www.diariocritico.com

Tatiana Nuño (Greenpeace): "No tenemos un Gobierno verde sino todo lo contrario"

Responsable de Cambio Climático de Greenpeace
Ampliar
Responsable de Cambio Climático de Greenpeace (Foto: Diariocrítico / Greenpeace)

> "De la Cumbre de París tiene que salir un acuerdo ambicioso y vinculante"

jueves 12 de noviembre de 2015, 10:49h
La responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace, Tatiana Nuño, aborda en Diariocrítico los desafíos medioambientales ante la Cumbre de París que se celebrará entre los días 30 de noviembre y 11 de diciembre para superar los compromisos del Protocolo de Kioto.

1. La Cumbre del Clima movilizará a cerca de 30.000 representantes de 196 países… ¿Hay una mayor sensibilidad en las clases dirigentes hacia los retos climáticos?

Estamos viendo declaraciones muy importantes que se tienen que materializar en la Cumbre de París para dar continuidad a partir de 2020 a lo alcanzado con el Protocolo de Kioto.

Este año están pasando cosas importantes. Los acuerdos bilaterales EEUU-China demuestran una voluntad de entrar en las negociaciones. En la última reunión de junio del G-7 los representantes de los países más industrializados llegaron a un acuerdo para alcanzar el abandono del carbón y una transformación hacia las energías renovables en detrimento de los combustibles fósiles. En 2015 también ha tenido lugar por primera vez en la historia una encíclica del Papa Francisco centrada en cambio climático que da un mensaje claro a directivos y dirigentes para transformar el modelo energético apuntando a las poblaciones afectadas. Por otro lado, 38 grandes empresas y multinacionales de diversos sectores -entre las que se encuentran gigantes como Ikea o Apple- se han comprometido públicamente a alimentarse de energías renovables.

Hay por tanto una conciencia creciente de que hay que dejar de hacer las leyes en virtud de los que contaminan.

2. ¿Qué esperan de la Cumbre de París?

De la Cumbre de París tiene que salir un acuerdo ambicioso y vinculante.

París no es el fin de nada, sino un punto en el proceso de algo que ha comenzado hace ya tiempo: la demanda del cambio, del protagonismo de las personas.
Actualmente el 60% de la energía de nueva producción a nivel mundial es ya procedente de las renovables. Esto da un mensaje claro a los inversores para que comprendan que apostar por las energías sucias es una inversión de alto riesgo.

De la Cumbre de París deben salir dos puntos fundamentales. Por un lado, debe salir un objetivo claro a largo plazo que lleve a cero las emisiones para 2050 y que el sistema productivo esté basado en energías renovables. Por otro, creemos necesario un mecanismo de obligado cumplimiento para que los países tengan que rendir cuentas cada 5 años y mejorar sus objetivos.

Con los compromisos adquiridos a día de hoy, según los indicadores a los que se atiendan, se estima que la temperatura aumentará entre 2,7 y 3,3 grados para 2050. Sin embargo, no son compromisos suficientemente ambiciosos. Se sabe ya que un aumento de sólo 1,5 grados ya conllevaría cambios irreversibles. Por ello apostamos por afianzar un compromiso sólido reevaluable que evite superar esa cota.

Hay que tener en cuenta que la UE ya ha cumplido en 2014 los compromisos que asumió para 2020, pero no debe quedarse ahí. Se requiere un aumento de la ambición. Hay que seguir avanzando y lograr un mayor compromiso antes de que entre en vigor el acuerdo que sustituya a Kioto.

Además, se necesita seguir avanzando en el Fondo del Clima al que ya se comprometieron los distintos países. Se acordó una aportación anual de 100.000 millones de dólares a partir de 2020 para los países más vulnerables, pero falta concretar el cómo y cuándo en la Cumbre de París.

3.- En clave nacional… Rajoy ha pasado de negar la gravedad del cambio climático citando a su polémico primo, a presumir de que España enviase a tiempo a Naciones Unidas el cumplimiento con los requerimientos del protocolo de Kioto, asegurando que se equivocó al restar importancia a este grave problema. ¿Tenemos ahora un gobierno verde y ecológico?

Claramente no. No tenemos un Gobierno verde sino todo lo contrario. Se han seguido subvencionando las energías sucias, incentivando las prospecciones de petróleo; bloqueado las energías renovables… No se están haciendo grandes esfuerzos para luchar contra el cambio climático. De hecho, el Gobierno incluso pidió a la Comisión que fuese más permisiva con las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) para los automóviles y tolera que las eléctricas decidan sobre las emisiones contaminantes… España es además el único país que ha aumentado la tasa de carbón importado.

Creo que ya no queda ninguna duda de que el cambio climático es una realidad derivada de la emisión de gases de efecto invernadero y la intervención contaminante del hombre. El último informe del grupo de expertos de la ONU no deja lugar a dudas.

Por tanto, la voz de los negacionistas que ayudan a las energías sucias ya no tienen cabida. Ya no cabe negar el cambio climático. El debate ya es otro, ahora toca hablar de cómo atajarlo.

4.- Sin embargo, España ha cumplido con las cuotas… ¿Contaminamos menos o pagamos más por contaminar?

El protocolo de Kioto se dividía en dos fases. Durante la primera, de 2008 a 2012 España se situó en los primeros puestos de los países más incumplidores y tuvo que comprar derechos de emisión. Hasta 812 millones de euros de dinero público se destinaron a este fin.

Y la segunda fase todavía no ha terminado. Sin embargo, los últimos datos reflejaban que España iba en camino de no cumplir ninguno de los objetivos: no hemos crecido en renovables; ni mejorado en eficiencia energética ni reducido las emisiones.

Hay que dejar de usar los combustibles fósiles ya, las emisiones no deben ser una vía de comercio de compra y venta.



5. ¿Qué perspectivas ‘verdes’ hay sobre las elecciones del 20-D?

El problema no es sólo el gobierno actual. Todos los partidos deberían mejorar este apartado en sus programas electorales para aportar soluciones a la ciudadanía.


6.- ¿La restitución excepcional de las fronteras prevista en el acuerdo Schengen dificulta la llegada de manifestantes ecologistas a Francia?

Con esta medida, aparentemente las autoridades podrán pedir el pasaporte o dni… Francia ha solicitado esta medida excepcional por el alto riesgo que supone acoger en París a tantas autoridades, pero tampoco esperamos que vayan a echar para atrás a ninguna persona que quiera reclamar o movilizar a personas que reivindiquen una defensa del medioambiente.

Greenpeace llevará la voz de la ciudadanía a la conferencia de París a través de '7 héroes' que transmitirán a los dirigentes la preocupación de la población por el cambio climático.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios