www.diariocritico.com

Vacíos

martes 27 de septiembre de 2022, 12:18h

La palabra, “vacío”, es una de las “voces” más llenas y diversas del idioma castellano en el continente-contenido de sus acepciones. Abarca desde lo hueco o vano hasta lo vacante, disponible, libre, despoblado, superficial, frívolo, abismo, precipicio, ausencia o carencia.

A la España, Europa y Planeta Tierra vaciadas o vacías, hay que añadir numeroso vacíos económicos, educativos, sociales, etc., en todos o casi todos los frentes de nuestro entorno y de nuestra cercanía-lejanía.

Sí, hay numerosos y patéticos vacíos… empezando por los atascos-bloqueos que hay en “nuestro” Consejo General del Poder Judicial y en “nuestro” Tribunal Supremo, ambos presididos por D. Carlos Ledesma Serrano. Atascos-bloqueos-vacíos que D. Carlos reconoce y da a entender que está hasta la gorra, o hasta la montera, de los rifirrafes vacuos que hay entre los falsos y ultra capitalistas bipartidismos políticos…porque entorpecen-frenan la calidad-claridad de la justicia.

El presidente D. Carlos, amenaza con marcharse o desmarcarse del embrollo… al modo y manera de las “espantadas” del Divino Calvo: D. Rafael Gómez Ortega “El Gallo”.

Aprovechando que La Plaza de Toros de la Real Maestranza de Cabellaría de Sevilla, es vecina del río Guadalquivir…recuerdo una anécdota del genial torero.

Estando Rafael en el establecimiento hostelero sevillano donde hacía su tertulia…allá por los últimos años cincuenta cuando el Real Madrid ya era campeón de Europa… se le acercó un joven aficionado a los toros y al futbol y pregunta.

-Maestro, de los dos “juegos” cual es más difícil y tiene más mérito”.

Rafael “El Gallo”, sabio en vivencias, inventivas, lidias, miedos y valores, éxitos y fracasos, contesta.

- Mire usted, mire joven… ahora mismo entra una pelota por la puerta principal y cualquiera de nosotros la devuelve a la calle de un manotazo o de una patada. Pero, como entre una becerra brava…todos nos escondemos o nos ponemos a correr.

Las artimañas de Franco, ordenando televisar partidos de futbol o corridas de toros con “El Cordobés” en los años sesenta, cuando había malestares y protestas del pueblo-pueblos… se quedan cortas comparadas con la infinidad de artimañas que los dirigentes de todos o de casi todos los países del mundo ponen en marcha actualmente. Entre el futbol y similares, las opiniones-cotilleos-concursos insustanciales, los nacionalismos y los separatismos, las creencias y las leyendas, los globos sondas falsos-interesados, y las modas de modorros, o casi… tienen a sus pueblos tan adormilados como embrutecidos.

Sí, hay vacíos en lo existencial, en lo cultural, en lo cívico, en lo interior y en lo exterior, en lo individual y en lo colectivo, en lo intelectual, en los máximos y mínimos, en la patronal, en el compromiso y la responsabilidad parcial y genérica, en los sindicatos, en el gobierno y las oposiciones, en el sistema-sistemas de todos los calores-colores. Hay vacíos en la sociedad-suciedad misma con y sin fronteras que igualan o superan los vacíos más miserables y escandalosos de la Historia Humana.

Aquí, allá o acullá “en y del” Planeta Tierra hay guerras, quemas, sequías, desastres, tragedias, y vacíos evitables e imperdonables todos y cada uno de los días. La Tierra solo es una molécula del Universo según dicen los expertos… “bueno-malo”, como se cabreen un poco más con nosotros los “mandamases” universales… se cargan a La Tierra de un golpazo-plumazo.

Claro que hay oasis para la alegría, la esperanza y los sueños, sobre todo para casi todas las elites, pero la realidad para los pueblos es que esos oasis “felices” van de más a menos. La libertad sin justicia social y la desigualdad sin límites… son las primeras causas de todos los malestares que hay en los seres humanos.

Sí, hay calamitosos-cuantiosos vacíos en ciencias, conciencias y decencias, hay vacíos en el presente y en el horizonte, hay vacíos en la creatividad-credibilidad-naturalidad de esto y de lo otro, hay vacíos en la necesaria empatía-sensibilidad-solidaridad, hay vacíos en la autenticidad- integridad, hay vacíos en las verdaderas actitudes-aptitudes de las “necias elites” que nos siguen-seguirán amenazando-cabreando-camelando con ánimo de lucro-lujo… y sin ánimo-coraje de rectificar como hacen o deberían hacer los verdaderos sabios.

Hace unos días, en una entrevista radiofónica, comentaba una “cantante”, que en su reciente cumpleaños había estado todo el mundo… parece ser que hubo veintitantas personas para celebrar el “acontecimiento de la diva”.

Hace menos días, con motivo de la muerte de la Reina del Reino Unido, dijo una acreditada-veterana periodista televisiva que por los aledaños del Palacio de Buckinghan ha pasado todo el mundo para dar el adiós a Isabel II.

En el caso, de la “cantarina”, el todo el mundo se reduce a veintitantas personas; en el caso de la “comunicadora”, se trata de 50.000, 500.000 o 5.000.000 de personas. Ojo… en el mundo somos 8.000.000.000 de personas aproximadamente.

Es decir hay demasiadas formaciones-informaciones-mensajes-promociones perniciosas-pretenciosas-pecaminosas-presuntuosas que insultan-malean el continente-contenido-realidad de nuestro idioma… y sin ninguna precisión-presión inteligente ni aclaratoria.

Y así, de carrerilla y sin comparaciones con qué, sin análisis, sin contrates y sin dependes… tampoco vamos o venimos a alguna parte con muchos más llenos de lealtad-lógica… que de vacíos sin ton ni son en el lodo de todo o de casi todo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios