www.diariocritico.com

Cambio climático

El impuesto de matriculación subirá para penalizar a los vehículos de combustión a partir de 2021 dentro de un plan conjunto para reducir la contaminación.

Este viernes 15 de marzo, jóvenes de todo el planeta han salido a las calles para protestar contra la falta de compromiso político en la lucha contra el cambio climático. La huelga mundial por el clima ha teñido de verde miles de ciudades, que han respondido a la llamada de Greta Thunberg para recordar que el planeta "no puede esperar" y que sin la Tierra "no hay futuro". La protesta del 15-M verde no solo ha tomado calles y plazas, sino que se 'ha adueñado' de las redes sociales con el lema #FridaysForFuture (viernes por el futuro).

Los estadounidenses, William D. Nordhaus (1941) y Paul M. Romer (1995) han sido galardonados con el premio Nobel de Economía por la integración del cambio climático y la innovación tecnológica en el crecimiento económico. Nordhaus y Romer han diseñado métodos para abordar algunas de las preguntas más básicas y apremiantes de nuestro tiempo acerca de cómo creamos un crecimiento económico sostenido y sostenible a largo plazo, señalan desde la organización.

> Una iniciativa que responde al compromiso de la compañía con la sostenibilidad ambiental y el cambio climático

La tarde de este sábado, 24 de marzo, de 20:30 a 21:30, las luces del mundo volvieron a apagarse en protesta contra el cambio climático. La Hora del Planeta, una iniciativa que comenzó en 2007 en Sidney, volvió a apagar emblemáticos monumentos y edificios de todos los rincones del mundo. Para sus impulsores, esta campaña "es mucho más que apagar la luz durante una hora, es un gran movimiento global para enfrentar un problema global: el cambio climático".

Un grupo de científicos de Estados Unidos y Reino Unido han diseñado, accidentalmente, una enzima que se come el plástico, lo que podría suponer un rayo de luz en la lucha contra la contaminación. Los investigadores estaban trabajando con una bacteria descubierta recientemente en Japón, que logra descomponer el plástico que se utiliza en la fabricación de botellas, tereftalato de polietileno o PET, cuando diseñaron, de forma fortuita, una enzima que realiza esta función.