www.diariocritico.com

Oposición en pleno pide su cabeza

Ministro del Interior ya se juega los descuentos

Ministro del Interior ya se juega los descuentos

El fantasma de Ayacucho no deja a Luis Alva Castro. Y es que la bancada nacionalista presentó una moción para que el ministro del Interior sea citado “de urgencia” por la muerte de campesinos durante el paro agrario de febrero, mientras que los legisladores de UPP exigieron su “inmediata renuncia” por este caso.

Pese a que Alva Castro afirmó que ningún policía había causado las muertes, ayer se supo que la Fiscalía de Huamanga denunció penalmente al suboficial PNP Carlos Rodríguez Huamaní por el homicidio de Emiliano García Mendoza y Rubén Pariona Camposanto, pues el afectivo admitió –según el texto fiscal– haber disparado contra ambos campesinos con su escopeta de perdigones.

 

“Pedimos la renuncia de Alva Castro por haberle mentido al pleno. Falseó información para salvar la institución policial”, criticó Daniel Abugattás mientras mostraba la moción firmada por voceros de diversas bancadas para que el ministro sea citado hoy viernes en una sesión extraordinaria.

 

Unidad Nacional también se sumó a los cuestionamientos, pues el legislador Javier Bedoya de Vivanco, sostuvo que Alva Castro merecería ser censurado si no dijo la verdad sobre las causas de la muerte de dos campesinos que fallecieron durante una protesta violenta Ayacucho.

 

Bedoya dijo que para la bancada de Unidad Nacional el tema se “reabre”, en cuanto a la responsabilidad política del ministro Alva Castro, el legislador dijo estar a la espera de la copia de los atestados policiales, donde el efectivo de la PNP Carlos Rodríguez Huamaní, manifiesta el tipo de perdigón que utilizó su arma durante los incidentes, y así, confirmar la versión periodística que hoy trasciende.

 

“Alva Castro vino aquí al Congreso y dijo otra cosa, por tanto, yo no tengo inconveniente en tomarme 24, 48 ó 72 horas hasta tener los documentos que revelan lo contrario; si el ministro nos mintió, a mi modo de ver las cosas, merece la censura, pero eso es una decisión de mi bancada”, afirmó luego.

 

Lo niega
Tras ser denunciado, el suboficial Rodríguez negó ser el autor material del crimen. “Nuestra función era evitar cualquier tipo de conatos violentos, por lo que en instantes en que la multitud intentó fomentar desorden, realicé un disparo disuasivo al aire en dirección a la turba. La escopeta tenía perdigones de goma fragmentada, que sólo ocasionan hematomas en caso que impacten al cuerpo. Niego mi participación en el asesinato”, indicó.

 

Manifestó que las investigaciones forenses señalan que los campesinos fallecieron por impactos de perdigones de plomo, los que no son utilizados por la Policía.

 

De otro lado, la Policía emitió un comunicado señalando que el suboficial Rodríguez usó un arma de tipo “no letal” para contener a los manifestantes, por lo que se infiere que no fue el causante de las muertes.

 

“El suboficial participó en el control de los disturbios haciendo uso reglamentario de la escopeta marca Savage calibre 12 abastecida con cartuchos de perdigones de goma no letales, mas no de plomo”, afirma la PNP.

 

El texto recalca que tanto la IX Dirtepol de Ayacucho como su unidad de control de disturbios no cuentan en sus almacenes con cartuchos con perdigones de plomo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios