2014-11-22 00:57:52
Diariocrítico
Especial Elecciones

Crisis financiera en Europa: Barriendo la casa

Solo hay dos caminos, saneamiento y actividad productiva, que incluye evidentemente la mejora de las infraestructuras y los incentivos a la producción y a la creatividad
En el marco de la crisis financiera y económica que vivimos, ha sido decisivo el acuerdo que se ha producido en Alemania al aprobar el Bundestag -Parlamento alemán- por una amplísima mayoría de 523 votos a favor y 85 en contra, el aumento de la contribución alemana a los mecanismos y garantías de préstamo de 123.000 a 210.000 millones de euros. Esto supone por tanto ampliar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiero o FEEF, entidad jurídica de la Unión Europea aprobada por los 27 Estados miembros de la Unión Europea el 9 de mayo de 2010 y ampliado el 24 de junio de 2011, encaminado a preservar la estabilidad financiera en Europa ofreciendo ayuda financiera a los Estados de la zona del euro en crisis económica, evidentemente para atender a la actual situación de crisis financiera. Se ha señalado que este Fondo debería tener una capacidad de 2 billones de euros para crear una especie de cortafuegos que limitase el contagio que causaría la quiebra de Grecia, posibilitando de esta forma la compra masiva de deuda de aquellos Estados cuya deuda soberana es demasiado grande, en concreto en algunos países, que no están muy lejos, podría ser superior a los 500.000 millones de euros.

Es más, se ha hablado de convertir el Fondo en un banco que pudiera prestar dinero a los países en dificultades y acudir al Banco Central Europeo para refinanciar estos préstamos en vez de depender sólo de su limitada base de capital. Lo cierto es que la habilidad política y la decisión de Angela Merkel han hecho posible esta medida que supone bajar la prima de riesgo y posibilitar una recuperación de la bolsa, concretamente en España se cerró la Bolsa con una subida del 4% de promedio incluyendo a las grandes empresas del IBEX y entre ellas las financieras, mientras que el BCE sigue comprando deuda soberana de los países en dificultades para calmar a los mercados, garantizando la solvencia.

Paralelamente España ha seguido su obligada trayectoria, comenzando por incluir la limitación del déficit público en la propia Constitución a través de la modificación 135 que establece en el texto el concepto de estabilidad presupuestaria, reforma cuya propuesta fue realizada por el Presidente de Gobierno el 23 de agosto de 2011 contando con el apoyo fundamental de los dos partidos mayoritarios, PP y PSOE, a través de un proceso ordinario de reforma que no requiere un referéndum. El Rey firmaba dicha reforma el 27 de septiembre en un acto sobrio y breve que duró tan sólo unos minutos, uniéndose de este modo a los países de la Unión que ya han realizado dicha modificación  constitucional.

Finalmente el Gobierno trata de continuar realizando operaciones de limpieza entre las que están la fallida salida a bolsa del 30% de Loterías  y Apuestas del Estado, de la que se esperaba obtener más de 7.000 millones de euros por la colocación, por último retirada, según el Ministerio de Economía y Hacienda, por no darse las condiciones adecuadas para garantizar los ingresos deseados. ¿Quién tiene liquidez en este preciso y difícil momento, aunque fuera para un espléndido negocio? Así que el Banco de España continúa dando un golpe de mano, mediante la realización de diversas nacionalizaciones bancarias al hacerse, a través del Fondo de Reestructuración Bancaria, con tres firmas, 3 compras a precios irrisorios de Unnim, NovaCaixaGalicia y Catalunya Caixa tras el fracaso de los intentos por conseguir inversores privados, dando a su vez 25 días a otras dos, Bankpyme y Mare Nostrum y dejando la puerta abierta a nuevas operaciones en el sector, poniéndose una vez más de manifiesto que la deuda soberana española alcanza tales proporciones que solo permite operaciones de recorte en el sector público y operaciones de limpieza en el sistema financiero, necesitado en todo caso de una aportación pública europea y nacional que permita un verdadero y real saneamiento, condición sine qua non para posibilitar una actuación que permita alejar el fantasma de la actual crisis económica y de la crisis financiera.

Lo importante es que a estas alturas empezamos a saber como estamos y cual es la receta. La Unión Europea es solidaria, el euro se mantiene por encima de todo, se hará el rescate a Grecia hasta el final, los Estados cumplirán sus compromisos de déficit y realizarán su saneamiento, y lo mismo los gobiernos regionales y locales y este camino de recortes es el único posible para las economías domésticas. Se endurecerá la supervisión financiera y un sector financiero saneado tras unos años aún difíciles podrá colaborar a la superación de la actual crisis económica.  Por lo tanto, y en síntesis, solo hay dos caminos, saneamiento y actividad productiva, que incluye evidentemente la mejora de las infraestructuras y los incentivos a la producción y a la creatividad.

¿Quiere leer más artículos de ?:
Comentarios:
Publicar nuevo comentario



Comentarios desde Facebook:
Acerca de esta noticia en la Red
Cargando...

Quiénes somos | Contacto | Publicidad | Aviso legal | Política de privacidad | rss
© Grupo Diariocrítico - Powered by OZONGO.com