www.diariocritico.com

Montero defiende que los Presupuestos de 2022 combaten los "populismos" al volcarse con la clase trabajadora y la población vulnerable

Montero defiende que los Presupuestos de 2022 combaten los 'populismos' al volcarse con la clase trabajadora y la población vulnerable
Ampliar
(Foto: PSOE/Eva Ercolanese)
miércoles 03 de noviembre de 2021, 13:59h

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha defendido en el Congreso el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022 en el marco del debate de totalidad.

La ministra ha calificado las cuentas públicas para 2022 de "indispensables para consolidar la recuperación económica y social", para lograr una "recuperación justa", que llegue a todas las personas, todos los territorios y todos los sectores y que permitirán "dejar atrás la crisis derivada de la pandemia", así como "encarar el futuro inmediato con determinación, optimismo y esperanza".

Pero Montero también ha animado a no conformarse con volver al punto de partida en el que nos encontrábamos en febrero de 2020, cuando España aún arrastraba problemas estructurales agravados por las recetas aplicadas tras la crisis financiera: "Con estas cuentas queremos demostrar que hay otra manera de gestionar la recuperación para que llegue a todos y sea justa", después de haber demostrado que "había otra manera de gestionar la crisis, con un escudo social que ha permitido proteger las rentas y el empleo".

Las prioridades de los PGE

La ministra ha enumerado las prioridades del Gobierno expresadas en los Presupuestos. En primer lugar, el refuerzo de la clase media y trabajadora y la protección de los colectivos más vulnerables como "antídoto contra los populismos" y para corregir las brechas sociales que perpetúan las desigualdades. "La desigualdad es una grave injusticia social, pero es que además es ineficiente desde el punto de vista económico, porque lastra el crecimiento y limita el desarrollo del talento", ha afirmado.

Además, con estos Presupuestos se pretende revitalizar el Estado del Bienestar. Así, prevén más recursos que nunca para becas, sanidad, dependencia, servicios sociales y vivienda.

De esta manera, el 55,7% del Presupuesto nacional se destina al gasto social: 240.375 millones, la mayor cifra de la historia. Destaca la partida para pensiones, que sube un 4,8%, para garantizar la revalorización de las pensiones contributivas conforme al IPC medio registrado en el mes de noviembre, tal y como establece la ley que se está tramitando, y la subida del 3% en las no contributivas. Además, se transferirán 18.396 millones a la Seguridad Social para hacer frente a los denominados gastos impropios y así avanzar en el equilibrio de sus cuentas.

El Ingreso Mínimo Vital se actualiza un 3% y se incrementan las partidas para servicios sociales y promoción social, dependencia, la lucha contra la violencia de género, la protección a la familia y a la infancia, además del bono social térmico o la política sanitaria.

Fondos europeos

En la histórica inversión de estos Presupuestos se enmarca la inyección que suponen los fondos europeos: el grueso de los 26.355 correspondientes al Plan de Recuperación para el año 2022 se destinarán a inversiones, con prioridades tales como la transición energética, la digitalización o la movilidad sostenible.

Montero se ha referido a otra de las grandes prioridades de los PGE: la juventud, a la que van destinadas políticas de formación y capacitación, para facilitar su acceso a la vivienda y para que disfrute de un medioambiente y de un planeta más sano. En total, son 12.550 millones de euros para "amortiguar el daño que está sufriendo esta generación", en palabras de la ministra.

En particular, el presupuesto para vivienda se incrementa un 46%, hasta los 3.300 millones; mientras que las actuaciones que fomentan el empleo juvenil aumentan un 44%, hasta los 2.144 millones; y el presupuesto de educación supera los 5.000 millones por primera vez con una cifra inédita para becas (2.199 millones) y un impulso de 2.075 millones para la FP.

"Estos Presupuestos no suben los impuestos"

Por el lado de los ingresos tributarios, la ministra ha reiterado su previsión de que crezcan un 8,1% en 2022. "El aumento de la recaudación no se vincula a ningún aumento de impuestos; la protección de rentas, que robustece las bases imponibles, y el mayor dinamismo económico es lo que explica los mayores ingresos previstos", ha explicado. "Estos Presupuestos no suben los impuestos, no suben la presión fiscal", ha recalcado Montero.

La ministra ha defendido que la previsión de recaudación del 8,1% es especialmente prudente si se tiene en cuenta que la estimación es que el PIB nominal aumente un 8,6%. De hecho, el avance de liquidación de 2021 incluido en los PGE 2022 contemplan que la recaudación aumente un 10,8% este año.

La ministra de Hacienda avanzó que ese porcentaje será previsiblemente superior porque, hasta octubre, la recaudación tributaria en términos homogéneos subió un 14%. Ello refuerza la idea de que la estimación de ingresos es prudente porque, pese a que la economía crecerá más en 2022 que en 2021, Hacienda estima que la recaudación avanzará a un ritmo inferior que el registrado este año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios