www.diariocritico.com
El Gobierno prohíbe los despidos provocados por la crisis del coronavirus
Ampliar
(Foto: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa)

El Gobierno prohíbe los despidos provocados por la crisis del coronavirus

> Díaz: "Si observamos cualquier fraude, las empresas tendrán que devolver hasta el último céntimo"

viernes 27 de marzo de 2020, 15:57h

El Consejo de Ministros extraordinario de este viernes ha aprobado nuevas medidas sociales, en el ámbito del Ministerio de Trabajo, entre las que destacan la prohibición de los despidos provocados por la pandemia del coronavirus, el mantenimiento de los contratos temporales hasta que pase la crisis, así como la "hipersimplificación" de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

"Nadie puede aprovecharse de esta crisis sanitaria para despedir. Abordamos legislativamente la imposibilidad de propiciar despidos por causas objetivas económicas, técnicas, organizativas y de fuerza mayor porque hemos puesto mecanismos legales y recursos públicos ingentes para que las empresas puedan acudir a los ERTE; no es necesario despedir a nadie", ha proclamado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Trabajo responde así a la reclamación de los sindicatos, que solicitaron la restricción de los despidos durante la crisis, alegando que las extinciones de contrato por la crisis rondan el millón. Esta medida, aprobada por el Consejo de Ministros este viernes, no tendrá carácter retroactivo y se aplicará desde ya.

Sobre la petición de la patronal de eliminar la condición de mantener los contratos durante 6 meses cuando pase la crisis sanitaria para plantear un ERTE, Díaz ha señalado que "el compromiso del Gobierno es con la gente más necesitada, los trabajadores, y la legislación que regula los ERTE exige normalmente el mantenimiento de puestos de trabajo durante un año. Pido ejemplaridad a las empresas, que se comprometan con su pueblo y mantengan los puestos de trabajo".

Entre las medidas, ha anunciado que "con la excusa del COVID-19 no se pueden extinguir los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo e interinidad, que se interrumpen pero continuarán cuando pase la crisis".

Díaz ha explicado que se ha simplificado aún más el mecanismo para que las empresas planteen ERTE, con un sencillo formulario que las empresas remitirán al Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE). "Así podrémos empezar a reconocer las prestaciones públicas por desempleo, que se otorgarán incluso a quienes no cumplan los requisitos y pondremos el contador a 0 cuando pase la crisis".

La ministra también ha anunciado que se incorpora la opción del ERTE para socios cooperativistas. Cuando la Asamblea General de las sociedades cooperativas no pueda ser convocada para su celebración a través de medios virtuales, el Consejo Rector asumirá la competencia para aprobar la suspensión total y/o parcial de la prestación de trabajo de sus socias y socios y emitirá la correspondiente certificación para su tramitación.

"Revisaremos de oficio todos los ERTE que se están aprobando. Si observamos cualquier fraude, las empresas tendrán que devolver hasta el último céntimo percibido, incluida la prestación por desempleo de trabajadores afectados", ha aseverado. Díaz ha indicado que se ha reforzado la Inspección de Trabajo para llevar a cabo esta actuación sobre los ERTE.

La ministra de Trabajo ha negado el colapso del SEPE, y aunque admite que los funcionarios "trabajan a destajo", este organismo dispone de "los sistemas para hacer su trabajo", por lo que ha llamado a la tranquilidad asegurando que "las prestaciones por desempleo se pagarán como todos los meses, el 10 de abril".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.