www.diariocritico.com

Sospechas (XII)

jueves 14 de mayo de 2020, 12:30h

ENGAÑOS

Reconozco que he, ¿hemos?, pasado por varias fases en estos cincuenta y tantos días-noches de encierro… ¡y las que quedan por pasar!

Por ejemplo, tener el cerebro en blanco ante un folio blanco; escuchar con atención las primeras informaciones relacionadas con el o la Covid 19…hasta que en los cinco canales de TV con “más audiencias” empezaron a desinformar-deformar-contradecir los expertos de una u otra ideología y empezaron a opinar loros-cotorras profanos de ideologías ídem… te ponían-ponen la cabeza-cerebro como un tambor para el arrastre…ya no pierdo el tiempo en dimes, diretes y bulos; a los lógicos titubeos del gobierno por la aparición de un “bicho” impetuoso, letal y desconocido, le responde la oposición-oposiciones sin fundamentos y con la máxima agresividad-desconsideración en una especie de acoso y derribo verdaderamente insultante, incesante y temerario.

Hay un porcentaje de dirigentes y de público-pueblo españoles incapaces de superar la ingenuidad, la adversidad o la golfería. A estas alturas no tengo ningún miedo personal a caciques-cafres amenazadores…pero me producen muchísima tristeza pensando en las personas decentes y en mis seres más pequeños y queridos.

Otra fase que he vivido es leerme seis libros, tres de conocidos-merecidos premios Nobel, y tres de autores menos reconocidos…con pareja calidad que los que ganan, –solo gana uno-, el premio del ingenioso mecenas y científico sueco. Siempre y para siempre mando la competitividad a tomar por el eco de Mariano. ¡Mariaaaanooo!

Y he hecho la última corrección de mi próximo libro…quizá por esa intensa cercanía con las palabras y los libros, empecé a escribir crónicas con el título genérico, SOSPECHAS… que tal vez acierten o se aproximen al suceso-casos-cosas-cosos del encierro –adiós San Fermín- y sus coyunturas.

En Literatura, como en Tauromaquia soy aficionado práctico, soy un modesto autodidacta, o casi, con cierto arrojo y verdades-lagunas sin ánimo de lucro…como debe ser. ¿Es más edificante-satisfactorio escribir bien de las pajas o escribir regular de los granos? ¿Qué importa más el continente o el contenido de los asuntos? ¿Por qué los eruditos silencian estos temas de alcance? ¿Hay miedicas y hay pesebreros? El que calla otorga más para mal que para bien.

No, no acabo de entender que haya más-menos personal que se aburre o se sube por las paredes con motivo del encierro. De vez en cuando va bien, o menos mal, dialogar consigo mismo, va bien escuchar la música-sonidos del silencio, va bien intentar averiguar el enigma de la soledad… va mejor la soledad acompañada por persona-personas con las que has vivido o vas a vivir con y sin confinamiento.

Sí, también hay tiempo para analizar-cotejar la prisa del “tengo que hacer” y la calma de lo que “he hecho”; de “tengo que decir” y lo que “he dicho”; de “tengo que ir” y de “donde estás o vienes”; de valorar “ser siempre valiente” o “ser valiente cuando hay que serlo”, de quizá cambiar prioridades y escalas de valores; “de lo que vende la propaganda y lo que podemos comprar en realidad”, de…

Creo que hay que tomarse la brevedad de la vida, la suerte y la muerte con mucha más naturalidad que con la ansiedad que nos marca la velocidad Ultra Capitalista. Sé que hay que volver a poner la economía en marcha, pero, elegiremos, mejor dicho, ¿las elites elegirán… la óptima o la menos mala dirección?

No nos engañemos más, aquí, ahora y en todo o casi todo el mundo, estamos en un régimen explosivo público-mixto-privado de capitalismo salvaje-total que permite jugar a “democracias”…siempre y cuando no rebasen-resbalen sus límites. Solo hay que ver los logros del “revolucionario” siglo XX y lo que va del XXI…los potentados son más potentados y los explotados más explotados, o marginados…los escasos cambios que hay de bajar de potentados a explotados o de subir explotados a potentados, solo es para justificar su calculada libertad de mercado, de expresión y de elección.

Y poco o nada va a cambiar el panorama porque el poder establecido, se inventa un virus, provoca guerras-enfrentamientos, programa “salva patrias” o lo que haga falta… para que todo siga igual o peor. Además en los años que duran sus “legislaturas democráticas”, con esas amenazas visibles-invisibles y constantes, no hay tiempo ni claridad para poner orden en el caos…lo intente quien lo intente.

Solo la rectificación, o deserción por sus fechorías, de una parte sustancial de las elites… y con el visto bueno de la unidad de los públicos-pueblos del mundo puede cambiar para mejorar, o ser menos malo el conjunto de la humanidad del mundo mundial.

Los optimistas, los pesimistas y los pragmáticos, estamos en el mismo viaje y carruaje, hay que hacer planes integrales y transparentes para el presente-futuro, y no olviden, no olvidemos que es imposible, o casi, sin la colaboración-generosidad de explotadores inteligentes-arrepentidos y de explotados responsables-exigentes.

Por cierto, menos aburrimientos y otras zarandajas de los impacientes, llega un momento a todos-todos, sí, a partir del último tercio de la vida, que una especie de confinamiento algo menos riguroso, es voluntario porque necesitamos poco en las alforjas para llegar a la meta. ¡Con aceptación-resignación y buen talento-talante… hay que acostumbrarse!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios