www.diariocritico.com
En estos momentos hay que mojarse

En estos momentos hay que mojarse

viernes 13 de febrero de 2015, 10:14h
Eso de estar siempre nadando entre dos aguas, de estar a la vez en misa y repicando, de no mojarse, de tener dos varas de medir la corrupción, de donde dije digo digo Diego está muy bien para cualquier político que se precie y parece algo consuetudinario con muchos de ellos, pero llega un momento en el que hay que dar la cara, sobre todo si tus propios militantes están contemplando estupefactos cómo en Madrid se están cortando cabezas de presuntos corruptos y en Sevilla se mira para otro lado cuando el número de imputados entre los EREs fraudulentos y los falsos cursos de formación, supera los cuatrocientos. Vamos que como siga la racha de operaciones va a haber implicados casi da como para llenar el Benito Villamarín. Y sobre todo hay que dar la cara y posicionarse cuando estamos metidos de lleno en la campaña a las elecciones andaluzas que, mira por donde, la gran Susana Díaz adelantó precisamente para que la jueza Mercedes Alaya no la cogiera con el carrito de los helados. Dice Susana que el secreto del PSOE está en la unidad, le ha faltado añadir aquello de "destino en lo universal" que repetían en tiempos de Franco. Ya saben, el PSOE es uno, porque si hubiera dos todos se hubiesen ido al otro: grande porque caben Susana embarazada, Chaves, Griñán y Pedro Sánchez, y libre porque cada uno va a su bola.

Porque mientras el nuevo secretario general del PSOE, Pedro Zapatero Sánchez, que al menos está demostrando tener los suficientes redaños como para hacer limpieza de presuntos enemigos sean o no corruptos, aprovecha que el Pisuerga pasa por Ferraz para cambiarle la cerradura al despacho de Tomás Gómez, en Sevilla la superpresidenta que repite por activa y pasiva hasta aburrir al personal que va "a combatir la corrupción esté donde esté y caiga quien caiga" mira para otro lado cuando sus ex jefes, sus ex compañeros de Gabinete y sus camaradas de partido están haciendo cola en las puertas de los Juzgados para contarle a la Justicia eso tan ejemplarizante que ha confesado en Cádiz uno de los últimos detenidos por la Operación Edu: "El dinero estaba ahí, y si yo no lo cogía lo iba a coger otro". Ahí está la clave de toda esta trama que se ha desarrollado durante muchos años en Andalucía, donde la Junta ha repartido mas a siniestro que a diestro dinero público sin control alguno para pagar favores o amistades cuando no para financiar el partido gobernante. Vamos que entre los EREs, las subvenciones a empresarios y sindicatos, lo de los cursos de formación y la carta blanca a aquellos de la cuerda, han volado en esta tierra tan escasa de recursos, miles de millones de euros, que se dice pronto, y que, prometa lo que prometa Supersusana, jamás de los jamases se van a recuperar.

Con toda esta movida montada por Pedro Zapatero Sánchez en la Federación Socialista Madrileña y el cacao maravillao de Izquierda Unida, me da la impresión que, entre unos y otros se lo están poniendo en bandeja, por un lado, a los muchachos de Pablo Iglesias quienes pese a sus mas que evidentes carencias, van a recoger todo el voto de la denominada izquierda, y por otro al PP de Mariano Rajoy quien sin necesidad de promover grandes campañas de imagen y vendiendo sólo el asunto de la recuperación económica, algo mas que evidente, puede volver a recuperar mucho del voto perdido.

Las elecciones andaluzas del 22-M van a ser todo un test porque me da a mí que no le falta mucha razón a la presidenta del PSOE, mi paisana Micaela Navarro, cuando afirma que la juez Alaya ha entrado de lleno en la campaña andaluza. Parece claro, y los hechos así lo demuestran, que Alaya está jugando sus cartas con maestría sacando a la luz sus autos en momentos claves, pero no lo es menos que mucha culpa de ello la tiene el propio PSOE y la Junta poniéndole piedrecitas en el camino a la magistrada astigitana. Si en lugar de esconderle la documentación pedida se la huiesen facilitado en su momento, quizás todo el entramado del trubio asunto de los EREs fraudulentos se hubiese cerrado hace tiempo.

Viendo lo que nos queda hasta la cita con las urnas, algo más de un mes, yo le pediría a nuestra querida superpresidenta que fuese algo más realista y que dejara de vendernos a los andaluces películas de honradez y decencia o, al menos, que no volviese a engañarnos prometiendo devolvernos los millones que se han embolsado Guerrero, Fernández, Lanzas y compañía. Y otra cosa. Ya veremos si antes del 22-M no salen a la luz nuevas revelaciones sobre los "cinco magníficos" del Tribunal Supremo, a saber, Chaves, Griñán, Zarrías, Viera y Mar Moreno porque me da la impresión de que algunos se están guardando cartas en la manga para sacarlas en el momento oportuno.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.