www.diariocritico.com

Previsiones económicas

> Advierte de que será necesario un ajuste de 9.600 millones
> Pide utilizar cualquier excedente para pagar la deuda

España ha conseguido rebajar su déficit público al 2,5% del PIB en 2018, por lo que la Comisión Europea ha planteado la retirada de la tutela a las cuentas del Estado después de diez años. Eso sí, desde Bruselas advierten al Gobierno de Pedro Sánchez de los riesgos de una desviación presupuestaria, y le ha instado a realizar ajustes estructurales a partir de 2020.

El Gobierno ha elevado el techo de gasto -paso previo a la elaboración de los Presupuestos- un 4,4% para el año próximo, la mayor subida en cuatro años. Sin embargo, mantiene el compromiso de reducción de déficit gracias a que se acoge a una relajación de las exigencias por parte de Bruselas. Asimismo, mantiene la previsión de crecimiento y calcula que la tasa de paro se situará por debajo del 11% en 2021 con la creación de aproximadamente 400.000 puestos de trabajo anuales.

La Cámara de Comercio de España estima para 2018 un crecimiento del PIB del 2,4%, 0,4 puntos porcentuales menos que en sus anteriores previsiones. Unas cifras que no descartan empeorar si continúa la incertidumbre en Cataluña.

España se mantendrá a la cabeza del crecimiento entre los países desarrollados, el déficit público bajará del 3% en 2018 y la tasa de paro se reducirá al 11,2% a finales de 2020, según las estimaciones del Gobierno. Además, el Ejecutivo ha prorrogado un año el Programa de Activación para el Empleo y ha ampliado su alcance, tal y como se ha anunciado tras la reunión del Consejo de Ministros.

> Prevé elevar al 3% la previsión de crecimiento y promete más de medio millón de empleos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidió ayer "responsabilidad" a Ciudadanos porque no se puede hacer una rebaja fiscal cada poco tiempo. "Tenemos el compromiso de bajar el déficit, nos jugamos seguir creando 500.000 empleos", dijo Rajoy, que recordó que el Gobierno ya hizo una rebaja del IRPF valorada en 9.000 millones en 2015 y 2016. "No se puede hacer cada año", enfatizó en una rueda de prensa en Varsovia con la primera ministra de Polonia, Beata Szydlo, tras la cumbre bilateral.