www.diariocritico.com

Donde dije Chaves digo... Ciudadanos queda en evidencia apoyando a Susana Díaz

> Albert Rivera aseguró que nunca se apoyaríaal PSOE mientras Manuel Chaves tuviera un escaño

martes 09 de junio de 2015, 11:04h
"Si no echa a José Antonio Griñán y Manuel Chaves, sus padrinos políticos y expresidentes de la Junta, que están imputados por corrupción política, no cogeremos el teléfono". Fue la frase que pronunció el líder nacional de Ciudadanos, Albert Rivera, nada más conocerse los resultados de las elecciones andaluzas del ya lejano 22 de marzo de este año. Más de 2 meses después, esta formación aplica el 'donde dije digo, digo Diego' y permitirá la investidura de Susana Díaz pese a que Chaves aún sigue siendo diputado. Y es que el acuerdo firmado entre PSOE y Ciudadanos no recoge expresamente que Díaz tenga que pedir el acta de Chaves si resulta imputado por el Tribunal Supremo.
Donde dije Chaves digo... Ciudadanos queda en evidencia apoyando a Susana Díaz
Ampliar
(Foto: EP)
Pero hay más. A finales de abril, Albert Rivera añadía condiciones. El presidente de Ciudadanos (C's), dijo el 24 de ese mes que no bastaba con que los ex presidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán dejaran sus escaños, sino que el PSOE andaluz debía firmar el pacto anticorrupción que planteaba el partido naranja.

También es cierto que Rivera dijo que "si la gente quiere ver a C's gobernando en Madrid, en Valencia o donde sea, tendrá que apoyarnos mayoritariamente. Si no, estaremos en la oposición", y es algo que mantendrá, porque de momento no se plantea que miembros de Ciudadanos estén en ningún gobierno autonómico resultante de las elecciones del 24 de mayo.

Pero se van tiñendo de gris las grandes pinceladas naranjas que hace un mes colapsaban de color naranja las encuestas. Ciudadanos, que se acercaba a ser segunda y tercera fuerza política del país en intención de voto, se desinfló un poco en las urnas y a día de hoy algunos sondeos asegura que, como Podemos, se alejaría de PP y PSOE en apoyos.

Exageradas o no esas encuestas, la realidad es que Ciudadanos ha desencantado a parte de su electorado tras los pactos que está a punto de firmar para permitir gobernar a PP y PSOE en distintas regiones, algo que en teoría está en contra de su apuesta por la renovación de las instituciones.

En Andalucía, el pacto se ha producido tras firmarse los 3 documentos que la formación de Rivera exigía como condición para desbloquear la investidura de Susana Díaz, los cuales recogen un total de 72 medidas referentes a transparencia y regeneración democrática; educación; y economía y empleo. Pero el paquete de medidas no hace referencia a la exigencia de que Chaves y Griñán, imputados en el caso de los ERE, abandonen sus escaños en el Congreso y el Senado, respectivamente.

En la Comunidad de Madrid, su líder local, Ignacio Aguado, está a punto de permitir que Cristina Cifuentes sea presidenta de la región, y en la Comunidad Valenciana es la única y última esperanza para el PSOE tras romper con Compromís sus negociaciones. En Murcia parece que está funcionando su presión para que dimitan distintos cargos del PP imputados por distintos casos judiciales.

Pero ayer era el comentario maledicente en redes sociales: ¿no iba Ciudadanos a traer el cambio? ¿No iba a impedir que los partidos tradicionales mantuvieran sus mandatos y que no iban a influir mientras no fueran las listas más votadas? De momento, permitirá que todo siga igual en regiones como Madrid o Andalucía, y el pago en las urnas será un posible recibo que tengan que afrontar más adelante, quizás en las generales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios