www.diariocritico.com
Médicos sin Fronteras
Ampliar
Médicos sin Fronteras (Foto: Médicos sin Fronteras)

Médicos sin Fronteras confiesa, tras el escándalo de Oxfam, que detectó 24 casos de acoso o abuso sexual en 2017o abuso sexual en 2017

miércoles 14 de febrero de 2018, 18:32h
Médicos sin Fronteras (MSF) ha reconocido que el año pasado detectó 24 casos de acoso o abuso sexual a nivel interno y que despidió a 19 trabajadores involucrados. Estos casos son parte del total de 146 quejas o alertas que recibió la sede de la organización -excluidas aquellas que se resuelven sobre el terreno-, sobre distintos tipos de agravios.

Tras el escándalo de Oxfam, Médicos sin Fronteras (MSF) ha admitido a través de un comunicado que también detectó a nivel interno 24 casos de acoso o abuso sexual en sus filas.

En 2017, más de 40.000 empleados permanentes realizaron trabajo de campo para MSF. Se registraron 146 quejas o alertas en la sede por una amplia gama de agravios: abuso de poder, discriminación, acoso y otras formas de comportamiento inapropiado. Esta cifra no incluye casos administrados directamente por equipos de campo que no llegaron a la sede.

De estas quejas y alertas, 40 casos fueron identificados como casos de abuso o acoso después de una investigación interna. De estos 40 casos, 24 fueron casos de acoso o abuso sexual. En total, de los 24 casos de acoso o abuso sexual, 19 personas fueron despedidas. En otros casos, los empleados han recibido medidas disciplinarias.

La organización asegura que este tipo de comportamientos no caben en su organización. "No toleramos ningún abuso físico o psicológico contra personas, acoso sexual, relaciones sexuales con menores o cualquier comportamiento que no respete la dignidad humana", sostienen.

Mecanismo de quejas de MSF

Cuando se informa un comportamiento inapropiado, MSF pone en marcha su protocolo de actuación tratando de priorizar la seguridad y la salud de posibles víctimas y denunciantes. Según la organización, se presta atención inmediata al apoyo de la víctima, que puede incluir atención psicológica y médica y asistencia jurídica.

"El objetivo de MSF es garantizar que estos casos se traten con la máxima confidencialidad, lo que es crucial para las víctimas y / o testigos que aceptan que MSF tome medidas para investigar estas acusaciones. Dependiendo del caso, se inician investigaciones para establecer los hechos, tomar las medidas apropiadas, aplicar sanciones e identificar medidas preventivas", explican. Las consecuencias para los empleados de MSF pueden variar desde advertencias formales a la suspensión o despido definitivo.

MSF sostiene que siempre respeta la decisión de la víctima de llevar el caso, o no, a la justicia. No obstante, matiza que en el caso de abuso sexual de menores, la política de MSF es informar del caso a las autoridades judiciales competentes en función del interés superior del niño y los procedimientos legales vigentes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios