www.diariocritico.com

inmigrantes Mediterráneo

El capitán marítimo de Barcelona, dependiente del ministerio de Fomento, mantiene retenido en puerto al buque humanitario de Proactiva Open Arms sin permiso para zarpar a las aguas internacionales del Mediterráneo donde en los últimos cinco años han muerto 17.819 personas. Las autoridades esgrimen incumplimientos que escapan a su control.

El buque Nuestra Señora de Loreto se verá obligado a regresar a Libia a pesar de no ser un puerto seguro debido a la situación límite que se vive a bordo. Si bien este mismo jueves la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, insistía en que se estaba trabajando para resolver la situación del pesquero español que rescató a 12 inmigrantes en aguas del Mediterráneo, parece que el tiempo ha jugado en contra de las difíciles negociaciones diplomátiacas.

La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, ha señalado que el Gobierno español continúa realizando intensas gestiones diplomáticas para resolver la situación del pesquero español Nuestra Señora del Loreto, que recogió a 12 migrantes en aguas próximas a las costas libias. ​

> El titular de Interior lo ve contraproducente porque acentúa el 'efecto llamada'

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, ha anunciado que más de 200 municipios se han ofrecido ya para acoger a los 629 inmigrantes y refugiados (incluyendo 123 menores no acompañados y varias mujeres embarazadas), entre los que hay ciudades grandes y pequeñas.

El buque 'Aquarius' de Médicos sin Fronteras (MSF) y Sos Mediterranée rescató en sólo unas horas a 629 inmigrantes y refugiados -entre los que hay 123 menores no acompañados y 7 embarazadas- de morir ahogados en el aguas internacionales siguiendo las indicaciones del Centro de Coordinación Marítima de Roma. Ahora no tiene puerto donde atracar: ni Italia ni Malta abren sus puertas, pese a la petición de Naciones Unidas.