www.diariocritico.com

Médicos sin Fronteras

La llegada de López Obrador a la presidencia de México tendrá una clara tarea por delante: atajar la violencia. Guerrero es uno de los estados más violentos del país. Aquí, el crimen organizado controla los pueblos y deja a sus habitantes sin escuelas, transporte ni cobertura médica. Viven angustiados sabiendo que pueden ser las siguientes víctimas, según el relato Médicos sin Fronteras que pueden leer a continuación:

> Del reprobable 'tuit' del ministro del Interior italiano, a la felicitación de Bruselas
> Podemos celebra el gesto de Sánchez mientras PP y C's guardan silencio

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha ofrecido Valencia como "puerto seguro" para la embarcación 'Aquarius' con 629 refugiados a bordo, que se encontraba a la deriva después de que Italia y Malta cerrasen sus puertos. Aunque el estado de salud de las personas rescatadas por Médicos Sin Fronteras (MSF) y Sos Méditerranée es estable, sus provisiones escasean y hay varios "pacientes críticos por hipotermia y ahogamiento", según ha informado MSF. Mientras las alcaldesas de Madrid y Barcelona, Manuela Carmena y Ada Colau, así como la vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra se han unido a la Comisión Europea en la celebración del gesto de solidaridad del Gobierno español, el ministro de Interior italiano Matteo Salvini considera una "victoria" el cierre de sus puertos. Desde Podemos también han mostrado su respaldo a la decisión de Sánchez, mientras que el PP y C's no se han pronunciado al respecto de esta emergencia humanitaria.

El buque 'Aquarius' de Médicos sin Fronteras (MSF) y Sos Mediterranée rescató en sólo unas horas a 629 inmigrantes y refugiados -entre los que hay 123 menores no acompañados y 7 embarazadas- de morir ahogados en el aguas internacionales siguiendo las indicaciones del Centro de Coordinación Marítima de Roma. Ahora no tiene puerto donde atracar: ni Italia ni Malta abren sus puertas, pese a la petición de Naciones Unidas.

El buque de rescate Aquarius se dirige a Marsella y ha pedido a Francia permiso para que desembarquen los 58 migrantes que lleva a bordo, después de que este fin de semana Panamá comunicara que retiraba su bandera del barco por presiones de Italia. Entre los migrantes rescatados se encuentran 7 familias que huyen de la guerra, 17 mujeres, 18 menores, 3 de ellos niños pequeños.

8 días y más de 700 millas recorridas hasta llegar al puerto de Valencia. La odisea en el Mediterráneo de la flota del 'Aquarius', formada por 3 embarcaciones con 630 personas a bordo ha llegado a su fin. A lo largo de la mañana del domingo, han ido atracando, de forma escalonada, el 'Dattilo', el 'Aquarius' y el 'Orione', y aunque la 'Operación Esperanza' continúa, los partidos políticos ya han reaccionado ante la acogida de migrantes, que el Gobierno defiende como una "cuestión humanitaria".

> Sánchez ha dado instrucciones para que el buque atraque en el puerto de Valencia

Nuevo gesto del Gobierno de Pedro Sánchez respecto a la política migratoria. Después de que Italia y Malta rechazaran 'abrir' sus puertos al buque 'Aquarius', con 629 migrantes y refugiados a bordo, Sánchez ha dado instrucciones para que España cumpla con los compromisos internacionales en materia de crisis humanitarias y ha anunciado que el puerto de Valencia acogerá al barco 'Aquarius', "en el que se encuentran más de 600 personas abandonados a su suerte en el Mediterráneo". Así lo ha confirmado el Ejecutivo en un comunicado.