www.diariocritico.com

Prefieren uniformados en dirección policial

La renuncia de Rolando Mirones es signo de la inseguridad nacional

La renuncia de Rolando Mirones es signo de la inseguridad nacional

El ex coronel Alberto Purcell es la última víctima de los delincuentes. Hace unos mes un ex general también fue víctima de un robo en su residencia. Los criminales se pasean a sus anchas por el país, tienen secuaces en los colegios, las empresas de seguridad, los aeropuertos y hasta en la misma Policía Nacional.  

La designación del nuevo director de la policía es materia obligada en los comentarios ciudadanos. Después de la invasión de Estados Unidos a Panamá y la transformación de las Fuerzas Armadas en una Policía Nacional, la criminalidad ha ido en vertiginoso aumento. Los maleantes son los amos de las calles al caer la noche. Los menores delinquen gravemente, siendo los sicarios de los delincuentes adultos, pues la ley no los alcanza.  

Panamá vive uno de sus mejores momentos históricos, con un despegue económico sin precedentes, pero la seguridad puede amenazar seriamente el desarrollo. Los ciudadanos han manifestado en diferentes encuestas que prefieren un policía de carrera en la dirección de la institución, a un civil. Pero la Constitución prohíbe dicha designación.  

La institución no atrae el interés de los desempleados, quienes prefieren otras ocupaciones a ser miembros de una policía desprestigiada. Hace algunas semanas Mirones, ahora “renunciado” por la presión popular, propuso aceptar homosexuales entre las filas policiales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios