www.diariocritico.com
Corrupción en España: fallan los controles preventivos

Corrupción en España: fallan los controles preventivos

miércoles 20 de mayo de 2015, 19:31h
El último barómetro del CIS sitúa paro y corrupción como los principales problemas para los españoles, algo que no sorprende ya que copa a diario portadas y espacios en los medios de comunicación. El paro, aunque va descendiendo, sigue por encima de los 4 millones, y los casos de corrupción como la trama Gürtel, los ERE fraudulentos, la Operación Púnica, el caso Nóos o la trama Barceló, sirven a diario de 'desayuno' para los ciudadanos. 
Pero, ¿hay tantos casos de corrupción en España como creemos?. La Fundación '¿Hay Derecho?' ha elaborado un estudio que analiza la relación entre la corrupción en la Administración Pública y los controles administrativos. Este miércoles, se ha presentado al público dicho estudio en un acto organizado por el Club 567 .

Este estudio, dirigido por la politóloga Carlota Tarín, distingue dos tipos de corrupción, la política y la administrativa o de sobornos. Si preguntan a cualquier ciudadano por la calle, muchos responderían que la corrupción está anquilosada en las administraciones, que es estructural, así lo percibimos, pero la realidad no es tal según los datos de esta investigación.

Pese a que el estudio no es todo lo objetivo que desean los autores, pues hay una amplia cantidad de datos que no son públicos y que serían muy útiles para el análisis, la información accesible acredita que no es un problema estructural, sino más bien puntual. Hablamos de la corrupción administrativa, en la que intervienen los funcionarios. Esto es lo referente a sobornos, chantajes...etc. En España el porcentaje de este tipo de malas prácticas es de apenas el 2%. La corrupción política por el contrario sí que ocurre con más frecuencia, es lo referente a la financiación de partidos, de campañas, presupuestos irregulares... y en concreto en el ámbito local y regional, es donde más turbios son los asuntos, mucho más que a nivel estatal. 

¿Por qué entonces la percepción tan alta de un sistema tan corrupto? La investigación muestra que en los años de crisis económica la ciudadanía sitúa esta lacra como una de sus mayores preocupaciones, en los gráficos aportados en el año 2008 (inicio de la crisis) hay un notable repunte, pero también sucede lo mismo en los años 1993-95, cuando también hubo una recesión económica. 

Parece que en las administraciones todo el mundo puede campar a sus anchas, pero no es así, o no debería. Existen una serie de controles diseñados para evitar el fraude, internos y externos. El fallo radica cuando estos controles no se ponen en marcha, bien por desconocimiento del funcionario encargado bien por mala fe. En los ayuntamientos esto ocurre con excesiva regularidad, la designación del personal prácticamente a dedo es otra de las grandes lagunas del sistema, la contratación pública, que se hace de forma nefasta. 

Poner a disposición del público y de los investigadores más datos sobre la corrupción es una de las principales conclusiones que se recogen de este estudio para frenar estas prácticas. También inciden en la falta de información sobre defraudadores, la gran asignatura pendiente de este país.  

En definitiva, sí que existen mecanismos para frenar la corrupción, pero no se ejecutan. Para evitar esto, el estudio sugiere que los funcionarios que se contraten deben tener una formación adecuada, hacer una selección exquisita para su contratación, con criterios objetivos y profesionalidad, desechando los enchufismos que tan arraigados están. 


- Lea el estudio completo aquí
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios