www.diariocritico.com

Ciudadanos ve fricción con el PP en la lucha contra el fraude y otras medidas económicas

Ciudadanos ve fricción con el PP en la lucha contra el fraude y otras medidas económicas

> Los partidos ya han cerrado 50 puntos sobre economía, pero han "aparcado" algunos asuntos relevantes

martes 23 de agosto de 2016, 14:52h
La negociación entre PP y Ciudadanos avanza pero los partidos han decidido "aparcar" de momento algunos de los temas más espinosos. La formación naranja ha apuntado que todavía no se han cerrado aspectos importantes para ellos como la lucha contra el fraude, la reforma de los autónomos o el contrato único. El PP ha reiterado que no hay ningún punto que no se pueda solventar y ha anunciado que ya han cerrado 50 medidas sobre economía.

La segunda reunión de contenidos entre PP y Ciudadanos ha tenido como foco central las políticas de bienestar, es decir la educación y otras medidas sociales, principalmente. Sin embargo, todavía quedan discrepancias importantes en el primer bloque, el dedicado a la economía y empleo, según ha contado el vicesecretario de Ciudadanos, José Manuel Villegas.

El dirigente de la formación naranja ha comparecido durante el mediodía de este martes, mientras la reunión continuaba en el Congreso de los Diputados. La versión de Ciudadanos es que se están produciendo avances, pero que todavía no hay resultados "consolidados", ya que, de momento, están tratando las coincidencias y "aparcando" las discrepancias.

Desde el PP, Fernando Martínez-Maíllo ha asegurado que sigue siendo "moderadamente optimista" y ha anunciado que ya se han acordado 50 puntos sobre economía.

Las discrepancias de C's

Villegas ha precisado que consideran puntos importantes el establecimiento del contrato único, aunque ha dado a entender que contemplarían una solución diferente siempre que se enfocara en la lucha contra la dualidad del mercado laboral.

También faltaría por cerrar un acuerdo sobre la reforma del régimen de los autónomos, donde Ciudadanos propone que no se paguen las tasas hasta que no se empiecen a percibir ingresos y que se eliminen trabas burocráticas.

En cambio, sí hay avances ya en el compromiso de no subir impuesto y en el de bajar el IRPF, aunque todavía falta por debatir si la rebaja se produciría este año o en un plazo más largo.

Relacionado con el ámbito fiscal, Villegas también ha asegurado que ve "puntos de fricción" sobre las medidas de lucha contra el fraude. En este sentido, el dirigente de Ciudadanos ha recordado que lo que ellos reclaman es que se devuelvan los 2.800 millones de euros que el Gobierno perdonó a las personas que se acogieron a la amnistía fiscal.

El objetivo que persigue la formación naranja con esta medida es doble ya que esos ingreso no sólo servirían para costear otras partidas sino también para acabar con la idea instalada entre la ciudadanía de que existe impunidad para los defraudadores.

Imputados

Mientras se desarrollan las negociaciones, todavía existen dudas en referencia al pacto anti-corrupción firmado el pasado viernes por PP y Ciudadanos. En concreto, se dan versiones distintas sobre el primer punto, que establece la obligación de separar a los cargos públicos imputados por delitos de corrupción.

Villegas ha aclarado que la exigencia hace referencia a cargos del Gobierno, del Congreso o del Senado nada más y que está delimitado lo que consideran corrupción política. Esto es, sería sólo para casos de un enriquecimiento ilícito personal o de financiación ilegal de partidos, no en situaciones de mala praxis.

La discrepancia principal se produce en cuándo hay que empezar a aplicar esta condicón, que depende sólo de la voluntad política y no tiene que esperar necesariamente a ningún desarrollo legislativo. Ciudadanos considera que ya está vigente, mientras que PP asegura que sólo entrará en funcionamiento a partir de que se forme un Gobierno.

Sin embargo, Maíllo ha aseverado este martes que la concreción de este puntos se tiene que tratar también dentro de las negociaciones de esta semana. Precisamente, este miércoles cuando continúen las negociaciones se empezará a tratar el bloque de transparencia y lucha contra la corrupción.

La duda cobra relevancia ya que actualmente el PP tiene un diputado nacional, Oscar Clavell, que se encuentra procesado por presuntos delitos de prevaricación, malversación y fraude durante la etapa que fue alcalde.

Los otros apoyos

Aunque el acuerdo entre Ciudadanos y PP esté avanzando, Mariano Rajoy sigue sin sumar los apoyos necesarios para tener éxito en el debate de investidura, que ya está fijado para la semana que viene.

Maíllo ha confirmado que, en principio, el presidente en funciones no volverá a intentar contactar con Pedro Sánchez hasta que se avance más en la negociación con Ciudadanos. Esto le dejaría un margen mínimo, ya que previsiblemente hasta el final de esta semana no se sabrá si los populares han conseguido el 'sí' de la formación de Rivera.

Ya casi a la desesperada, el dirigente popular ha recordado a Sánchez que una abstención no equivale a un apoyo y que sería compatible con su deseo de ser el líder de la oposición.

El PP tampoco está teniendo suerte con el PNV, que ha asegurado que su 'no' a Rajoy es "innegociable". Maíllo ha asegurado que esta postura de la formación vasca también favorece el bloqueo. "Parece que está más preocupado por sus datos electorales en el País Vasco", ha comentado.

Por su parte, Villegas ha bloqueado ya la opción de sumar al PNV, al asegurar que cualquier contrapartida que pueda pedir la formación vasca sería "incompatible" con el acuerdo. Y, aunque aún no se han tratado esos puntos, el dirigente de Ciudadanos ha adelantado que el documento firmado con el PP incluirá la prohibición de realizar referéndums territoriales y la defensa de la unidad de España.

Por otra parte, Maíllo ha anunciado que este jueves se producirá una negociación de contenido con Coalición Canaria para sumar el escaño de Ana Oramas a los apoyos a la investidura de Rajoy.

El encuentro de este martes entre PP y Ciudadanos se produce después de una jornada dedicada a la economía y el empleo. Los dos partidos estuvieron más de 6 horas reunidos presencialmente en el Congreso, pero, tras finalizar a las 20:30, siguieron hablando e intercambiando documentos hasta la 1 de la madrugada.

La reunión de la mañana ha durado unas tres horas y media y por la tarde los equipos se dedicarán a intercambiar documentos y a intentar cerrar puntos pendientes, de nuevo de forma no presencial.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios