www.diariocritico.com
6 retos que se plantea Podemos para convertirse en un 'partido normal'
Ampliar
(Foto: Dani Gago/Podemos)

6 retos que se plantea Podemos para convertirse en un "partido normal"

martes 05 de julio de 2016, 09:09h
La formación de Pablo Iglesias ha dado por cerrada una etapa política tras el amargo sabor de los resultados del 26-J, insuficientes para continuar con la hipótesis del "asalto al poder", según ha reconocido el líder de la formación. Aunque por primera vez Podemos no tiene prisa en concretar la transición de maquinaria electoral a "partido normal", los dirigentes de la formación ya han apuntado cuáles serán los principales retos o debates a afrontar en esta nueva etapa. La normalización como partido, el trabajo parlamentario desde la oposición o la adaptación a tiempos más lentos serán debates claves para el futuro de Podemos.

La noche del 26 de junio supuso un hito para el partido de Pablo Iglesias. Más allá del millón de votos perdidos, la candidatura de Unidos Podemos falló ante las expectativas de adelantar al PSOE y ser opción de Gobierno, lo que provocó un cambio de discurso y de estrategia inmediato.

Una semana después de los comicios, los dirigentes de la formación morada han profundizado en sus análisis de la situación durante los cursos de verano de la Universidad Complutense que se celebran en San Lorenzo del Escorial. El propio Iglesias se encargó de inaugurar el ciclo de conferencias organizado por Podemos sobre el futuro político y confirmó lo que denominó "el fin de la hipótesis Podemos" o el cierre de la posibilidad de asaltar el poder con tan sólo dos años y medio de edad y sin apenas experiencia parlamentaria.

Iglesias, Íñigo Errejón y otros dirigentes de Podemos han planteado ya las primeras cuestiones que tendrá que afrontar el partido en esta nueva etapa pero, por primera vez en su historia, han asegurado que tendrán calma y se tomarán su tiempo en resolver las cuestiones derivadas del necesario paso de maquinaria de guerra electoral a partido asentado y estable.

- Del ciclo corto al ciclo largo: Aunque Podemos se presentó en sociedad a principios de 2014 e irrumpó en la vida política en las elecciones europeas, la formación morada nunca ha ocultado que su gran objetivo eran las elecciones generales. En los discursos de los de Iglesias apenas se vislumbraba nada más allá de estos comicios e incluso llegaron a advertir de la limitada ventana de oportunidad para romper el bipardismo. Este discurso cambió definitivamente el 26 de junio, aunque fue durante la campaña cuando Iglesias y Errejón verbalizaron la posibilidad de una etapa más allá.

El líder de Podemos define ahora este cambio como una nueva etapa en la que tenían que aceptar que los tiempos políticos no han ido lo rápido que les gustaría y que ahora les corresponde adquirir experiencia en la oposición. Normalmente, los dirigentes de la formación morada aseguran que tienen entre dos a cuatro años -dependiendo de si hay adelanto electoral- antes de tener opciones de gobernar, pero este lunes por primera vez Iglesias quiso aplicar un tono más humilde al asegurar que no pueden asegurar el éxito de la transformación de Podemos. "Podemos estar gobernando en cuatro años o podemos darnos una hostia de dimensiones bíblicas", apuntó.

- La normalización y el sex-appeal: ¿Cómo convertirse en un partido de Gobierno sin asemejarse a las formaciones tradicionales? Pablo Iglesias ha asegurado que la transición interna de Podemos pasa por convertirse en un "partido normal" o un "ejército regular", lo que implica aceptar una burocratización de la organización e intentar consolidar un espacio ideológico definido y propio. El secretario general de la formación morada ha advertido que en este proceso perderán el "sex-appeal" que, según Iglesias, les ha caracterizado al ser un partido capaz de "patear" el tablero político.

"El Podemos que puede gobernar en España es otra cosa, más predecible, menos sexi, pero al mismo tiempo que genere menos incertidumbre y miedo", definió en la misma línea Errejón. La formación morada ya intentó para esta campaña dar una imagen de mayor seriedad e intentar alcanzar a sectores más adultos, pero, según el análisis de Iglesias, el miedo a que gobernaran se hizo mayor cuando las encuestas mostraron que ésta era una posibilidad real.

- El trabajo parlamentario: Cuatro meses en el Congreso de los Diputados ya le valieron a Podemos para empezar a preocuparse por los efectos de la dinámica parlamentaria. Según ha reconocido Errejón, el trabajo de diputados está diseñado para minimizar las diferencias entre distintos partidos, pero además él número dos de Podemos ha señalado que esta legislatura en concreto ha servido para obligar a situarles en un terreno más similar al marcado por el eje de izquierda-derecha (empezando por la propia disposición física en el Hemicilo). Los dirigentes de la formación morada ya habían manifestado que tenían que luchar por no ser absorbidos por la burbuja del Congreso, no alejarse de la calle y evitar dar una imagen demasiado similar al resto de formaciones parlamentarias.

- Las confluencias: Otro reto para Podemos es llevar a cabo su transformación y ser capaz al mismo tiempo de seguir siendo el núcleo articulador de las diferentes confluencias. Pablo Iglesias ha vuelto a reiterar que en el futuro de la formación sigue contemplando la fórmula Unidos Podemos y, por lo tanto, la suma con IU. La formación morada ha intentado minimizar el debate interno sobre la coalición, a pesar de que Errejón se manifestó claramente en contra de la confluencia a nivel estatal con IU argumentando que había demostrado que restaba en vez de sumar. Sin embargo, el secretario político de Podemos ha llegado a condeder que considera que Alberto Garzón sí es una persona que suma y, de hecho, ha añadido que la incorporación del actual líder de IU en las listas ha podido ayudar a convencer a votantes de IU para que apoyaran a Unidos Podemos. La objeción de Errejón se centra más en tener que aceptar toda la 'mochila' de IU y en desviar el discurso de Podemos de la transversalidad.

- La vía socialdemócrata: La incoporación de la etiqueta 'socialdemócrata' al discurso de Podemos ha sido uno de las hipótesis incluidas por la formación en el estudio que están realizando para determinar las causas de los resultados electorales. Sin embargo, Iglesias ya ha descartado que el problema estuviera en el programa electoral y ha rechazado la idea de que se tengan que 'radicalizar' para tener un hueco propio. Durante la conferencia de la Universidad Complutense, Iglesias se refirió a esto cuando aseguró que a nivel internacional tenían que lograr alianzas con partidos socialdemócratas a pesar de que estas formaciones les "escupan" y "les insulten".

En referencia al PSOE, el líder de Podemos ha concedido que el partido de Pedro Sánchez ha logrado aguantar como segunda fuerza política y que, por tanto, continuará siendo una formación relevante en la política española. Sin embargo, Iglesias ha vaticinado que, si logran fortalecerse, en unos años los socialistas tendrán que considerar apoyar un Gobierno de Unidos Podemos.

- Las bases: En realidad se trata de retomar la tarea que ya inició Pablo Echenique cuando fue nombrado secretario de organización y que tuvo que ser pospuesta de nuevo por la repetición electoral. El plan de Echenique para 'atarse los cordones' ya incidía en la necesidad de trabajar con tiempos más calmados, en este caso para asegurar una reconstrucción organizativa más estable. Este lunes, Errejón ha destacado que se tendrá que abrir un debate sobre cómo adaptar la visión plurinacional al nivel interno para desarrollar una estructura de partido federal o confederal atendiendo a las diferencias entre territorios. Además, el secretario político ha planteado la urgencia de multiplicar los cuadros dirigentes y los liderazgos más allá de los cargos formales, y ha reconocido que hay que revertir la dejadez que han tenido con los círculos con en tiempos de guerra electoral. Esto también estaba contemplado por Echenique, que ya había planificado un proceso de reconexión con las bases del partido que sirviera además para movolizar a los simpatizantes menos activos y para feminizar el perfil de militante de Podemos.

Muchos de estos debates no se podrán solucionar definitivamente hasta que Podemos convoque su congreso extraordinario, el primero de estas características tras la asamblea fundacional de Vistalegre que fue celebraro en octubre de 2014. La formación morada ha confirmado que celebrarán este evento interno antes del plazo de un año, pero de momento todavía se niegan a ponerle fecha.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • 6 retos que se plantea Podemos para convertirse en un "partido normal"

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    41885 | Ciudadano - 05/07/2016 @ 10:58:29 (GMT+1)
    ¿Podemos?....esos son los que un día dice que son anticapitalistas, otro comunistas y otro socialdemócratas?...a no, es verdad, que son las 3 cosas a la vez, dividido entre menos 2 y elevado al cubo por 27....ahhh.
    Que curioso, ya no hablan de los desahucios ni de los desahuciados, y de "meterle" mano a los privilegios de la iglesia menos.
    Ahora solo hablan, de querer prohibir la tauromaquia...uhmmmm..estos chiquillos son cuanto menos curiosos.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.