www.diariocritico.com

La versión de los hechos de la familia de Rodrigo Lanza, acusado de matar a Víctor Laínez

sábado 16 de diciembre de 2017, 12:52h
Como suele ocurrir en un caso de asesinato, las versiones de las partes difieren, las especulaciones se abren paso y las opiniones se forjan rápido, pese a la falta de información veraz. Víctor Laínez, veterano falangista, murió en el hospital el pasado 12 de diciembre por las heridas provocadas durante una paliza que supuestamente le propinó el antisistema Rodrigo Lanza, que se encuentra en prisión provisional sin fianza. La autopsia reveló que la muerte de Laínez se debió a varios golpes en la cabeza con un objeto contundente; lo que no está claro es lo que ocurrió durante aquella madrugada del 9 de diciembre. Mientras algunos medios y testigos apuntan a que Lanza agredió a Laínez porque este llevaba unos tirantes con los colores de la bandera de España; la familia del acusado ha emitido un comunicado en el que ofrece una versión muy diferentes de los hechos.
La versión de los hechos de la familia de Rodrigo Lanza, acusado de matar a Víctor Laínez
Varios medios de comunicación, la acusación y determinados testigos afirman que el crimen se produjo cuando Laínez, veterano falangista, que llevaba unos tirantes con los colores de la bandera de España, fue increpado por un grupo antisistema y presuntamente agredido por Lanza, que le habría golpeado con una barra metálica provocándole la muerte cerebral. Sin embargo, existen contradicciones en torno al arma utilizada, sobre si hubo discusión previa o si la agresión de produjo dentro o fuera del bar. Otros testigos muestran unos sucesos diferentes: Laínez habría sacado una navaja y amenazado a Lanza con ella, y éste le terminó golpeando después. Por lo que existen aún demasiados interrogantes sin resolver.

La declaración de Lanza ante la juez de Zaragoza señala que fue Laínez quien le insultó y que se limitó a defenderse sin la intención de causarle los daños que finalmente le provocó. La juez decidió enviarle a prisión provisional sin fianza, por lo que su madre, Mariana Huidobro ha querido ofrecer su versión de los hechos mediante un comunicado publicado en Twitter. En primer lugar, la familia y amigos de Lanza expresa su "respeto por el dolor de la familia del fallecido".



El comunicado sostiene que la agresión no se debió a unos tirantes con los colores de la bandera de España y contradice esa versión. "El día 8 de diciembre Rodrigo se encontró casualmente con un conocido que iba acompañando de dos chicas y decidieron ir a tomar una copa. Entraron en el bar Tocadiscos. Allí se encontraba el señor Víctor Laínez, sentado en la barra, quien se quedó fijamente mirando a Rodrigo. Cuando Rodrigo se sentó, Víctor Laínez le hizo un gesto como para que se acercase. Rodrigo se acercó a hablar con él. Víctor Laínez le preguntó de dónde era, a lo que Rodrigo le respondió que era de Chile. Víctor Laínez le contestó diciéndole 'sudaka de mierda, vuelve a tu país'. Después de esta conversación Rodrigo regresó con sus acompañantes. Acabadas las consumiciones decidieron marcharse ante la actitud amenazante de Víctor Laínez. También tuvieron miedo porque les pareció que Víctor Laínez estaba avisando desde su teléfono móvil, a otras personas, de la presencia de los chicos en el bar".

"Cuando estaban ya saliendo por la puerta, uno de los acompañantes de Rodrigo le advirtió que Víctor se dirigía hacia él con una navaja. Rodrigo se giró y vio a Víctor Laínez con una navaja en alto. Le dio una patada para evitar la puñalada, pero como Víctor Laínez no se detuvo, Rodrigo decidió darle con el puño. Los chicos abandonaron el bar inmediatamente ante el miedo de que acudieran amigos de Víctor Laínez".

Según Lanza, "Víctor Laínez llevaba una chaqueta negra cerrada, por lo que en ningún momento pudo ver si llevaba o no tirantes con la bandera de España". Además de negar que los tirantes desencadenaran este crimen, sostienen que "Rodrigo se defendió con sus manos de un ataque con arma blanca".

El comunicado difundido por la madre de Lanza denuncia "las diversas versiones que han sido vertidas por los medios de comunicación, sin un atestado acabado, ni la versión de los testigos, ni la de los investigados, y sin que un juez haya tomado declaración a ninguno de ellos". La familia y amigos del acusado aseguran haber recibido "innumerables presiones y amenazas" a raíz de las informaciones publicadas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios