www.diariocritico.com

El País insta a "dirigentes de peso" del PSOE a impedir la “aventura suicida” de Sánchez

domingo 04 de septiembre de 2016, 10:42h

Alguien se ha puesto muy nervioso. El editorial de El País este domingo suena a bufido de la ‘vieja guardia’ del PSOE al reclamar que Pedro Sánchez -y también, pero casi de pasada, a Mariano Rajoy- que dé un paso atrás. Se trata de evitar lo que el periódico de Prisa califica como “aventura suicida” del líder socialista en un artículo que no identifica el “insensato camino” al que se refiere, aunque está claro que apunta a una posible alianza con Unidos Podemos.

El País insta a 'dirigentes de peso' del PSOE a impedir la “aventura suicida” de Sánchez
Ampliar
(Foto: PSOE)

“Entre toda esta confusión, lo primordial a nuestro juicio es impedir que los españoles tengan que volver a las urnas, algo que hay que evitar de cualquier forma”, explica el editorial de El País.

El protagonista, no obstante, es Pedro Sánchez, no las urnas. “Domina la impresión de que el PSOE puede entrar en crisis, bien porque dirigentes de peso obliguen a Pedro Sánchez a abstenerse en un segundo intento de Rajoy, bien porque el propio Sánchez consiga seguir adelante en su insensato camino”.

La primera opción podría hacer saltar por los aires el liderazgo de Sánchez; la segunda, probablemente también por la previsible rebelión de algunos de esos “dirigentes de peso”. Un panorama aterrador para el presunto partido hegemónico de la izquierda y alternativa al PP.

La verdadera alternativa, de momento, son las terceras elecciones, una tentación que el editorialista considera una “banalización” de la Democracia. “Equiparar la trascendencia de repetir las elecciones a la de una ronda de encuestas daña la credibilidad del sistema político”.

El País insiste en que el PSOE debería dejar gobernar al PP en tanto que partido más votado, “por muy poco que se lo mereciese. Esa posibilidad se ha esfumado por la terquedad de Sánchez en su viaje a ninguna parte”.

“Y creemos que sin Rajoy ni Sánchez las posibilidades de unir fuerzas para que se forme un Gobierno crecen considerablemente”. La conclusión, sin embargo, es que quien ‘molesta’ de verdad es el actual líder del PSOE.

Pero, ¿qué “dirigentes”?

Tanto la ‘vieja’ como la ‘nueva’ guardia del PSOE que, si no inspira es obvio que al menos comparte, el editorial de El País tienen, por tanto, un problema: hagan lo que hagan, el partido parece abocado inevitablemente al desastre. O, mejor dicho, a un nuevo desastre que ahonde el cráter en que les metió José Luis Rodríguez Zapatero cuando reformó el artículo 135 de la Constitución.

Pedro Sánchez ha convertido el “no” al PP en un emblema, un símbolo de su política que choca con la oposición pública de algunos de esos “dirigentes de peso”, como por ejemplo Guillermo Fernández Vara, el barón extremeño que se está quemando una y otra vez con sus declaraciones públicas -ayudado por Emiliano García Page desde Castilla-La Mancha, mientras la andaluza Susana Díaz esconde sus cartas y juega al despiste.

Y, el resto, como en el PP, se ponen de perfil y se limitan a reclamar un Comité Federal que revise la estrategia negociadora del PSOE, o al menos debatirla como pide el valenciano Ximo Puig en tono conciliador.

Unos y otros saben desde esta semana que obligar a Sánchez a abstenerse podría hacer realidad los rumores de una dimisión en bloque de la actual dirección del partido. También que dejarle hacer implica saltarse demasiadas ‘líneas rojas’ y que una rebelión contra su secretario general elegido por los militantes podría volverse en su contra.

Pedro Sánchez, mientras tanto, recorre un camino “insensato”, como dice El País, porque detrás de tanto misterio -que ya veremos si desvela este lunes tras la reunión con su Ejecutiva- sólo hay dos posibles destinos: o volver a intentar la cuadratura del círculo con Ciudadanos y Podemos o recabar el apoyo de los nacionalistas/independentistas para formar Gobierno con Pablo Iglesias.

Ambos parecen, hoy por hoy, imposibles o como mínimo remotos. La unión de las “fuerzas del cambio”, es decir, PSOE, Podemos y C’s, es un sueño que incluso Pedro Sánchez sabe que es, sólo eso, el sueño de un socialista que quiere ser Alicia en el país de las maravillas.

La opción de un Gobierno de la “izquierda” tiene alguna posibilidad más, en teoría, pero encontraría una enorme resistencia en su partido. Convencer a Susana Díaz se presume bastante más complicado que arrancarle la abstención a Joan Tardá y sus diputados republicanos.

Todo listo, pues, para las terceras elecciones… Salvo que alguien despierte a Alicia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios