www.diariocritico.com
Fernando Jáuregui y Federico Quevedo, los autores del libro, entre Nativel Preciado, Alfredo Menédez y Ángel Expósito, en el Club Siglo XXI.
Ampliar
Fernando Jáuregui y Federico Quevedo, los autores del libro, entre Nativel Preciado, Alfredo Menédez y Ángel Expósito, en el Club Siglo XXI. (Foto: SERGIO TORO)

Sólo tres políticos valientes se atreven con Jáuregui y Quevedo

> Margarita Robles, Ángel Gabilondo y Fernando Martínez Maíllo no se dan por 'aludidos' en la presentación de '¡Es el cambio, estúpido!'

miércoles 01 de junio de 2016, 23:41h

“¿Quién el estúpido?”. Ángel Expósito planteó la pregunta obligada en un libro que, aunque sus autores lo niegan, parece tener uno o varios destinatarios evidentes. Fernando Jáuregui y Federico Quevedo han recopilado en ‘¡Es el cambio, estúpido!’ [editado por Estella Maris] sus aventuras periodísticas en El Confidencial de La Linterna de la Cope, el apasionante -y, según ellos, también frustrante- viaje que está dando la vuelta a España desde hace aproximadamente dos años. El título, aseguró Jáuregui con su causticidad innata, “no ha gustado a nadie”. Sobre todo a sus protagonistas, los políticos, entre los que al parecer son legión los que se han dado por aludidos. De hecho, sólo tres, tres valientes, han acudido a la cita, Margarita Robles, Ángel Gabilondo (PSOE) y Fernando Martínez Maíllo (PP). Sabían que no iban a escuchar precisamente alabanzas, que les cayeron, pero no estaban para eso… hubiera sido una estupidez.

Sólo tres políticos valientes se atreven con Jáuregui y Quevedo
Ampliar
(Foto: SERGIO TORO)

La audiencia lo que quería es que los autores pusieran nombre y apellidos al destinatario. Ni Fernando Jáuregui ni Federico Quevedo entraron al trapo y se limitaron a reseñar el “gran número de broncas” que les han caído desde que empezó a circular el libro. Eso sí, destacaron una, la del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que les despachó con cajas destempladas cuando le regalaron un ejemplar hace unos días aprovechando que el Pisuerga, perdón, el presidente, pasaba por Badajoz. Lo de ‘la segunda transición’ -como reza el subtítulo- no le ha hecho especialmente gracia, contaron los autores.

Quevedo toreó bien tanta insistencia, especialmente cuando se conectó en directo con Juan Pablo Colmenarejo, el director de La Linterna y autor del prólogo, que obviamente les reiteró la pregunta de Expósito. “No hay nadie estúpido, la situación es estúpida. Lo que pasa es que hay gente a la que le cuesta aceptar las cosas”, respondió el cronista de El Confidencial templando el tono del debate.

Una frase perfectamente aplicable tanto a Mariano Rajoy como a Pedro Sánchez -y adyacentes-. Algo lógico en un ‘combo’ periodístico convertido en la verdadera conciencia crítica de los dos partidos que hasta ahora se han repartido el poder desde la Transición.

“Esta es la crónica de lo que nunca debió ocurrir”. La frase de Jáuregui explica perfectamente por qué el libro no ha gustado ni en Ferraz ni en Moncloa/Génova. “Un canto al consenso” cuya ausencia sería el gran error que ha metido tanto al PSOE como al PP en una crisis que nadie sabe cómo acabará.

¿Habrá elecciones en diciembre?

Como no podía ser de otra forma, la presentación de ‘Es el cambio, estúpido’ se convirtió en una súper tertulia. El cartel de oradores lo completaban nada menos que Alfredo Menéndez (RNE) y Nativel Preciado y entre el público se ‘camuflaban’ muchos más, así que la tentación era demasiado fuerte y rápidamente saltó la segunda pregunta obligada:

“¿Habrá elecciones en diciembre?” Todos prácticamente descartaron la ‘tercera vuelta’. O casi. Porque gracias al libro de Jáuregui y Quevedo se escucharon algunas predicciones sobre lo que ocurrirá después del 26J. El segundo no se quiso mojar, pero el primero, de nuevo fiel a su estilo, se mostró convencido de que el PSOE –“el de Sánchez quizá no, sino otro PSOE”- se abstendrá y dejará gobernar a la lista más votada: es decir, a Rajoy. Su apuesta da por hecho de que se producirá el ‘sorpasso’.

Alfredo Menéndez, en cambio, no cree que Unidos Podemos adelante a los socialistas como segunda fuerza política, lo que sí deja posibilidades a Pedro Sánchez.

Un debate vivo pese a la ‘serenidad’ que siempre transmite el Club Siglo XXI, anfitrión del evento, y con momentos especialmente interesantes, como cuando desde la mesa se lanzó al público otro reto cargado de dinamita política: “Que levanten la mano quienes sean capaces de recordar cinco nombres de dirigentes de Ciudadanos”. El resultado de la encuesta -apenas cuatro o cinco brazos en alto- destapaba otra de las contradicciones del ‘cambio’ y, de nuevo, la pertinencia del título de libro de Jáuregui y Quevedo.

Porque mi maestro Jáuregui, por una vez, se equivoca: al menos a mí, sí me gusta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios