www.diariocritico.com
Adriana Lastra (PSOE)
Ampliar
Adriana Lastra (PSOE) (Foto: PSOE)

Cuando UPN-PP negociaban con HB en Navarra, ETA estaba en activo

miércoles 08 de enero de 2020, 08:51h

PP, Vox y Ciudadanos se han echado encima de los socialistas por conseguir la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno con la abstención de Bildu. "Asesinos" llegaron a gritar algunos diputados a la portavoz abertzale, Mertxe Aizpurua, durante su intervención en el Congreso el pasado domingo.

Intentos de deslegitimar el resultado de las urnas que obviaban el propio pasado negociador de la derecha no ya con Bildu, una formación legal, sino con la ilegalizada en 2003 Herri Batasuna (HB) considerada el brazo político de ETA cuando la banda terrorista estaba en activo.

Así lo recordó la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, en la primera sesión del debate de investidura tirando de hemeroteca.

Desde la tribuna mostró una información de 'Noticias de Navarra' que daba cuenta de las negociaciones del gobierno foral de 1993, entonces liderado por Juan Cruz Alli y Miguel Sanz (UPN-PP), con el grupo de HB que contaba con 6 escaños en el parlamento regional para sacar adelante los Presupuestos.

Unas negociaciones que se llevaron a cabo en el propio Palacio de Navarra con fotógrafo incluido que dio cuenta de la reunión entre el entonces presidente, Juan Cruz Alli, y el vicepresidente, Miguel Sanz, con los parlamentarios de HB Mauricio Olite, Patxi Zabaleta y de Adolfo Araiz.

Han pasado casi 27 años desde aquella instantánea. Mucho ha llovido desde entonces. La banda terrorista anunció el cese definitivo de la violencia el 20 de octubre de 2011 y seis años después se disolvió. Sin embargo, en aquel momento, en 1993, ETA asesinó sólo aquel año a 14 personas. No fue impedimento para tratar de sacar las cuentas adelante.

En aquella ocasión, la derecha regionalista no llegó a cerrar el acuerdo, pero no por falta de voluntad. Había que "sondear" todas las opciones, recordó el propio Cruz Alli en el citado diario.

Finalmente, HB consideró insuficientes los "miles de millones de pesetas" que se ponían sobre la mesa para negociar el apoyo parlamentario, tal y como rememoró Araiz, hoy diputado de Bildu. Eso sí, no fue la única vez que se sentaban juntos a la mesa. También hubo diálogo "para Leitzaran o la pacificación, y en algunos casos para cuestiones que fueron fructíferas", recordó Araiz.

En aquellos años duros del terrorismo, las negociaciones de UPN-PP con HB estaban normalizadas con la celebración de varias reuniones en la sede gubernamental aunque no fueran sus socios prioritarios.

Dos años antes, en 1991, año que ETA asesinó a 46 personas, Cruz Alli fue nombrado presidente navarro precisamente gracias a que se HB en esa ocasión decidió facilitar el cambio por los casos de corrupción del PSOE. La distribución de escaños (UPN, 20 diputados; PSN-PSOE, 19; HB, 6; EA, 3; e IU, 2), facilitó que el voto en contra de HB al candidato socialista hiciera presidente de Navarra a Cruz Alli por liderar la lista más votada.

Eso sí, no consta, en ningún caso -igual que ocurre ahora con la investidura del presidente del Gobierno- que UPN-PP negociara el voto con HB para salir investido, pese a las afirmaciones que hizo Sánchez desde la tribuna.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios