www.diariocritico.com

La Casa Blanca anunció

Birmania autorizó la entrada de ayuda de EE.UU

Birmania autorizó la entrada de ayuda de EE.UU

La junta militar birmana autorizó la entrada al país de un avión estadounidense con un cargamento de ayuda para la población afectada por el paso del ciclón Nargis, anunció el pasado viernes la Casa Blanca.

En una rueda de prensa en Crawford (Texas), donde el presidente George W. Bush prepara en su rancho la boda de su hija Jenna, que se celebrará mañana, el portavoz de la Casa Blanca, Gordon Johndroe, afirmó que el avión militar estadounidense llegará el lunes a Birmania.

"Esperamos que sea el comienzo de una larga línea de asistencia desde Estados Unidos a Birmania", declaró Johndroe, quien expresó la preocupación de su país por la situación del pueblo birmano.

"Van a necesitar nuestra ayuda durante mucho tiempo", agregó el portavoz, y aseguró que "seguiremos colaborando con el Gobierno de Birmania para que permita más asistencia".

Aunque por el momento la junta militar sólo ha autorizado la entrada de un cargamento, "un avión es mucho mejor que ninguno", puntualizó.
Aviones y equipos de emergencia estadounidenses se encuentran en Tailandia desde hace días a la espera de que Birmania autorice su entrada en el país.

La ONU suspendió el viernes su envío de ayuda a los damnificados por el ciclón después de que la junta militar confiscara sus cargamentos, aunque indicó que piensa reanudarlos mañana mismo.

El paso de Nargis por Birmania, con vientos de más de 190 kilómetros por hora, dejó el pasado fin de semana unos 23.000 muertos y 42.000 desaparecidos, según la prensa estatal de ese país, mientras que el número de damnificados ha sido calculado por la ONU en 1,5 millones de personas.

Sin embargo, el Gobierno estadounidense calcula que hasta 100.000 personas podrían haber sido víctimas mortales del paso del Nargis por el delta del río Irrawaddy.

Según la OCHA (Agencia de la ONU para la Ayuda Humanitaria), no se conoce aún la verdadera magnitud de la tragedia, porque hay zonas inaccesibles, y "lo que se ve es la punta del iceberg".

Unicef y otras agencias de la ONU han advertido del peligro de epidemias por la falta de agua potable y por la existencia de numerosos cadáveres sin enterrar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios