www.diariocritico.com
El presidente húngaro, Viktor Orbán
Ampliar
El presidente húngaro, Viktor Orbán (Foto: Facebook oficial Viktor Orbán)

Italia se une a Hungría y Polonia en el frente ultraderechista y euroescéptico

lunes 26 de septiembre de 2022, 10:28h

Se llevaba semanas diciendo: Europa tendrá un problema con Italia. Y es que el nuevo gobierno emanado de las urnas de las elecciones de este domingo, 25 de septiembre, será de corte ultraderechista.

El partido neofascista Hermanos de Italia de Georgia Meloni ha arrasado en las urnas, obteniendo el 26,3% de los votos. Será apoyado por la Liga de Matteo Salvini y Forza Italia, de Silvio Berlusconi.

La Unión Europea verá entonces cómo uno de sus países miembros y fundadores, Italia, tercera economía de la zona euro, será de corte europescéptico y pondrá problemas para la gestión de los fondos y las políticas de corte social y migratorio.

Italia se une además a un frente que ya representan desde el este Hungría y Polonia, siendo así el primer país de Europa occidental que cae en las redes de este tipo de ideología extremista. Si bien antes tuvo un gobierno liderado por Movimiento 5 Estrellas y Liga en coalición, dede 2018, que aunque fracasó pronto, también ponía pronlemas al concepto unionista.

Meloni no tiene necesariamente muchos vínculos de unión con la Hungría de Viktor Orbán o la Polonia de Andrzej Duda y Mateusz Morawiecki, pero serán potenciales aliados a la hora de hacer frente común en determinadas posturas en los Consejos Europeos.

La realidad es que el discurso de Meloni ya parece amortiguado en lo relativo a Europa. Confirmó que no pedirá salirse del euro y que formará parte de las políticas comunitarias.

Hungría y Polonia

En el caso de Hungría sí estamos ante un claro posicionamiento ultra, representado por Orbán. Sus políticas antimigratorias ha dado muchos quebraderos de cabeza en Europa, al ser su país una de las puertas del este.

Además, el reparto de fondos para la crisis de la pandemia ha supuesto un duro enfrentamiento entre el Ejecutivo de Bruselas y el gobierno húngaro, por no hablar de los continuos enfrentamientos por las legislaciones aprobadas en materia judicial.

Se ha acusado en innumerables ocasiones a este país miembro de la UE de intentar controlar el Poder Judicial, principio que choca con las normas básicas de la Europa de la Unión. De hecho, están pendientes sanciones a Hungría por este asunto.

En el caso de Polonia, son ya varias etapas con gobiernos ultraconservadores y con relaciones difíciles con Bruselas. Sin embargo, pese a lo que se temía inicialmente, el gobierno del primer ministro Mateusz Morawiecki está siendo menos radical de lo que se esperaba. Sobre todo en las posiciones ante la Rusia de Putin y la guerra de Ucrania, no ha habido grandes puntos de fricción, sino más bien de entendimiento.

Su partido, 'Ley y Justicia', sí es cierto que tiene un corte ultraconservador, pero en realidad es una coalición de partidos de centro y derecha. Su presidente es Andrzej Duda, quien ejerce el control del Ejecutivo y la política internacional. Es del mismo partido que Morawiecki.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios