www.diariocritico.com

Artur Mas implora a la CUP que le invista y que en 10 meses decida su futuro en una moción de confianza

> La segunda votación se ha saldado con 62 votos a favor, 73 en contra y ninguna abstención

jueves 12 de noviembre de 2015, 10:36h
El Parlament ha rechazado este jueves por segunda vez investir de nuevo en el cargo al presidente de la Generalitat, Artur Mas, ya que la CUP ha mantenido su negativa a dar sus votos porque se opone a que Mas sea reelegido.
Artur Mas implora a la CUP que le invista y que en 10 meses decida su futuro en una moción de confianza
(Foto: EFE)

El cómputo de los votos ha sido el mismo que el martes en la primera votación: la candidatura de Mas ha recibido el apoyo de los 62 diputados de JxSí y el rechazo de los 73 parlamentarios de la oposición: C's, PSC, PP, SíQueEsPot y la CUP.

Mas ha intentado una aproximación a la CUP ofreciendo ceder poder en tres vicepresidentes y someterse a una cuestión de confianza en 10 meses, pero el líder parlamentario de la CUP, Antonio Baños, lo ha rechazado, aunque precisando que es un "no tranquilo" y se abren a seguir negociando.

La nueva oferta de Mas

Mas había ofrecido a la CUP investirle este jueves en el cargo y, a los 10 meses, someterse él a una cuestión de confianza en el Parlament que dé la oportunidad a la CUP de cesarle del cargo. También ofrece una presidencia coral donde él no sea la única cabeza de mando. Sin embargo, la CUP ha vuelto a reitar su 'no' a la investidura de Mas.

"Si el Govern no supera la cuestión de confianza, hay que investir otro presidente de la Generalitat: automáticamente el presidente cesa", ha explicado previamente en el pleno del Parlament, donde este jueves se debe celebra la segunda votación de la investidura.

Ha recordado que solo es potestad del Govern presentar la cuestión de confianza; de ahí que su oferta la CUP pase por dejarle gobernar hasta después del verano, y entonces someter su gestión a la aprobación del Parlament.

El debate se celebraría aproximadamente en septiembre, ha precisado Mas, y ha defendido que es oferta que la CUP puede aceptar: "Es un intento de desencallar las cosas, que haya investidura y que haya gobierno definitivo".

Para Mas, la cuestión de confianza es una herramienta de "pulcritud democrática" que puede ayudar a que JxSí y la CUP acerquen posiciones para desencallar su investidura porque, según ha dicho, es urgente configurar un Govern y evitar una situación de bloqueo institucional.

"Si no desbloqueamos la situación, se paraliza el inicio de la legislatura, y éste no es el mandato que hemos recibido por parte de la ciudadanía", ha advertido Mas, que también ha hecho un paralelismo con el inmovilismo de la CUP y el del Gobierno español.

Ha destacado la urgencia de llegar a un acuerdo entre los 72 diputados independentistas, teniendo en cuenta que "a base de inmovilismo, las cosas se deterioran y hasta se pudren, lo que hace que se complique la cosa".

"Nuestras ofertas tienen las mejores intenciones. Queremos que el Parlament empiece a tomar decisiones; si puede ser, hoy mismo", ha concluido en un último intento de convencer a la CUP.

Mas también ha oficializado a la CUP su oferta de ceder poder en tres macroconselleries: una encargada de los asuntos sociales, otra de economía y empleo, y otra sobre relaciones internacionales: "Es un intento de aproximación".

Aunque no lo ha mencionado, en la reunión que celebró este miércoles en el Palau de la Generalitat propuso a la CUP que Neus Munté se encargase de la vicepresidencia de asuntos sociales, Oriol Junqueras de la económica y Raül Romeva de la de asuntos sociales.

El candidato en funciones ha precisado que de la macroconselleria de asuntos sociales dependerían cuatro departamentos, de la económica cinco más, y de la de relaciones internacionales otras cuatro.

Mas opina que esta remodelación de la estructura de la Generalitat se justifica porque Cataluña está "en un momento diferente del que es habitual, un momento de transición para pasar de la autonomía a la constitución de un Estado".

La CUP rechaza la oferta

El líder de la CUP en el Parlament, Antonio Baños, había anunciado ya su 'no' a la votación de la investidura del candidato a presidir la Generalitat, Artur Mas.

Mas había planteado que "si el Govern no superara esa cuestión de confianza, habría que investir a otro presidente de la Generalitat.

Baños ha aclarado que su no es "un 'no' tranquilo, porque es un 'sí' a la república catalana que no se acaba".

Además, ha dicho que la nueva propuesta de Mas es interesante pero insuficiente, pese a que el 'no' de la CUP no está "enrocado" y pretende estimular, ir más lejos y sumar a más gente.

Ha afirmado que la CUP no se plantea las elecciones anticipadas como escenario posible, y se ha mostrado dispuesto a seguir negociando para hacer valer la mayoría de 72 diputados que tienen la fuerzas independentistas en el Parlament: "Tiene todo nuestro tiempo para llegar a un acuerdo. Estamos atados a la mesa".

- Las penas a las que se enfrentan los líderes independentistas por desobedecer al Constitucional

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
1 comentarios