www.diariocritico.com

La nube de cenizas cubre ahora a Buenos Aires

Chaitén y localidades vecinas son ya pueblos fantasmas

Chaitén y localidades vecinas son ya pueblos fantasmas

Patrullas instaladas frente al muelle de Chaitén y helicópteros en sobrevuelo se mantenían aún operando al interior de la zona de exclusión de 30 kilómetros, amenazada por el volcán de ese nombre, ante la posibilidad de que aún permanezcan civiles por decisión propia o desinformación.

La Corte de Apelaciones acogió un recurso de protección presentado la Intendencia (Gobernación) de la Región de Los Lagos, por instrucciones del ministro de Defensa, José Goñi, ahora ministro “en campaña” (delegado presidencial) en la zona sur del país, para obligar a las personas a ser evacuadas, en defensa de su vida.

El operativo sacó incluso a los periodistas, que persistían en quedarse en la zona para ser testigos de lo que podría venir. Entre ellos Bernardo Riquelme, propietario y locutor de la radio local fm105.cl, que afirmaba no tener miedo y que seguiría en el aire.

Uno de los focos de mayor tensión era la localidad de Santa Bárbara, en donde una veintena de personas, entre ellas cuatro menores de edad, persistía en la negativa a dejar sus propiedades. El general director de Carabineros, Alejandro Bernales, afirmó que con riesgo de las vidas de los propios policías, todas esas personas fueron trasladadas a Puerto Montt, a 1.200 kilómetros al sur de Santiago.

Efectivos Carabineros, junto a personal de la Fuerza Aérea, de la Armada y el Ejército, además de los expertos vulcanólogos, son los únicos autorizados desde el miércoles de esta semana a permanecer en la zona

"La Corte ya instruyó a Carabineros para ubicar a estas personas y sacarlas de la zona de peligro. Los jueces han dado instrucciones para usar la fuerza si es que es necesario", dijo el ministro José Goñi.
 
En diálogo con radio ADN, justificó la medida con el hecho de que "todavía hay gente que no respeta las decisiones de la autoridad que busca proteger su vida. Es poca gente pero no queremos desenlaces no esperados".

Entretanto, las cenizas del volcán Chaitén, cubrieron el jueves el cielo de la ciudad de Buenos Aires, al ser transportadas por el viento, que instaló una nube grisácea a 3.500 metros de altura sobre la capital argentina.


La nube de cenizas proviene de la erupción del volcán, ubicado 1.500 kilómetros al sur de Santiago, cuya erupción se expandió hacia la Patagonia argentina, donde varias poblaciones –incluyendo el balneario de Bariloche- están en emergencia desde hace una semana.


La entidad precisó que, en principio, las cenizas no afectan las vías respiratorias, porque están a gran altura, y tampoco reducen la visibilidad en el tránsito terrestre. Sin embargo, alertó que podrían complicar el tránsito aéreo.


Las cenizas trasladadas por el viento alcanzaron sucesivamente a las ciudades de Bahía Blanca, en el norte de la Patagonia; Mar del Plata, 400 kilómetros al sur de Buenos Aires, y finalmente la capital.


Tres vuelos que debían partir el jueves por la mañana hacia Bariloche, al suroeste de Buenos Aires, fueron suspendidos por la presencia de cenizas volcánicas.


El vicepresidente, Julio Cobos, recorre desde el martes el norte de la provincia de Chubut, la región más cercana al Chaitén, y se reunió con autoridades de Defensa Civil de Chile.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios