www.diariocritico.com
De izquierda a derecha: Tania González, Clara Serra, Ada Colau, Tania Sánchez e Irene Montero durante la campaña del 20-D
Ampliar
De izquierda a derecha: Tania González, Clara Serra, Ada Colau, Tania Sánchez e Irene Montero durante la campaña del 20-D (Foto: Dani Gago (Podemos))

¿Ha funcionado la corrección de género en las listas de Podemos?

miércoles 06 de enero de 2016, 17:05h
El Congreso que se abra a partir del 13 de enero será el que más mujeres tenga de toda la democracia. Esto se debe, en parte, a que varios partidos aplicaron criterios de corrección de genero en sus listas electorales. Y el que mayor porcentaje de diputadas tiene es Podemos, con un 52%, sin contar con las confluencias territoriales. La formación de Pablo Iglesias optó en estos comicios por no aplicar la lista cremallera estricta, sino por un sistema de cuotas que favoreciera la presencia de mujeres.

Antes de las pasadas elecciones generales, Diariocrítico analizó el sistema de Podemos para favorecer la presencia de mujeres en sus listas. La formación morada fue, junto con el PSOE y Unidad Popular-IU, uno de los partidos que aplicaron criterios de corrección por motivo de género. Una vez pasadas las elecciones y a punto de comenzar la XI Legilsatura la pregunta es: ¿cómo les ha funcionado?

El grupo nacional de Podemos tendrá 22 mujeres de 42 diputados, es decir un 52%, excluyendo a las candidaturas territoriales que tuvieron procesos separados de composición de listas. Aún así, contando con 'En Comú Podem', 'En Marea' y 'Compromís Podemos', el procentaje de diputadas sigue siendo el más alto de entre los principales partidos: un 49% o 34 mujeres de 69 diputados.

Les sigue el PSOE, con un 45% de diputadas (41 de 90), a pesar de que la formación de Pedro Sánchez fue la que situó a más mujeres como cabeza de lista y de que aplicó un sistema de cremallera, alternando una mujer y un hombre.

Bastante por detrás está el PP, con un 35% de mujeres en su grupo parlamentario (44 de 123), y Ciudadanos con un 20% y sólo 8 diputadas en sus 40 escaños. Ni la formación de Mariano Rajoy ni la de Albert Rivera aplicaron criterios de corrección de género al conformar sus listas.

De la cremallera a las cuotas

En estas elecciones generales, Podemos ha introducido una modificación en el sistema de cremalleras que habían aplicado en otros comicios. Este cambio supuso que el partido se centró en tramos de cinco para ver si se aplicaba la alternancia estricta de hombre y mujer o se rompía la cremallera para beneficiar a las mujeres, de modo que hubiera al menos tres mujeres en cada tramo.

Así lo explicó a Diariocrítico la responsable del área de igualdad de Podemos, Clara Serra, que señaló que, con este sistema, era posible que hubieran varias mujeres seguidas o varios hombres seguidos, pero que el criterio sería considerar si se "abría la cremallera en beneficio de las mujeres".

La decisión se tomó tras un debate interno en el que se reveló que la lista cremallera podía tener efectos negativos para las candidatas. "En muchos territorios, las mujeres fueron las más votadas (en las primarias), pero las listas cremallera lo que hicieron fue corregir la desventaja de los hombres, no de las mujeres", comentó Serra.

Mejora de la paridad

La desventaja de las mujeres en las listas, incluso con el sistema de cremallera, se ha visto, por ejemplo, en cuanto a quién encabeza las candidaturas. En las pasadas elecciones autonómicas de mayo, sólo hubo dos cabezas de lista mujeres en Podemos (Noemí Santana en Canarias y Laura Pérez en Navarra), frente a los 11 hombres que aspiraron a la presidencia de sus respectivas comunidades.

Si se observa la representación real conseguida por la formación morada en los parlamentos autonómicos, se obtiene un mapa desigual. En varias comunidades, Podemos tiene porcentajes del 50% o más de mujeres en sus grupos autonómicos. En concreto, esto ocurre en 7 de las 14 comunidades en las que Podemos está presente con sus siglas (excluyendo, por tanto, Cataluña).

El procentaje más alto se produce en Canarias, donde las diputadas suponen un 71% de los representantes de la formación morada (5 de 7). También se consigue o se supera el 50% en Andalucía (53%), Aragón (50%), Castilla y León (60%), La Rioja (50%), Murcia (50%) y Navarra (57%).

Sin embargo, la media no llega a la mitad justa, y se queda en el 45% de diputadas. El caso más extremo es el de Castilla-La Mancha, donde Podemos sólo consiguió dos escaños, ocupados ambos por hombres que encabezaban sus listas provinciales.

Por tanto, cabe concluir que la variación incluida por Podemos en la corrección de género en sus listas ha surtido efecto. Es decir, ha mejorado el porcentaje de representantes mujeres que tiene la formación morada con respecto a los anteriores comicios.

La aplicación del sistema de cremallera y de cuota femenina al mismo tiempo ha conseguido un resultado más paritario que el del PSOE, que era el partido con mayor número de mujeres en los puestos de salida de sus listas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.