www.diariocritico.com
Podemos se estrena en la fiscalización del Tribunal de Cuentas en el grupo de los 'incumplidores' de las europeas

Podemos se estrena en la fiscalización del Tribunal de Cuentas en el grupo de los 'incumplidores' de las europeas

> PP, PSOE, IU, EA y PNV cargan contra las acusaciones del fiscal del órgano referidas a 2012, publicadas por 'El País'

lunes 05 de enero de 2015, 15:24h
El Tribunal de Cuentas ha señalado que Coalición por Europa, PP, PSOE y Podemos pagaron gastos electorales en la campaña de las europeas de 2014 con cargo a cuentas bancarias distintas de la utilizada para ese proceso electoral, lo que implica un incumplimiento puntual de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG). Por otro lado, Izquierda Plural y Los Pueblos Deciden tienen pagos fuera de plazo con importes no relevantes y en ninguno de los casos este tipo de infracciones ha supuesto una propuesta de reducción de la subvención electoral concedida. Además, en paralelo, PP, PSOE, IU, EA y PNV han cargado contra las acusaciones del fiscal referidas a 2012, publicadas por 'El País', según las cuales todos los partidos habrían cometido algún tipo de delito fiscal y/o de falsedad documental.
Así se señala en el informe de fiscalización realizado por el Tribunal de Cuentas sobre la actividad económica de los partidos políticos en la campaña electoral de las europeas de mayo de 2014, que acaba de ser remitido a las Cortes Generales referido a las formaciones, por orden alfabético: Ciudadanos-Partido para la Ciudadanía, Coalición Izquierda Plural, Coalición por Europa,  L'Esquerra pel Dret a Decidir, Los Pueblos Deciden, Partido Socialista Obrero Español, Partido Popular, Podemos, Unión Progreso y Democracia y Primavera Europea.

Todas ellas han declarado recursos por un total de 36,7 millones de euros, siendo los principales, por su cuantía, los créditos bancarios, con 22,2 millones, los anticipos electorales del Estado, con 9,4 millones, y las aportaciones del partido, con 4,9 millones. La financiación procedente de personas físicas o jurídicas que se ha destinado a financiar los gastos electorales ha ascendido a 0,1 millones de euros.

Por otra parte, los gastos totales declarados y justificados en este proceso electoral han ascendido a 37,5 millones de euros, de los que 20,1 millones corresponden a operaciones ordinarias y 17,4 millones, a la actividad de envío de propaganda electoral. En ninguna de las formaciones políticas se han superado los límites de gastos previstos en la normativa electoral.

En relación con la tesorería electoral, todas las formaciones políticas han abierto una cuenta bancaria específica para las elecciones según se contempla en el artículo 124 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG). No obstante, en los casos de Coalición por Europa, Partido Popular, Partido Socialista Obrero Español y Podemos, se han producido ingresos o pagos de gastos electorales a través de cuentas de la actividad ordinaria, y en los casos de Izquierda Plural y Los Pueblos Deciden figuran pagos fuera del plazo previsto en el artículo 125.3 de la citada Ley, si bien los importes afectados no son relevantes en relación con el volumen de las operaciones declaradas.

Casos de PP y PSOE

Ante un proceso electoral, la ley obliga a los partidos a abrir una cuenta bancaria específica para costear los gastos de campaña. Sin embargo, el PP abonó 28.126,76 euros a sus proveedores desde cuentas ajenas a la 'oficial' de los comicios europeos.

Por un lado, se trata de 3.448,26 euros gastados en campaña por representantes del partido en corporaciones municipales, lo que según el Tribunal de Cuentas debía computarse como gasto electoral, y otros 24.678,5 euros que el partido no declaró en su momento como gasto electoral.

El órgano fiscalizador aprecia además pequeños pagos en efectivo por un importe global de 57.268,27 euros. El PP alega que ese dinero salió de sus cuentas electorales, pero el Tribunal de Cuentas, aunque ha verificado tal extremo, señala que el procedimiento seguido incumple la legislación.

En el caso del PSOE, esos pagos en efectivo sumaron 39.759,11 euros, que también salieron de sus cuentas electorales. Los socialistas alegan que se trata de una "cuenta transitoria pendiente de justificar que se nutre de la cuenta corriente electoral y que se usa para pagar pequeños gastos", pero el Tribunal mantienen que no se ajusta a la legalidad.

El partido que lidera Pedro Sánchez también tiene en cuestión una factura de 2.536 euros que no consta en su contabilidad de la campaña electoral y que fue revelada por el propio proveedor contratante. El Tribunal de Cuentas ha confirmado que se trata de un gasto electoral y lo ha computado como pago ajeno a la cuentas adecuada.

Pese a las deficiencias, el Tribunal de Cuentas que preside Ramón Álvarez de Miranda no considera que haya motivo suficiente para proponer rebaja alguna de las subvenciones electorales que corresponden a los dos grandes partidos.

Deficiencias e "incoherencias" en las cuentas de Podemos

El Tribunal de Cuentas ha detectado "deficiencias" e "incoherencias" en la contabilidad de Podemos para las pasadas elecciones europeas, el primer examen que realiza a las cuentas del partido que lidera Pablo Iglesias, y en concreto destaca que casi 50.000 euros donados por particulares no fueron debidamente identificados.

En el informe, remitido a las Cortes, el organismo fiscalizador señala que la contabilidad electoral rendida por Podemos presenta "incoherencias" formales en los estados financieros, existiendo un "descuadre" entre los recursos declarados y los gastos electorales contraídos.

En concreto cita que Podemos declaró haber recibido aportaciones para el proceso electoral por valor de 114.365,75 euros, que se corresponden con múltiples pequeños ingresos procedentes de personas físicas y jurídicas que el partido gestionó en su mayor parte a través de una plataforma de financiación colectiva o 'crowdfunding'.

De ese total, el Tribunal de Cuentas indica que existen 57 ingresos, por un importe de 886,12 euros, que incumplen completamente la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) por no contemplar ninguno de los requisitos de identificación que la norma requiere (nombre, DNI y domicilio).

Además, en un total de 48.261,47 euros ingresados el órgano que lidera Ramón Álvarez de Miranda ha detectado la inexistencia de algunos de esos requisitos legales. Sobre este dinero, la formación de Pablo Iglesias alega problemas en el diseño del software de la plataforma de 'crowdfunding' y se muestra dispuesta a destinar dichas donaciones a la finalidad que el Tribunal establezca. El órgano fiscalizador les aconseja mejorar la aplicación para ajustarse a los requisitos fijados en la ley.

Asimismo, el Tribunal de Cuentas ha advertido que entre los recursos destinados para la financiación de los gastos electorales Podemos no declaró 24.565,68 euros que corresponden a fondos aportados por el partido, si bien se ha acreditado que proceden de donaciones registradas en la contabilidad ordinaria.

Por contra, agrega que Podemos contabilizó como gasto electoral 4.617,60 euros que corresponden a la imputación contable de sus gastos de personal durante el proceso electoral, una cantidad que no ha sido considerada a efectos de su financiación mediante subvenciones electorales al no reunir los requisitos que establece la LOREG.

Por otro lado, el Tribunal también indica que, aun cuando Podemos comunicó a la Junta Electoral la existencia de una cuenta bancaria específica para el proceso electoral, la mayoría de sus ingresos, hasta un total de 102.180,30 euros, se han recibido en otras cuentas bancarias del partido. Se trata de una práctica que va en contra de la ley, aunque el órgano ha verificado que dichos fondos fueron transferidos a la cuenta corriente electoral desde que se la que se efectuaron todos esos pagos.

El Tribunal de Cuentas resume que Podemos rindió cuentas en el plazo establecido, que aportó la documentación debidamente formalizada y que no se excedió en el límite de gastos electorales, en los gastos de publicidad exterior ni en los de prensa y radio.

Concluye que, con independencia de los gastos que no han sido admitidos como susceptibles de ser financiados con subvenciones electorales y sin perjuicio de las "deficiencias" ya reseñadas, el Tribunal estima que no procede reducir a Podemos la subvención electoral que le corresponde percibir.

Podemos se estrenó en las elecciones europeas de mayo de 2014 logrando cinco escaños y hasta ahora sus cuentas no habían sido examinadas por el Tribunal, que anualmente fiscaliza a las formaciones políticas con representación parlamentaria.


Acusaciones del fiscal: ¿noticia prematura?

En paralelo, el diario 'El País' ha publicado este lunes la información de un documento interno del fiscal jefe del Tribunal de Cuentas, Olayo González Soler, según el cual casi todos los grandes partidos han cometido, supuestamente, delitos fiscales y/o de falsedad documental en sus cuentas relativas al ejercicio fiscal de 2012. Sin embargo, horas después la Fiscalía del Tribunal de Cuentas matizaba en un comunicado que aún no ha decidido si imputará o no responsabilidades al PP, el PSOE y otros partidos por las deficiencias detectadas en el informe de fiscalización de las formaciones políticas en el ejercicio 2012.

El comunicado subraya que, cuando la Fiscalía del Tribunal de Cuentas advierte la existencia de hechos de los que, en su opinión, se pudieran derivar responsabilidades de cualquier clase, los pone en conocimiento del Departamento o Unidad fiscalizadora correspondiente, iniciándose así un procedimiento interno que culmina adoptando la decisión que resulte procedente en cada caso. En ese proceso se halla el escrito del fiscal sobre el caso del informe de fiscalización de los partidos de 2012, por lo que "todavía no se ha adoptado decisión definitiva alguna". "Es, por tanto, la publicada una noticia prematura".

En ese sentido, precisa que, antes de tomarse una decisión, la Fiscalía debe valorar la respuesta que emita la Unidad que fiscalizó las cuentas de los partidos, "en la que se amplía la información contenida en el Informe de Fiscalización y se proporcionan explicaciones complementarias sobre la licitud de los hechos que la Fiscalía consideró, con carácter preliminar, que podían tener relevancia penal". Y añade que, entre esa información pendiente, "cabe destacar la que guarda relación con el alcance de la obligación legal que, en el ejercicio 2012, pesaba sobre las formaciones políticas de consolidar en las cuentas anuales las de su organización local".

Desmentido de los aludidos

Las acusaciones del supuesto informe del fiscal han sido desmentidas por varios aludidos. La dirección del PSOE ha pedido este lunes al Tribunal de Cuentas que "aclare" las supuestas irregularidades atribuidas a casi todos los partidos por su fiscal jefe y ha recalcado que, en el caso de los socialistas, es "absolutamente falso" que hayan existido.

Por su parte, el portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Merino, ha manifestado hoy que su partido "colabora" con el Tribunal de Cuentas mientras que otros partidos "no presentan siquiera sus cuentas al tribunal, como es el caso -ha especificado- de IU".

La dirección federal de Izquierda Unida ha afirmado en un comunicado: "Con toda la rotundidad y la razón que nos ampara que ni IU Federal ni ninguna de las federaciones que la componen está acusada a día de hoy de ninguna supuesta irregularidad contable sobre ningún año, incluido 2012, ni tiene pendiente ninguno de los tres procedimientos sancionadores abiertos por el Tribunal de Cuentas el año pasado en relación al denominado 'Informe de Fiscalización de los estados contables de los Partidos Políticos y de las donaciones percibidas por las Fundaciones vinculadas orgánicamente, ejercicio 2009, 2010 y 2011'". 

"Todos estos procedimientos -señala la responsable federal de Finanzas de IU, Lola Sánchez, han sido instruidos conforme a derecho hace meses por el citado tribunal y, tras conocer las alegaciones presentadas por IU, una vez requerida para ello, todos ellos fueron cerrados tras haber sido resueltos favorablemente para esta formación. Lógicamente, Izquierda Unida no está amenazada ni tiene pendiente ningún tipo de sanción económica o administrativa en relación al citado informe".

El PNV ha negado haber cometido delito alguno de financiación ilegal y ha subrayado que el Tribunal de Cuentas, en su informe de junio de 2014, "hizo suyas" las alegaciones realizadas en su momento por la formación jeltzale y no emitió propuesta de sanción alguna. En este sentido, la formación nacionalista remarca que no ha cometido "ningún delito de financiación ilegal ni de ninguna otra naturaleza, ni en 2012 ni en ningún otro ejercicio".

El secretario general de Eusko Alkartasuna, Pello Urizar, ha negado rotundamente que la formación haya cometido un posible delito de "fraude fiscal" y ha considerado que es una "ligereza" que se la incluya "en el mundo de la corrupción política".




Lea también:

El Tribunal de Cuentas multa a Unió Democràtica con 272.000 euros
Los partidos recibieron 6 millones de euros para gastos electorales y "envíos postales" en las europeas
- Especial: España, un país en elecciones
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios