www.diariocritico.com
Votante deposita su sobre con los candidatos al congreso
Votante deposita su sobre con los candidatos al congreso

Método Sainte-Laguë vs Ley D'Hondt: diferencias y características

jueves 08 de febrero de 2018, 13:15h
La reforma de la Ley Electoral es el caballo de batalla de Unidos Podemos y Ciudadanos, las formaciones que más 'sufren' la llamada Ley D'Hondt a la hora de convertir en escaños los votos obtenidos. Ambas formaciones tratan de convencer al bipartidismo (PP-PSOE) de la necesidad de un sistema más proporcional, en el que los votos valgan lo mismo, independientemente del territorio o circunscripción. Aunque el nuestro es un sistema de representación proporcional, existen otras fórmulas que evitan la distorsión entre los votos obtenidos y los escaños asignados. Un ejemplo es el método Sainte-Laguë, que se aplica en Alemania, Noruega, Suecia o Dinamarca, y que garantiza mayor proporcionalidad que nuestro sistema.
Los nuevos partidos son los más perjudicados por el sistema electoral, ya que la Ley d'Hondt presenta mayor distorsión entre los votos obtenidos y los escaños asignados. Este sistema conseguiría una mayor proporcionalidad si existiese una única circunscripción electoral, algo que no ocurre en España, donde cada provincia es una circunscripción.

Según la fórmula de la Ley d'Hondt, creada por el matemático belga Victor d'Hondt, hay que dividir el número total de votos que ha recibido un partido por el número de escaños que se disputan en cada circunscripción, cuyo número de diputados también es más o menos proporcional según el número de habitantes. La asignación de escaños se hace ordenando los cocientes de mayor a menor y asignando a cada uno un escaño hasta que estos se agoten.

Al haber tantas diferencias de población entre las provincias españolas, hay un problema añadido y previo a la Ley d'Hondt. Ya que, por ejemplo, en Soria, que es la provincia menos poblada, votan para elegir dos diputados mientras que en Madrid, la de mayor población con diferencia, lo hacen por 36. De esta forma, conseguir un escaño en Soria requiere poco más de 38.000 votos, mientras que en Madrid se necesitan más de 128.000, de forma que no se cumple el principio de 'una persona, un voto'.

Aunque no existe la proporcionalidad exacta a la hora de repartir escaños, el método Sainte-Lagüe, también llamado método del divisor con redondeo estándar, es uno de los que más se acerca. Este sistema se aplica en países como Alemania, Nueva Zelanda, Suecia, Noruega, Dinamarca o Letonia, y consiste en dividir el número total de votos obtenidos por cada partido por una serie de divisores que crean secuencias de cocientes decrecientes. Los escaños se van asignando a los promedios más altos hasta agotar el número a repartir. A diferencia de otros sistemas, el número total de votos no se tiene en cuenta a la hora del reparto.

Creado por el matemático frances André Sainte-Laguë, del que obtiene su nombre, asigna los escaños de forma proporcional a los votos obtenidos. Este sistema es el que ha planteado como alternativa Podemos, que ha hecho un cálculo sobre el reparto de escaños en las elecciones de 2016 si se hubiera realizado de esta forma. Según Podemos, el PP pasaría de tener 137 a 122 o 121 escaños, el PSOE sólo perdería uno (de 85 a 84), Unidos Podemos subiría de 71 a 77 y Ciudadanos sería el gran beneficiado, pasando de 32 a 44. En cuanto a los partidos nacionalistas, los otros grandes beneficiados del sistema d'Hont, no perderían tanto. ERC mantendría sus 9 asientos, el PDeCAT sólo perdería uno (de 8 a 7), el PNV también uno (de 5 a 4).

Sin embargo, la fórmula empleada para repartir los escaños, sea por este método o por la Ley d'Hondt, no es el único problema de nuestro sistema electoral. La llamada barrera o umbral electoral excluye del reparto a los partidos que no consigan un mínimo de votos. En España, esta barrera está situada en el 3% en cada provincia para las elecciones al Congreso de los Diputados y al 5% para las elecciones municipales. En cuanto a las elecciones autonómicas varía según el territorio, así en Cataluña o en Andalucía se necesita un 3% mientras que en la Comunidad Valenciana es un 5%.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.