www.diariocritico.com

8M: Hoy me paro y digo basta

jueves 08 de marzo de 2018, 13:17h

Nunca me gustó que me respondieran: 'esto es así' o 'siempre se ha hecho/ha sido así'. Como todas, desde pequeña he aprendido lo que la sociedad esperaba de mí como mujer, cómo debía comportarme, cómo debía vestirme, a qué y a quién debía tener miedo…Y cuando preguntaba por qué, la respuesta solía ser: 'esto es así'. Recuerdo lo mucho que me enfadaba esa respuesta, y me sigue enfadando. Me enfada porque no es la verdad, esa no es esa la respuesta.

Con el paso del tiempo me di cuenta de que esas preguntas que me hacía, sí que tenían explicación. Esa explicación no es otra que el patriarcado, el sistema en el que nos hemos educado y en el que vivimos, que marca diferencias en función del sexo desde antes de nacer.

Como tantas mujeres, hoy me paro para decir basta. Nos dirán que el feminismo es una guerra sin sentido contra el género masculino, que las mujeres buscamos la discriminación positiva, que queremos estar, ser y llegar porque sí, sin merecerlo, por ser mujeres. Nos dirán que protestar no sirve de nada, que las leyes son papel mojado, que no están las cosas como para poner en peligro tu puesto de trabajo. Nos dirán que queremos presentarnos como víctimas, y ser tratadas como tal, como esas princesas frágiles cuya vida depende de la gallardía de un príncipe. Y de la misma forma nos dirán que el mundo es así, ha sido así y debemos aceptarlo. Pues no, ya no, estamos hartas y deberíais estar hartos.

El feminismo no es nada más y nada menos que la igualdad de condiciones, la justicia social. No estamos en contra de los hombres, no queremos culparos de todos los males del universo; estamos en contra de un sistema que nos ha hecho vivir como ciudadanas de segunda. No queremos tener miedo por las noches ni queremos ser rescatadas por nadie, no queremos cobrar menos por hacer el mismo trabajo, no queremos enseñar a nuestras hijas las tareas del hogar, no queremos que nos juzguen por decidir sobre nuestra maternidad ni sobre nuestro cuerpo, no queremos que nuestro sexo marque nuestra vida desde que nacemos. Si tampoco quieres esto, ni para ti ni para las mujeres de tu vida, eres feminista.

El feminismo hará del mundo un lugar mejor; al menos más justo, teniendo en cuenta que la mitad de su población somos mujeres. No queremos ser iguales, queremos igualdad de condiciones. No queremos ser una excepción, queremos ser la regla.

Compañeras la sororidad es el camino y la justicia el destino. Compañeros, no nos dejéis solas, luchad a nuestro lado, os necesitamos y os queremos con nosotras de la mano. La batalla es de todos y por todos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.