www.diariocritico.com

Entrega de armas de ETA: el Gobierno insiste en que "con o sin desarme de una banda en descomposición" no va a haber impunidad

Entrega de armas de ETA: el Gobierno insiste en que 'con o sin desarme de una banda en descomposición' no va a haber impunidad

> Respecto al acercamiento de presos, Interior deja claro que tras el 8 de abril la norma es la misma: “O se disuelven de una vez por todas o se acogen a los criterios legales, que no se van a cambiar”

sábado 25 de marzo de 2017, 17:06h
Se aproxima el 8-A. Un 8 de abril que es la fecha fijada unilateralmente por ETA, a través de intermediarios vascofranceses encabezados por Michel Berhocohirigoin y Jean Noel Etcheverry, para montar el 'show' de la entrega de armas en Francia en la que la banda busca una especie de protagonismo positivo en el que confía que los gobiernos español y francés sean algo así como personajes o actores secundarios. Un reparto al que se niega el Ejecutivo de Rajoy, como declara José Antonio Nieto, número dos de Interior al Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo (OIET): “El Gobierno no va a colaborar en escenificaciones, ni en hacerle la vida más fácil a lo poco que queda de ETA". Por tanto, añade, "no va a haber impunidad con desarme ni sin él".

El Secretario de Estado de Seguridad, hombre de la máxima confianza del titular de la cartera, Juan Ignacio Zoido, niega las más o menos veladas acusaciones del entorno de los etarras e incluso del Gobierno vasco de que el Ejecutivo nacional vaya a obstaculizar este desarme previsto para dentro de dos semanas, porque estima que la captura de los arsenales de armas y la detención de los terroristas "constituyen, de facto, el verdadero desarme de ETA, el más eficaz, el mejor verificado y el más justo".

Porque, según las palabras de Nieto a OIET, parece evidente que la gran mayoría de las armas usadas por los terroristas están ya en manos de la justicia, tanto en Francia como en España, al margen de este show que ahora propaga la banda terrorista: "Sólo el año pasado se ocuparon más de cien armas de ETA, la cifra más alta en los últimos diez años. Y con las pocas armas que les quedan, los rescoldos de ETA llevan cinco años tratando de rentabilizar su entrega, con patéticos episodios de teatralización".

Además de no colaborar en el acto propagandístico, de una banda "en estado de descomposición", cual la califica, y tal y como las autoridades judiciales vienen repitiendo, "las armas son pruebas, evidencias de delitos que es necesario estudiar. Lo contrario sería impunidad y nadie está legitimado para fomentar la impunidad ni para sustraer pruebas a la acción de la justicia".

Tampoco tras esa fecha del 8-A va a variar la política seguida por el PP, en sus cinco años largos al frente del Ejecutivo, respecto al acercamiento de presos de la banda al País Vasco, ya que "con o sin desarme", establece Nieto, va a mantener "su imprescindible exigencia de abandono de la disciplina de ETA y de renuncia a la violencia para los presos que quieran evitar la dispersión".

Acercamiento de reclusos de la banda y legalidad

"Lo poco que queda de ETA no va a conseguir ningún rédito político por entregar las armas, de la misma forma que nada consiguió por dejar de matar. Con los terroristas no habrá transacciones ni concesiones. O se disuelven una vez por todas o se acogen a los criterios legales, que no se van a cambiar", insiste el Secretario de Estado.

Otra de las cuestiones que a veces se debaten en privado o en público es el número de efectivos de la Guardia Civil, sobre el que también Interior lo tiene muy claro: no habrá descenso de agentes. Porque Guardia Civil y Policía Nacional, que como es lógico tienen importantes misiones que cumplir en todo el territorio nacional, "también en el País Vasco".

Porque el despliegue actual es el adecuado a las necesidades, como acontece y ha acontecido en cada momento, siempre desde un criterio técnico. Por lo que en número dos de interior adelanta que "precisamente ahora que hemos derrotado a ETA no vamos a ceder en lo que era una de sus máximas aspiraciones. Ni la Guardia Civil ni la Policía Nacional van a ser nunca expulsadas del País Vasco".

Por último, Nieto cree que existen herramientas legales de sobra que permitan a las Fuerzas de Seguridad evitar el culto al terrorismo en enclaves como el País Vasco o Navarra: "España tiene un andamiaje normativo consolidado y fuerte contra las diferentes expresiones del terrorismo. En la última reforma del código penal, además, se aumentó la pena del delito de enaltecimiento hasta tres años de prisión, en los casos más graves"

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios