometido a liderar "un Gobierno vasco austero y humilde, que hable menos y haga más, un Gobierno de acción, un Gobierno con prioridades claras, un Gobierno de garantía de los servicios públicos esenciales: pensiones, Sanidad, Educación y Servicios sociales".

   Además, se ha dirigido a Patxi López para recordar que ha dicho a lo largo de la campaña que tenía "una agenda oculta" y ha admitido que "sí, es así". "Por una vez, tenía razón. Tenía oculta la agenda con los teléfonos de Mintegi, Basagoiti y del propio López. Abriré la agenda y les llamaré el lunes. Les voy a llamar a un gran acuerdo nacional por la reactivación económica y el empleo", ha añadido.
La paz sin amnesia

   El candidato del PNV ha reivindicado "la paz sin amnesia, con  memoria, recordando el precio en sufrimiento que nos ha tocado pagar". "Hace 75 años, Franco fusiló en Santoña a dos presos de cada partido y sindicato: abertzales del PNV, ANV y Solidaridad de Trabajadores Vascos, socialistas del PSOE y UGT, anarquistas, comunistas y republicanos. 14 fusilados al amanecer. El año 1997 visitamos aquella cárcel acompañados de veteranos gudaris", ha recordado, para reclamar "memoria histórica".

   Además, ha aludido a los asesinados por ETA para asegurar que se logrará la paz y la libertad. "Hoy es día de recuerdo y homenaje a  todos los asesinados. Nuestro compromiso es construir una Euskadi en paz, desde la memoria, sin olvidos, una paz desde la reconciliación, la generosidad y el perdón; un compromiso para la Paz y la convivencia que cierre para siempre la página de la violencia en Euskadi, para que el odio y el  terror no vuelvan a anidar entre nosotros nunca jamás", ha afirmado.


Lea también:

- Especial: Elecciones en el País Vasco
- Bildu dice que el suyo es un proyecto que defiende el derecho a la independencia
- El primer año sin ETA marca el fin de la campaña electoral
- Otro golpe a ETA: detenido en Irún el supuesto etarra Pérez Aramburu
ETA se mete en la recta final de la campaña vasca: descarta disolverse, según informa Vasco Press
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.