www.diariocritico.com
Increíble pero cierto: pillados vendiendo certificados de PCR negativos para poder viajar
(Foto: Telemadrid)

Increíble pero cierto: pillados vendiendo certificados de PCR negativos para poder viajar

jueves 01 de octubre de 2020, 10:43h

España es de los países con una incidencia actual del coronavirus más alta y donde está comenzando a azotar fuerte la segunda ola de la epidemia. Los últimos datos ascienden a más de 700.000 casos en todo el país y la cifra de fallecidos ya supera los 30.000.

Dada la incidencia del virus al comienzo de la temporada estival muchos países europeos comenzaron a imponer restricciones a los viajeros, especialmente a los que procedían del sur de Europa, en particular a España. Cuarentenas obligatorias o obligatoriedad de presentar una PCR negativa a la entrada en el país son las medidas más utilizadas por los diferentes Gobiernos. A día de hoy siguen vigentes en muchos países.

Certificado de PCR con resultado negativo por 40 euros

Pero por muchas restricciones, llamamientos a la seguridad y a incentivar más el turismo nacional, las ganas de viajar fuera son superiores para muchos y ha nacido el negocio negro de los certificados negativos de las PCR.

Así lo ha desvelado el programa de Telemadrid ‘120 minutos’ en un reportaje de investigación. Desde el programa han mostrado cómo por tan solo 40 euros es posible adquirir un certificado de un laboratorio privado que indique que los resultados de la PCR han sido negativos.

Con este certificado, de un laboratorio totalmente legal, se podría viajar sin problemas a las regiones que exigen este tipo de pruebas como requisito indispensable para entrar en el país. Un requisito que a día de hoy sigue vigente en múltiples destinos como Alemania, Austria o Egipto, entre muchos otros.

Empleados del laboratorio implicados

Como se explica en el reportaje, al contactar el propio programa con uno de estos anuncios de venta de certificados falsos, la vendedora señala que tiene “una amiga que trabaja en el laboratorio” y es ella quien tiene los formularios y se encarga de cambiar los datos.

Explica punto por punto cómo funciona la compra e incluso muestra un ejemplo de certificado detallando qué datos cambian en cada caso. “Yo te doy un certificado emitido por un laboratorio privado” explica por teléfono a la reportera, y a la pregunta de si el laboratorio es consciente de esto señala que “no, el laboratorio no lo sabe”.

Ya en la cita en persona con la vendedora enseña su certificado y detalla que “lo que siempre ven es la fecha en que te hiciste la prueba”, “dice que es negativo y ya está”.

Confirma que el precio por el certificado falso son 40 euros, y al preguntarle si habría problema en ser un grupo de 4 o 5 responde que no hay ningún problema, de hecho sugiere que quizás “mejoren el precio’.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios