www.diariocritico.com
Pesos pesados socialistas se reúnen sin ocultarse para presionar a Pedro Sánchez

Pesos pesados socialistas se reúnen sin ocultarse para presionar a Pedro Sánchez

lunes 05 de septiembre de 2016, 17:40h

Las aguas socilaistas siguen bajando revueltas en torno a la decisión de Pedro Sánchez de que "no es no" respecto a la investidura, ya fallida, de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. Como se sabe, la taurina división de opiniones en el partido tiene como contrapartida a la postura del actual secretario general -aparte de la de su antecesor y expresidente de Gobierno Felipe González- avarios pesos pesados, como el también expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, a José Bono y a varios barones como, Guillermo Fernández Vara, Emiliano García-Page. Estos cuatro últimos fueron cazados el pasado viernes en un restaurante madrileño, como desveló Esdiario.

Una reunión, celebrada sólo horas antes de que el Congreso de los Diputados, con los votos del PSOE, echase por tierra la idea del PP en general y de Mariano Rajoy en particular de sacar adelante la investidura de éste. Y una reunión que pudieron ver muchos de los clientes del restaurante, ya que ninguno de los cuatro tuvo la precaución de ocultarse o de comer en un reservado, lo que podrían haber hecho fácilmente. O sea que querán que los vieran.

Es más, algunos de ellos, posiblemente para que quedara constancia de su cita, se fotografiaron con los clientes que se lo solicitaron. Es un claro mensaje, uno más, a Pedro Sánchez de que expresidentes y barones pretenden que cambie de posición y absteniéndose permita un Ejecutivo en minoría de Rajoy con o sin Ciudadanos. No será la última que se lleve a cabo, no sólo para evitar terceras elecciones en menos de un año, sino el probable ridículo de Sánchez de intentar una investidura aritméticamente imposible.

Y políticamente, también, porque para ello el actual líder socialista debería contar con un acuerdo entre los irreconciliables Pablo Iglesias y Albert Rivera y sus respectivas formaciones, Podemos y Ciudadanos, para como mínimo no boicotear un teórico acuerdo con el PSOE. Sin olvidar que, aunque Zapatero -y González- gobernaran en sus tiempos con los nacionalistas catalanes, ahora ese apoyo podría ser aún más suicida para los intereses socialistas. La guerra, y las reuniones más o menos secretas también.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios