www.diariocritico.com

La ética de la mutación genética del ser humano

viernes 15 de febrero de 2019, 12:39h

Ayer asistí a la conferencia del Dr. Luis Serrano Pubul. Director del Centro de Genómica de Barcelona en una sesión del Capitulo Español del Club de Roma en un ciclo sobre transhumanismo en función del perfeccionamiento genético de la especie humana. La conferencia divulgativa e interesante, me llevo a la conclusión de que todo es hoy posible en el control de las mutaciones en el ser humano en su ADN.

Desde que se publicaron los resultados del proyecto del genoma humano en el año 2001 y con los avances en secuenciación del genoma, cada vez tenemos más información sobre nuestra biología. En un futuro no demasiado lejano, este conocimiento podrá aplicarse como base de una medicina personalizada que tenga en cuenta las características concretas de cada individuo. Pero existen otro tipo de preguntas que llevamos tiempo intentando contestar observando nuestro ADN, como por ejemplo qué nos hace humanos. Además, hace unos diez años se descubrieron en el genoma humano unas áreas del ADN muy curiosas: aunque apenas habían variado en los mamíferos durante cientos de millones de años de evolución, ni siquiera en los primates, de repente en los humanos habían experimentado un gran número de mutaciones. Se había acelerado enormemente el ritmo de mutaciones, de ahí el nombre de regiones aceleradas humanas (HAR, del inglés human accelerated regions).

Recordemos que el genoma no es más (ni menos) que una secuencia construida a partir de cuatro nucleótidos distintos que podemos representar con las letras A, T, C y G (correspondientes a adenina, timina, citosina y guanina, respectivamente).

Luis Serrano dice que lo más dificultoso para la mejora de la especie, no es la base (virus o bacterias) sobre de donde se sacan porciones del genoma para insertarlas en personas o animales, que hasta este siglo solo funcionaban por hibridación natural, por la selección natural que Darwin descubrió en su día en los pinzones en su adaptación al medio, o por la observación de los humanos en vegetales, dando vida a los más fructíferos y útiles. Sino que cogiendo un virus o una bacteria se pueden insertar en el cromosoma correspondiente, para lo que se necesita una herramienta que le permita incorporarlos. Hoy se puede hacer casi de todo en este sentido, curar preventivamente enfermedades hereditarias, o el cáncer o las enfermedades raras.

El problema es como mejorar la persona humana, lo que se ha puesto de relieve a fines de 2018 al aparecer la noticia de que un científico chino, He Jiankui, y su equipo, afirmaba haber creado los primeros bebés modificados genéticamente. Los bebés, Lulu y Nana, dos niñas nacidas hace “varias semanas”, se encuentran en perfecto estado de salud, asegura el genetista, He Jiankui, que utilizó la técnica de edición de genes conocida como CRISPR para mutar un gen y hacer a las pequeñas resistentes contra el virus causante del sida. ¿Por qué es tan polémico?

La herramienta CRISPR para la edición de genes que He dijo haber utilizado en su experimento no es nueva en el mundo científico, ya que fue descubierta en 2012.Las serias advertencias de unos científicos sobre los peligros de la técnica que revolucionó la genética. Funciona usando "tijeras moleculares" para alterar una cadena muy específica de ADN, ya sea cortándola, reemplazándola o ajustándola. La edición genética podría, potencialmente, ayudar a evitar enfermedades hereditarias al borrar o cambiar códigos fallados en los embriones. Pero muchos expertos están preocupados porque manipular o editar el genoma de un embrión podría causar daño no solo al individuo, sino a las futuras generaciones que hereden esos cambios.

También se ha utilizado los xenotrasplantes de cerdos que por su tamaño se adecuan a los del cuerpo humano, el problema son los virus ocultos que pueden tener, estos órganos del cerdo que habrían de ser destruidos antes de poderlos implantar.

No hay problema ético en la Inmunoterapia ni en la Biología sintética, pro si en las mutaciones para mejorar la especie por ejemplo el desarrollo muscular, o de la altura o de la vejez que se ha podido comprobar en ratones y otros animales en laboratorio, pero esto plantea el problema esencial de la ética, porque haría accesible a las mejoras, a los países ricos, mientras que los pobres no podrían. De hecho, ya se ha hecho en la erradicación de la malaria, con La artemisia annua, planta utilizada en la medicina tradicional china que salía muy cara con lo que los países africanos más expuestos desarrollaron numerosas plantaciones, pero los laboratorios USA mas destacados han conseguido hacerlo a través de técnicas de química orgánica, arruinando las plantaciones y bajando el coste de la materia prima.

Por ello los padres que pudieran pagar esas terapias mutacionales, heredarían sus hijos y su descendencia el mejoramiento conseguido, llevando a una elite, incluso temas como la inteligencia o el desarrollo físico o la longitud de la vida. Ahí es donde los científicos ponen la línea roja.

Personalmente soy partidario de seguir experimentando, ya que la ética pertenece a la filosofía de vida o a la religión o al ideario de los partidos políticos. En la Alemania nazi ya se experimentó en el mejoramiento de la raza, aunque entonces se desconocían las ultramodernas tecnologías, fracasando el resultado, porque el objetivo ya ni siquiera era ético. El futuro es de la ciencia, incluso al de la integración del hombre con la máquina, los llamados androides o poshumanos.

La idea de que la supuesta creación del hombre y los animales por Dios, el engendramiento de los seres vivos de acuerdo con su clase, y la posible reproducción de máquinas, forman parte del mismo orden de fenómenos, es emocionalmente perturbadora, tal como las especulaciones de Darwin acerca de la evolución y el origen del hombre fueron perturbadoras. Si fue una ofensa contra nuestro propio orgullo el que se nos comparase con un simio, ahora ya nos hemos repuesto de ello; y es una ofensa aún mayor ser comparado con una máquina. Norbert Wiener (1964)Dios & Golem, S.A. En fin el hombre dirá lo que más le convenga.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.