www.diariocritico.com
Nuevo golpe a la libertad de expresión: se reabre el caso, ya cerrado, de la procesión de la vagina de plástico

Nuevo golpe a la libertad de expresión: se reabre el caso, ya cerrado, de la procesión de la vagina de plástico

> Lo reabre contra las tres mujeres investigadas por esta marcha del coño insumiso, a instancias de la Audiencia de Sevilla, la misma juez que lo archivó

martes 25 de abril de 2017, 09:23h

La libertad de expresión acaba de sufrir un nuevo golpe. O con la Iglesia hemos topado. O, mejor, con la Audiencia de Sevilla. Porque ésta, por medio de su Sección Tercera, ha obligado a reabrir un caso, el de la vagina de plástico, que ya estaba cerrado sin que la juez que lo llevó, Pilar Ordóñez, considerara que había delito. Pero ahora, la magistrada del Juzgado de Instrucción 10 de Sevilla ha dictado un auto por el que procesa por un delito contra los sentimientos religiosos a las tres mujeres que participaron el 1 de mayo de 2014 en la procesión del “coño insumiso”. Porque, como informa Europa Laica a través de laicismo.org, estima que existen motivos suficientes para atribuirles ese delito.


El archivo de la causa sin delito del propio Juzgado sevillano fue recurrido por la Asociación de Abogados Cristianos, que discrepaban al entender que sí lo había contra los sentimientos religiosos. Un recurso aceptado por la propia Audiencia al estimar este recurso en el que se dice que no puede descartarse que los hechos integren este delito, porque la conducta de las tres investigadas “se realiza de palabra y con publicidad y, además, constituye un escarnio al dogma de la santidad y la virginidad de la Virgen María.

De modo que casi tres años después de unos hechos ya archivados, ahora Pilar Ordóñez escribe en el auto que ve acreditado que a través de las redes sociales se difundió la convocatoria para el 1 de mayo de 2014 de un “aquelarre feminista”que no fue comunicado a la subdelegación del Gobierno. La manifestación recorrió varias calles hasta llegar al arco de la Macarena, donde hizo una parada, y estaba compuesta por unas 100 personas.

Siempre según el escrito de la juez, la procesión convocada llevaba el nombre de la “Hermandad del Sagrado Coño Insumiso a la explotación y la precariedad”, y aunque no se ha podido determinar si alguna asamblea u organización promovieron la manifestación, del visionado de los vídeos sí se observa “como organizadores o promotores” a las tres mujeres investigadas.

“En los vídeos se observa a unas doce mujeres cubiertas las cabezas con capuchas, a modo de penitentes, y unas cuatro que portan la imagen de lo que parece un órgano genital femenino, a modo de imagen sagrada, siendo portada en andas simulando un paso procesional de la Semana Santa”, a la que una de las investigadas le coloca un velo negro, y por otro lado, otras mujeres van “vestidas de negro y con mantillas imitando a las mujeres que visten de tal forma de luto en Semana Santa”, precisa la juez, que añade que durante el recorrido los manifestantes hacen “cánticos y van gritando y simulando cantar saetas y plegarias, todo ello acompañado de instrumentos musicales”.

Añade que en el conocido Arco de la Macarena una de las mujeres gritó “la virgen María también abortaría”, siendo secundada por otras que gritaban: “Hay que quemar la Conferencia Episcopal”,. Agrega también que había cánticos manipulando la letra del Creo y el AVE María, y frases del tenor “me la suda la Iglesia Católica”, todo ello, “mientras a escasos metros se encuentra la Basílica de la Macarena y en sus puertas feligreses”.

Para la juez, existen “motivos suficientes” para atribuir la perpetración de un delito contra los sentimientos religiosos a las tres mujeres, por lo que acuerda que las actuaciones continúen por el trámite del procedimiento abreviado para su enjuiciamiento.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Nuevo golpe a la libertad de expresión: se reabre el caso, ya cerrado, de la procesión de la vagina de plástico

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    44160 | dan - 29/04/2017 @ 09:47:00 (GMT+1)
    Cada quien tiene derecho a creer en lo que le de la gana sin por eso irrespetar las creencias de los demás... honestamente no hay casos de catolicos que salgan a sabotear las marchas feministas o sus reuniones sin embargo no es la primera vez que esta tribu urbana entra a sabotear las reuniones cristianas o a mofarse de las creencias de los demás... honestamente el mínimo no negociable de las libertades individuales es el respeto a las diferencias... y si dije respeto...aceptación es otra cosa...

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.