www.diariocritico.com

Expertos descartan riesgos

Ola de sismos en Aisén es por fisura submarina

Ola de sismos en Aisén es por fisura submarina

Expertos en sismología y vulcanología informaron hoy que la ola de sismos que ha generado pánico en la sureña región chilena de Aysén en los últimos días se deben a una fisura submarina y no al roce de placas tectónicas.
AISEN (Diario  Hispano Chileno-EFE) El equipo de expertos que se trasladó hasta Aysén, a unos 1.640 kilómetros al sur de Santiago, determinó que las causas de la intensa actividad sísmica que se ha registrado desde el lunes 22 de enero en la zona tiene un origen volcánico.

Chile se sitúa sobre el "Cinturón de Fuego del Pacifico", que lo convierte en una de las regiones de mayor actividad sísmica y volcánica del planeta.

La información fue entregada por la Intendenta (gobernadora) de Aysén, Viviana Betancourt, que aseguró que la seguidilla de temblores, que han llegado a una intensidad de seis grados en la escala internacional de Mercalli, que va del uno al doce, no obedece a una falla tectónica o al choque de las placas de Nazca, Sudamericana y Antártica y descartó un terremoto en la región.

"Se descarta terminantemente que el proceso sea tectónico", recalcó la gobernadora en una rueda de prensa.

La autoridad regional precisó que el hipocentro de los cerca de dos mil sismos que han afectado esa región -doce sismos a la hora- se sitúa en el fiordo (golfo formado por el hielo) de Aysén, 20 kilómetros al noroeste del puerto de Chacabuco, frente a la isla La Mentirosa, a una profundidad de diez kilómetros.

Los estudios fueron desarrollados por expertos de la Universidad de Chile, la Armada y la Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI) durante tres días y con el apoyo de equipos sismográficos.

Según los sismólogos, los temblores irán disminuyendo, aunque podrían mantenerse días, semanas o un período mayor, pero con intensidades que no sobrepasarán los seis grados en la escala Mercalli.

La gobernadora agregó que los expertos han señalado que existe la posibilidad de que se forme un volcán submarino "producto de una liberación de energía por parte de la presión magmática", pero que ello no reviste peligro para la población.

El enjambre sísmico provocó una ola de pánico entre los 91.000 habitantes de Aysén que este fin de semana escaparon a los sectores altos por temor a una maremoto, mientras muchos han abandonado temporalmente la región.

Los habitantes habían atribuido la ola sísmica al volcán Hudson, situado en ese lugar, que la última vez entró en erupción en 1991, lo que también fue descartado.

Monitoreo

Las autoridades también anunciaron que mantendrán la vigilancia de la actividad sísmica con instrumentos instalados especialmente para estos efectos, y se mantuvo el estado de alerta temprana para la zona.

Además, se elaborará un plan específico para esta situación particular, considerando en aquel acciones de protección en la zona de navegación circundante y en los centros de cultivos más cercanos.

En ese sentido, se dispuso la mantención de los cuatro sensores que circundan el área epicentral y la reinstalación de un quinto sobre la misma zona.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios