www.diariocritico.com

Iglesias reconoce el mal resultado pero insiste en formar gobiernos de coalición con el PSOE

> Podemos convocará un Consejo Ciudadano para hacer "autocrítica hasta el final"
> "Me queda mucho por hacer al frente de Unidas Podemos", responde sobre su posible dimisión

lunes 27 de mayo de 2019, 12:38h
Podemos ha sido el gran derrotado en las elecciones municipales y autonómicas, el segundo batacazo de los morados en menos de un mes, y aunque la dirección admite el mal resultado, por el momento, se limitan a hablar de autocrítica y al error que ha supuesto la división en la izquierda. Pablo Iglesias ha esperado al lunes para hacer balance de la cita electoral, alegando que "quería reflexionar y hablar antes con los candidatos".

Con un rostro que claramente reflejaba el mal momento por el que había pasado desde anoche, con pocas horas de sueño en su semblante, Pablo Iglesias despachó en apenas dos minutos su comparecencia ante los medios ante de comenzar a aceptar las preguntas de la prensa. Iglesias, lejos de dimitir, se ha limitado a hacer la habitual "autocrítica", aquella de la que lleva meses refiriéndose y de la que nadie tiene conocimiento y anunció que convocaba un Consejo Ciudadano en Podemos para debatir la situación tras los malos resultados electorales, que sí aceptó.

El líder de Podemos, olvidando sus primeras referencias a la autocrítica, presumió en seguida de músculo: recordó que serán fundamentales para el gobierno de la nación y que en algunas autonomías serán clave, como por ejemplo en La Rioja, entre otras.

En la misma línea, durante su primera entrevista tras el 26-M en 'Al Rojo Vivo', Iglesias ha vuelto a reconocer "el mal resultado, sin paños calientes", pero ha reivindicado la necesidad de alcanzar acuerdos con el PSOE a todos los niveles.

"Si los ciudadanos hubieran querido una mayoría absoluta, habrían dado más votos al PSOE (...) Nosotros seguimos teniendo una posición estratégica decisiva y los progresistas nos equivocaríamos si no construyéramos un bloque de gobernabilidad proporcional a las fuerzas que tenemos", ha manifestado.

Aunque reconoce que "nuestro peso es más pequeño de lo que nos gustaría" tras las elecciones del 26-M, insiste en que "cometeríamos un tremendo error si no entendiésemos el mensaje de los ciudadanos".

"Las cosas que vamos a plantear no están muy lejos del programa del Partido Socialista; seguimos teniendo una posición estratégica crucial y los ciudadanos están pidiendo entendimiento", ha señalado, para agregar que no cree que el PSOE de Pedro Sánchez vaya a "vetar a nadie".

Iglesias ha admitido también que aún no tiene "cita para ir a La Moncloa", pero ha reiterado que "la mejor manera de garantizar un programa progresista es estar en el Gobierno".

Sobre su posible dimisión, Iglesias ha defendido que "en política, lo que no te mata te hace más fuerte", por lo que aunque su cargo está a disposición de los inscritos cree que le "queda mucho por hacer al frente de Unidas Podemos pero estoy convencido de que el futuro de mi partido, y de todos los partidos, está en las mujeres".

"Mi cargo va a estar siempre a disposición de los inscritos e inscritas de Podemos. Pero en un momento como este, con una posición estratégica fundamental, aunque nos vayan a llover críticas por todos lados, somos imprescindibles para que en España haya un Gobierno que haga políticas de justicia social", ha defendido Iglesias. Ahora. "toca hacer autocrítica, ver qué cambios podemos hacer" y, sobretodo, "arrimar el hombro".

Sobre la debacle en la capital, Madrid, evitó cargar contra Manuela Carmena e Íñigo Errejón de manera explícita, aunque sí lo hizo por referencias: "Con Carmena fuimos enormemente responsables al no presentar una candidatura en Madrid... a partir de ahí creo que actuamos con ética pidiendo el voto simultáneamente para ambas candidaturas", dijo Iglesias en referencia a la otra lista de izquierdas, Madrid en Pie, que sacó algo más del 3% de los votos pero no obtuvo concejales, debilitando el frente de izquierdas.

Iglesias, tirando de su antigua experiencia como experto político, aseguró que "incluso sumando los votos de Madrid en Pie, hubiera sido insuficiente para hacer frente a la extrema derecha", además de hacer una primera referencia sobre lo que sucedió en Madrid: "Todos tendremos que hacer autocrítica". Un comentario sobre Carmena y Errejón sin nombrarlos, aunque animó a continuación a "trabajar colectivamente y remar juntos desde el respeto". "La división resta y la suma multiplica", comentó después en clave de politólogo.

Preguntado de nuevo por el tema más candente, que era la concurrencia de Errejón con su propio partido, compitiendo en la región madrileña contra Podemos, reconoció que "la división ha sido clave", sin nombrar a nadie.

Además, preguntado directamente sobre si estaba de acuerdo con las palabras de ayer en un tuit por parte de Juan Carlos Monedero sobre que las cloacas del Estado habían intervenido para que Errejón hiciera su propio partido y debilitara a la izquierda, en clave de teoría conspirativa, fue muy claro y contundente: "No estoy de acuerdo y... no estoy de acuerdo".

Iglesias reconoce el mal resultado pero insiste en formar gobiernos de coalición con el PSOE
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.