www.diariocritico.com
Una gran puerta abierta a nuevos escritores
Ampliar
(Foto: RELEE)

Una gran puerta abierta a nuevos escritores

El proyecto Relee nace con un clara vocación, la de dar una oportunidad a los escritores desconocidos y quieren abrirse paso en el mercado editoria

martes 01 de diciembre de 2015, 17:58h

Todo el mundo sabe que el sector editorial es un sector complicado, adverso en muchas ocasiones y con pocas oportunidades. Algunos escritores han tenido que buscar una alternativa ante tal situación. Es el caso del proyecto Relee

La unión de un grupo de escritores, profesores, lectores y expertos en edición que apostaron por la literatura de calidad creada en un entorno colaborativo. La intención del proyecto es que, si te gusta leer, unirse en un espacio de intercambio con los autores. Y, si tienes inquietudes literarias, formarte profesionalmente en el terreno de la escritura y después publicar.

Isabel Cañelles, cofundadora de Relee.

¿Cómo nació Relee? Relata de manera breve cómo nació la empresa, cuándo y cómo se te ocurrió la idea, por qué este proyecto…. Cuéntame la parte más humana (no corporativa).

Relee nace de una doble frustración que surge de mi doble condición de escritora y profesora de narrativa. Como escritora, por las dificultades que pasé a la hora de lograr publicar algunas de mis primeras obras. Sé de primera mano lo complicado que resulta para un escritor desconocido entrar en los circuitos de las editoriales con independencia de la calidad de las obras. Y como docente porque llegaba un momento en el que ya no era capaz de seguir ayudando a mis alumnos. Cuando terminaban sus proyectos y me preguntaban qué pasos debían tomar para publicar. Así fue cómo surgió Relee, como una respuesta que pretendía abrir nuevos caminos ante ese doble reto.

¿En qué momento y por qué decidís emprender vuestro propio negocio?

Yo ya tenía mi propio negocio, mis talleres literarios y, además contaba con una trayectoria como emprendedora ayudando a iniciar otras escuelas. El mundo editorial, aunque cercano, era nuevo para mí. Pero cuando comencé a contar el proyecto y vi la aceptación y el apoyo que conseguía suscitar, todo fue rodado. Relee pasó de la idea a la realidad en apenas cuatro meses gracias a que mucha gente creyó en el proyecto.

¿Cuál ha sido vuestra vía de financiación?

Toda nuestra financiación ha sido a través de recursos propios de los socios y de las aportaciones de las personas que se han sumado a la comunidad Relee, ya sea como suscriptores o como cuentapartícipes. Relee, además, ya ha empezado a generar sus primeros ingresos, a través de las matriculas en los talleres y la venta de nuestro primer libro, Me pillas en mal momento.

¿Cuál es vuestro modelo de negocio?

Partimos del concepto de una comunidad en la que todos somos escritores, editores y lectores. Por un lado, ofrecemos la posibilidad de aprender el oficio de escritor a través de cursos y talleres de distintos niveles y grados de especialización. Brindamos un aprendizaje basado en la práctica en la que los alumnos desarrollan y perfeccionan sus propios proyectos narrativos de una forma colaborativa. Además, nuestros alumnos tienen la posibilidad de llegar a publicar sus obras en nuestra editorial si logran superar los criterios de selección.

¿Qué debe hacer y dónde debe acudir un escritor novel para trabajar con vosotros?

Relee es al mismo tiempo taller narrativo y editorial, y se basa en un concepto de aprendizaje grupal. Para poder publicar con nosotros, la persona ha de apuntarse a nuestros talleres y seguir un camino de aprendizaje hasta trabajar sobre su propio proyecto en un entorno colaborativo, con un grupo y un profesor que le acompañarán en el proceso. Los mejores trabajos que surgen de estos proyectos son los que son susceptibles de ser escogidos para su publicación. Por otro lado, no hace falta ser alumno para pertenecer a la comunidad de Relee. Se puede ser miembro como mero amante de la literatura y, a través de nuestra plataforma, disfrutar de nuestras obras, interactuar con los autores y hasta participar en su proceso de creación.

¿Cómo es vuestra dinámica? ¿Cómo puede conseguir un escritor novel publicar su libro?

Nuestros recursos son pequeños, así que, por el momento, debemos centrarnos en los proyectos vinculados a la comunidad Relee. Trabajos de alumnos surgidos en los proyectos, antiguos alumnos de otros talleres, profesores etc. Eso no quiere decir que en el futuro podamos abrir nuevas vías de acceso, pero por el momento nos centramos en las obras producidas en la casa porque es un buen punto de partida y, sobre todo, porque creemos en el modelo de aprendizaje. No nos limitamos a publicar, sino que participamos tanto en la gestación de las obras como en su difusión. Por lo demás, cualquier persona con inquietudes y amor por los libros puede participar en Relee, a través de las opciones de suscripción que ofrece nuestro servicio Relee+, que se detallan en nuestra página web .

Relee publicará anualmente cinco títulos, ¿quién asume ese coste?

Lo asume íntegramente Relee. No somos una empresa de autoedición. Cada título es una apuesta y un riesgo, en eso no nos diferenciamos de las editoriales tradicionales. Lo que sí sucede es que, de alguna manera, es un riesgo controlado. En primer lugar porque se prima la calidad de las obras, y para ello pasan por un comité de lectura formado por personas ajenas a Relee. En segundo lugar, en el caso de las obras que surjan de nuestros talleres, porque eso ya supone un filtro previo y adicional al del comité (por el que también habrán de pasar), ya que el propio sistema de trabajo colectivo a lo largo de un proceso prolongado y estructurado es en sí mismo una garantía de la calidad.

¿Los títulos se publican en edición ebook también?

Sí, se publican en ambos formatos.

¿De qué manera ha perjudicado, si es así, el libro digital al tradicional?

No creo que sean incompatibles, al contrario, pueden convivir perfectamente. El libro, como transmisor de cultura y conocimiento, se ha adaptado a lo largo de la historia a los distintos avances tecnológicos y los ha hecho suyos. Imagino que cuando llegó la imprenta también hubo voces ‘puristas’ que pusieron el grito en el cielo. Pero el libro se adaptó y los impresores y los lectores también. En nuestro caso, nos encantan los dos formatos. Uno por el valor del objeto en sí mismo y la emoción que sigue despertando en nuestros sentidos; el otro por su practicidad y flexibilidad, y por lo que tiene de simbólico como forma de expresar que el universo literario sigue en buena forma y afronta el futuro y sus avances con optimismo.

¿Cuáles son las mayores trabas a la hora de emprender en cultura y concretamente, en el ámbito de la literatura?

No hemos encontrado especiales trabas por el hecho de emprender en el campo de la literatura. Es cierto que nuestro modelo se aleja de los tradicionales en el negocio editorial, por ejemplo, pero no tenemos la sensación de que eso haya sido mal acogido por el mercado; al contrario, hay expectación e interés por las fórmulas que puedan resultar innovadoras. Las principales trabas han venido por nuestras propias limitaciones como empresa de recursos modestos y por la obligación, autoimpuesta, de arrancar con un primer libro ya en el mercado.

¿Un error del que habéis aprendido a la hora de emprender?

Los lógicos de cualquier empresa que comienza. Las novatadas hay que pagarlas y, además, es sano que se paguen. Sin error no hay aprendizaje. A dos semanas de la presentación del primer libro caímos en la cuenta de que no habíamos pedido el depósito legal para la obra, un requisito imprescindible para editar cualquier volumen. Es anecdótico (aunque en su momento nos llevamos un susto monumental), pero también lo asumimos como una parte fundamental del proceso.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere montar su negocio?

Que se asesore muy bien, que investigue, que hable con gente que sabe de aquello que él o ella no domina, que ate muy bien todo lo relativo a la puesta en marcha de su negocio. Y que, una vez hecho esto, sí de verdad siente que es eso lo que quiere hacer y cree en ello, que no lo aplace más, que se lance.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.