www.diariocritico.com

Serias acusaciones

La mesa de enlace y la ONCCA no se dan respiro

La mesa de enlace y la ONCCA no se dan respiro

Mientras que desde la Rural salieron duras críticas, desde la ONCCA no se quedaron callados
La 122da edición de la Exposición de Ganadería, Agricultura e Industria Internacional, organizada por la Sociedad Rural Argentina (SRA), fue oficialmente inaugurada por el presidente de esa entidad, Luciano Miguens, con un discurso crítico en que el que destacó "la unión del campo argentino".

"El campo contribuyó en los últimos meses a devolverle el protagonismo a las instituciones. Con la Mesa de Enlace construimos esta gesta argentina contra la arbitrariedad, demostramos que el campo está unido
", precisó Miguens en la apertura de su discurso que se extendió por algo más de 30 minutos.

Miguens estuvo acompañado en el Palco Oficial por el vicepresidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, y representantes de las otras tres entidades que componen la Mesa de Enlace agropecuaria, la Federación Agraria Argentina (FAA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y CONINAGRO.

También estuvieron en el palco el Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti; y de San Luis, Alberto Rodríguez Saa, además de otros políticos opositores como López Murphy, José Manuel de la Sota y Francisco De Narváez.

En tanto, como estaba previsto, no asistieron representantes  del Gobierno nacional.

Migues destacó una vez más la unidad de todos los sectores del campo y agregó que "muchos apostaron a nuestra división, pero comenzamos la lucha juntos y, pese a las presiones, continuaremos unidos".

En otra parte de su discurso, Miguens advirtió que "queremos que los gobernantes sepan que el campo es parte del país y que nunca más queremos ser el furgón de cola de las decisiones. Por eso, trabajamos para conseguir un país federal y sin divisiones".

Por las entidades del campo estuvieron presentes en el acto de inauguración de la muestra Marío Llambías, titular de CRA; y Pablo Orsolini y Carlos Garetto, vicepresidentes de FAA y CONINAGRO, respectivamente; como así también Alfredo De Angeli, presidente de la Federación Agraria de Entre Ríos, quien realizó un breve discurso.

Miguens también destacó "como aprendimos a dialogar entre las cuatro entidades de la Mesa de Enlace, porque la democracia se defiende en el respeto a la Constitución Nacional, en el funcionamiento pleno de sus instituciones republicanas y en el dialogo abierto y profundo".

"Aprendimos a dialogar entre las cuatro entidades de la Mesa de Enlace. A dialogar con productores de distintas regiones, con gobiernos, con aliados y con adversarios ocasionales. En cada diálogo siempre hay una lección, por eso acudimos cada vez que se nos convocó desde el Gobierno, y lo seguiremos haciendo".
 
Por último, Miguens pronunció la frase tradicional del acto de presentación de la muestra del campo y dejó "oficialmente inaugurada la 122da. Exposición de Ganadería, Agricultura e Industria Internacional, de la Sociedad Rural Argentina".

El discurso de Miguens tuvo además un tono de despedida porque éste, según dijo, será su último periodo al frente de la entidad rural. 

Durante la presente edición de la muestra participaron más de 4.000 bovinos, equinos, porcinos, ovinos, camélidos y caprinos repartidos en 2.245 boxes a lo largo del predio.

Además, hubo 600 expositores de todos los rubros vinculados al sector agropecuario procedentes de las provincias de Buenos Aires, Santa Cruz, Chubut, La Pampa, Córdoba, Santa Fe, Mendoza, San Luis, Entre Ríos, Corrientes, Catamarca, Chaco y Formosa.

En tanto, del 24 al 27 de julio se desarrolló el Salón de Frutas y Verduras, que tuvo todas las novedades en materia de frutas y hortalizas, tanto frescas como disecadas; y se presentaron las empresas proveedoras de maquinarias y herramientas para el sector frutihortícola de todo el país.
 
En el transcurso de la muestra se ofrecieron también charlas en los dos auditorios internos para acercar todas las novedades tecnológicas a usuarios y profesionales.

Por otra parte, por primera vez hubo una Jornada de Genética Bovina que se realizó el lunes último, organizada por el Foro de Genética Bovina, integrado por la Sociedad Rural Argentina y las asociaciones de criadores, y en la que se disertó sobre técnicas, avances y cómo se trabaja en la genética en Argentina.

Dura respuesta de la ONCCA

El Presidente de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario, (ONCCA) Ricardo Echegaray,  afirmó que la Sociedad Rural Argentina
(SRA) "confunde controles con políticas arbitrarias" y dijo  que su dirigencia "confunde el cumplimiento de reglas con trabas, control con políticas arbitrarias".

"Siguen defendiendo la informalidad en el campo y los mecanismos de elusión fiscal"
, apuntó el funcionario en un comunicado, tras lo cual indicó que "el escenario que genera la crisis mundial de alimentos, puede y debe ser aprovechado por nuestro país, pero las oportunidades de los sectores concentrados, no pueden excluir al resto de los argentinos y condicionar nuestra seguridad alimentaria".

Echegaray salió de esta forma al cruce de las criticas planteadas por el presidente de la SRA, Luciano Miguens, durante el acto de inauguración de la muestra de Palermo.

"Un sector históricamente privilegiado como el que representa Luciano Miguens, debería hacer un esfuerzo para tener más apego a las reglas, minimizar su fervorosa construcción de políticas de concentración económica y embarcarse en competir en un mercado algo más transparente"; afirmó el presidente de la ONCCA.

"La Sociedad Rural -acotó- no está para sacar y nombrar a los funcionarios de Agricultura. Tampoco para dictar las políticas agropecuarias como hicieron en otros tiempos. Como dice Miguens, esas sí eran políticas arbitrarias".

"Los argentinos hoy tenemos un gobierno que gobierna. Un Gobierno que mantiene una visión de desarrollo productivo integral y distribución de la riqueza que deja de lado el egoísmo. Un Gobierno que pone rumbo hacia una política agropecuaria para todos los argentinos y no para un sector en particular", apuntó.

Dijo que "una vez más desde la Sociedad Rural se insiste en la voracidad de los grandes productores que sólo buscan exportar a toda costa, sin ningún control del Estado, porque no les importa el abastecimiento interno".

"Tampoco quieren hacerse cargo de la crisis alimentaria mundial y de la mesa de los argentinos. Lo único que les importa es la oportunidad de obtener ganancias a costa del hambre de los que no pueden pagar, lo que ellos desean ganar",
acotó.

Echegaray dijo que "deben saber los ruralistas de Palermo que mientras más produzcan y más declaren, más exportarán. Quiero destacar un ejemplo del sector de granos: hay 900 mil toneladas de trigo pan recientemente autorizadas para su exportación, número surgido de la producción declarada ante la ONCCA. Si quieren leer esto como una señal de la ONCCA al mercado, la señal la puedo explicar en cuatro palabras: Deben transparentar su producción ", añadió.

"No pueden expresarse a medias tintas. La dirigencia de Palermo confunde el cumplimiento de reglas con trabas, controles con políticas arbitrarias. Siguen defendiendo la informalidad en el campo y los mecanismos de elusión fiscal", apuntó el funcionario.

  "Ya es hora de que la Sociedad Rural -indicó- deje de apoyarse en las Leyes que diseñó Martínez de Hoz para salvaguardar la especulación de las grandes exportadoras de cereales. Cuestionan la Resolución 543 de la ONCCA, porque ha sido la única herramienta efectiva con la que pudimos rápidamente combatir la elusión fiscal que la Ley de Granos les permite".

"Es hora de cambios, y los ruralistas de Palermo deben comprender que el pago de los derechos de exportación ya no puede ser un componente más de la especulación en el comercio de granos, cereales y oleaginosas. Una cosa son los mercados a futuro y otra cosa es un Estado pavo que mira como los exportadores eluden las retenciones"
, afirmó.    

"Necesitamos un comercio más transparente, en beneficio de todos y no para picardía de unos pocos. Todas las exportaciones tributan sobre el precio y al nivel de retenciones que está vigente al momento de registrar las operaciones en la Aduana. Si quieren congelar el precio y el nivel de retenciones al tiempo que presentan los ROE Verde, pues entonces que cumplan con sus obligaciones fiscales en ese momento", indicó.

"Necesitamos un mercado de granos transparente, lástima que los ruralistas de Palermo no tienen en cuenta qué algunos de sus socios exportaron en 2007 el 90% de su producción a paraísos fiscales, como Mónaco, Islas Vírgenes e Islas Caimán", señaló
Echegaray.

 Agregó que "sin embargo, el Estado cumple con su deber. La Aduana estableció que el 86% del aceite de soja a granel, también, fue facturado a paraísos fiscales. Y el  80% de las exportaciones de harina de soja tuvieron estos mismos destinos", sentenció Echegaray.

"La ONCCA es un engranaje dentro de la estructura fiscalizadora del Estado. La Sociedad Rural no debería molestarle que esta Oficina, la Aduana o la AFIP hagan su trabajo en la búsqueda de la equidad y la transparencia comercial agropecuaria", aludió el funcionario.

Echegaray concluyó afirmando que "en ningún país del mundo se permite el nivel de connivencia que pretende recuperar la Sociedad Rural en aquellas instituciones que deben controlarla. De allí su enojo exacerbado hacia nuestro trabajo que se respalda en la Ley y en una nueva política agropecuaria", puntualizó Echegaray.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios