www.diariocritico.com

Gore pide continuar la lucha contra el cambio climático sin EEUU

El premio Nobel de la Paz Al Gore llamó al mundo a tomar medidas firmes contra el cambio climático sin tener en cuenta la posición de Estados Unidos, acusado de bloquear la negociación en la conferencia sobre el clima de Bali, que este jueves entró en su recta final.

Ante una sala abarratoda, Gore -que el lunes recibió en Oslo el premio Nobel de la Paz junto al Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC)- llamó a los negociadores a tomar medidas drásticas para evitar que la conferencia sea un fracaso.

"No soy un responsable oficial y no estoy obligado a respetar la amabilidad diplomática", afirmó Gore, que en 2000 sufrió una controvertida derrota en las elecciones de su país frente a George W. Bush, desde entonces presidente.

"Así que voy a decirles una verdad incómoda: mi país, Estados Unidos, es principalmente responsable de la obstrucción de las negociaciones aquí en Bali", afirmó el ex vicepresidente estadounidense, provocando una gran ovación.

Gore propuso que se deje "un espacio abierto" en el acuerdo, con la esperanza de que el sucesor de Bush tras las elecciones de noviembre de 2008, cambie la posición de Estados Unidos a partir de 2009.

Ministros de Medio Ambiente de todo el mundo tenían plazo hasta el viernes a mediodía para acordar "una hoja de ruta" de futuras negociaciones climáticas.

Estas deberían desembocar en un nuevo acuerdo internacional para acentuar la lucha contra el cambio climático a partir de 2012, fecha en que expira la primera fase del Protocolo de Kioto.

"Estoy muy preocupado por el ritmo de las negociaciones", había reconocido Yvo de Boer, secretario ejecutivo de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), organizadora del encuentro.

"Estamos en una situación de todo o nada y si no logramos acabar el trabajo a tiempo, el castillo de naipes se desmorona", afirmó.

Según De Boer, uno de los principales escollos es el desacuerdo sobre el alcance de las futuras negociaciones.

La Unión Europea propone que los países industrializados reduzcan sus emisiones entre 25 y 40%, pero Estados Unidos y otros países desarrollados se oponen a que la declaración final de Bali incluya la más mínima referencia a esta cifra.

Estados Unidos intenta arrastrar a otros países industrializados "en un tobogán resbaladizo" preparado por la administración Bush, consideró Hans Verolme, de la organización ecologista Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Reafirmando su posición, la Unión Europea advirtió que podría no participar en una cumbre de los principales emisores de gases de efecto invernadero, organizada por Estados Unidos en Hawai en enero, si las negociaciones fracasan en Bali.

"Si fracasamos en Bali, no tendría ningún sentido mantener esta reunión de principales emisores", afirmó Humberto Rosa, ministro portugués de Medio Ambiente, cuyo país preside actualmente la UE.

Rosa no quiso hablar de una amenaza de boicot, porque "no le estamos haciendo chantaje a nadie", dijo.

James Connaughton, presidente del Consejo de la Casa Blanca sobre Calidad Medioambiental, rechazó las acusaciones. "Cada país tiene una posición en esta negociación, no sólo Estados Unidos", afirmó.

En un informe divulgado a mediados de noviembre en Valencia (este de España), el IPCC advirtió que la temperatura media del planeta puede aumentar en 2100 entre 1,1º C y 6,4º C en comparación con los niveles de 1980-99, debido a la acumulación en la atmósfera de gases de efecto invernadero causados por las actividades humanas.

Esto acarrearía tormentas más violentas, sequías, inundaciones, aumento del nivel del mar, deshielo de los glaciares, incendios y hambrunas que afectarán con mayor severidad a los países en vías de desarrollo.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios